Jueves 24 de abril 2014   |   Contáctenos
REVISTA

Maduritas sexys y talentosas

Las mujeres mayores en el Hollywood de hoy
El talento y la belleza no están disociados del éxito y mucho menos de la edad.
(1)
Maduritas sexys y talentosas

 

En un mundo tan salvaje como el de Hollywood, la belleza siempre ha sido la herramienta principal para destacar pero no necesariamente para perdurar en el tiempo.

Cientos sino de miles de hermosas mujeres han intentado sobresalir e ingresar a la categorías de luminarias a base de sus cuerpos, voluptuosos como el de Marilyn Monroe o muy delgados como el de Megan Fox.

Otras, en cambio, renegaron de este estereotipo y se negaron a verse rebajadas a meros pedazos de carne puestos en exhibición para ser imanes de taquilla. Allí tenemos casos como los de Betty Davis o Katherine Hepburn.

Sin embargo, con el paso del tiempo ha surgido un grupo de actrices ya mayores y muy talentosas que han señalado que tanto el cerebro como el cuerpo forman parte de un todo y que estos dos elementos no pueden estar disociados en la industria cinematográfica del siglo XXI. Es decir, que las neuronas no anulan las curvas y viceversa.

A continuación les presentamos tan solo un ramillete de extraordinarias actrices que con el paso de los años no solo han ganado experiencia sino también una vejez digna y sin el abuso de botox y las cirugías. ¿Quién puede decir que las arrugas no hacen lucir sexys?

HELEN MIRREN

A sus 66 años, la actriz británica ha sido elegida como mejor cuerpo del año por una encuesta del gimnasio L.A. Fitness, en California, superando a la modelo Elle McPherson y la diva latina Jennifer Lopez.

La ganadora del Oscar por su papel en La Reina ha posado desnuda cubriéndose solo con la bandera británica para la última edición de la revista Esquire y ha defendido su derecho a no pintarse las canas porque las considera no solo sexys sino un símbolo de sabiduría. “Las llevo con orgullo aunque a no todas les queda bien”, dijo.

SOFÍA LOREN

Ha sido el mayor símbolo sexual que ha dado Italia en toda su historia y hasta ahora no hay señales de que alguien la reemplace. A pesar de su magnetismo sexual, en la gran pantalla solo hizo un desnudo –de la cintura para arriba– durante el rodaje de la cinta Dos noches con Cleopatra en la década de los cincuenta y después dijo nunca más.

“Nunca renegué de mi físico, al contrario lo exploté, pero no al punto que la gente viera solo mis pechos. Quería ser escuchada también en el escenario”, dijo una vez esta italiana que conoció la pobreza extrema al finalizar la Segunda Guerra Mundial.

Al final, su filosofía dio resultados al ser premiada en cinco décadas de carrera con más de 50 premios internacionales, entre ellos dos premios Oscar (uno de ellos honorífico), un premio BAFTA y siete Globos de Oro.

DIANE KEATON

Su rostro angelical cautivó a la platea en la década de los setenta al punto que Woody Allen la convirtió en una de sus musas. En 1977 ganó el Oscar como mejor actriz por su soberbia actuación en Annie Hall y de allí todo fue éxito al punto de ser una de las pocas actrices que tiene más películas colocadas en la lista de las 100 grandes cintas del siglo XX del American Film Institute.

En el 2003 dejó a millones con la boca abierta al interpretar a una escritora que se realiza sexual y sentimentalmente con el playboy de Jack Nicholson en Alguien tiene que ceder. La escena en la cama con su viejo colega y amigo y el tensiómetro ya es un clásico del cine.

ISABELLA ROSELLINI

Lleva en sus genes lo mejor del cine. Su madre fue la legendaria actriz Ingrid Bergman y su padre el maestro y director Roberto Rosellini. Comenzó siendo la “hija de” para ser una de las mejores actrices de los últimos años.

Por 14 años fue el máximo ícono de la belleza de la compañía Lancome pero todo cambió con el estreno de la película Terciopelo Azul en 1986.

Dicen algunos que en algún momento llegó a maldecir su belleza pero con el paso de los años se ha reconciliado. “Ya no tengo la obligación de contentar y obedecer a todo el mundo y eso se refleja en mi trabajo”, dijo años atrás la actriz que se ha visto inmersa en proyectos independientes de alta calidad.

MERYL STREEP

A sus 62 años, puede decirse que es la actriz más talentosa de la industria. Lo ha ganado absolutamente todo y cada vez que se le pregunta por la clave de su éxito solo atina a decir: “Paciencia, perseverancia y suerte”.

Sobre las actrices jóvenes ella reconoce que las hay y muy talentosas aunque siente pena por la presión que ejercen los medios.

“Los actores jóvenes consumen todo su tiempo en preocuparse por el aspecto que tienen, en lugar de pensar en sus personajes”, dijo una vez en una entrevista.

Puede decirse que envejece con gracia y aunque no es amiga del bisturí, no tiene en reparos en decir que puede hacerse retoques si considera que los necesita para verse bien en la pantalla grande. Sin exagerar, por supuesto.

JANE FONDA

A sus 73 años decidió posar con un sensual vestido negro para la revista Harper's Bazaar. Fue sex symbol, activista política, reina de los aeróbicos y leyenda del cine.

Ella asegura que es más cerebro que cuerpo pero el que tiene lo cuida como oro en polvo. Su más grande temor es quedar disminuida por alguna enfermedad y cree que es una obligación que cada uno cuide su físico que es, al final, el depósito del alma.

Participa:
COMENTARIOS
1 comentarios      
yo sólo le chupo el culo a alan garcia
12 de agosto 2011
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |