Banner Tuvivienda
Domingo 26 de junio 2022   |   Contáctenos
REVISTA

La princesa Letizia en Lima

Realeza española afianza vínculos con Perú
La visita oficial de los príncipes de Asturias ha motivado que la noticia más comentada en el país y en el exterior sea la afición de la princesa Letizia por reciclar su guardarropa. Escogió esta ocasión, como muchas otras, para demostrar que no hace falta ostentar ni estrenar siempre un atuendo carísimo para ser considerada una dama elegante, muy por el contrario.
(0)
La princesa Letizia en Lima

Letizia Ortiz Rocasolano tiene 38 años y desde su matrimonio con el príncipe de Asturias y heredero al trono español, Felipe de Borbón, es parte de la realeza española ostentando los  títulos de Princesa de Asturias, Gerona y Viana, Duquesa de Montblanc, Condesa de Cervera y Señora de Balaguer.

Se convirtió en madre de las sucesoras de la corona española, las pequeñas infantas Leonor y Sofía, y su llegada al Perú ha provocado en la prensa la natural e incisiva curiosidad por conocer o recordar detalles de su vida antes de ser tratada como Alteza Real. Desde su vestuario hasta su modo de caminar, su estilo que no cabe duda es cuidadoso hasta cuando pierde el rumbo del protocolo, como infortunadamente sucedió en la visita a Palacio de Gobierno en su primer día en nuestro país.

Los hechos transcurrieron así: el príncipe Felipe fue conducido hacia las tropas de Palacio, por un edecán, para amablemente pasar la revista correspondiente como visitante ilustre que es, mientras que la princesa fue llevada en un equívoco absoluto del protocolo y las formas por detrás del estrado de la prensa cuando lo que debió hacer es caminar en paralelo con su esposo. El erróneo camino tomado por la princesa la llevó a terminar junto a la delegación española que acompañaba la visita, para que segundos después lograra alcanzar a Felipe en la puerta principal de Palacio.

Al notar el presidente Alan García este desventurado momento vivido por su ilustre invitada, rompió el protocolo y la guió de la mano hacia las tropas y la hizo pasar revista también a ella, acto que para nada estaba contemplado en la ceremonia pero que buscaba salvar la incómoda situación.

Esta anécdota es solo una muestra, seguramente, de lo que debe haber significado para una periodista convertirse en parte de ese mundo lleno de formas, interminables compromisos sociales y fastuosos modos de comportarse.

Letizia Ortiz se formó en la Universidad Complutense de Madrid, en la Facultad de Ciencias de la Información. Fue una periodista premiada y reconocida por su importante trayectoria. Siendo muy joven, recibió en el año 2000, con 28 años, el Premio Larra que concede la Asociación de la Prensa por su trabajo como Mejor Periodista menor de 30 años.

Es decir, tenía una carrera tremendamente ascendente, de la prensa escrita, que ejerció en prestigiosos diarios como ABC, La Nueva España y para la Agencia EFE. Saltó a las pantallas de televisión donde su popularidad fue definitiva. Con audiencias de cuatro millones de personas colaboró en exitosos noticiarios e informativos españoles.

Una mujer decidida, deliberadamente profesional y capaz, hija de un periodista y una enfermera, se abrió paso teniendo como armas su talento y determinación. En 1999, contrae matrimonio civil con un ex profesor, Alfonso Guerrero, después de una larga relación de 10 años; sin embargo, la feliz unión solo duró un año, divorciándose irremediablemente en el 2000, dos años antes de conocer al príncipe Felipe de Borbón.

VIDA DE PRINCESA

La agenda que la pareja real cumple en Perú es apretadísima: cenas, reuniones, honores por aquí y por allá... Desde que en 1996, Felipe de Borbón asumió la representación de España como Estado, juega un papel muy importante en el afianzamiento de los vínculos de su país con el mundo, y en especial con los países de habla castellana. Es por ello que su apuesta por la lengua y el desarrollo de la cultura es uno de los fines de sus visitas. La responsabilidad de fortalecer las relaciones económicas y comerciales también recae sobre sus hombros, en un modelo de monarquía más moderna, productiva y proactiva.

Letizia Ortiz es la compañera que el príncipe eligió hace ocho años para ayudarlo en esta tarea. Ella se ha ganado el aprecio de los españoles y la admiración de muchos. Con detalles como el de reciclar su vestuario en ocasiones protocolares, demuestra una sencillez más que evidente. En la visita a Palacio de Gobierno y la cena que después les organizaran en su honor, lució dos trajes del reconocido diseñador español Felipe Varela que en anteriores oportunidades había lucido.

Letizia es una mujer natural, que disfruta del cine, tanto así que participó en un cortometraje titulado La llamada del ángel. Pasión que comparte con la musical como se pudo apreciar al ser captada en un concierto de la colombiana Shakira. En la fotografía, Letizia disfrutaba eufórica de la presentación e incluso se dio un cariñoso beso con su esposo, el príncipe Felipe, lo que causó el rechazo de cierto sector de la prensa que piensa que la realeza debe mantener sus expresiones de afecto en la intimidad, a la antigua.

Su llegada al Perú no solo provocó, también, el beso caballero de Alan García en la mano de la princesa, sino la posibilidad de conocer un poco más de la futura reina de España, la princesa Letizia con zeta.

Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan