Banner Tuvivienda
Sábado 02 de julio 2022   |   Contáctenos
REVISTA

Natalie Portman: talento judío

Joven actriz es la favorita para ganar el Óscar
Su actuación en Cisne Negro ha sido calificada de magistral por la crítica internacional.
(2)
Natalie Portman: talento judío

Alguien dijo una vez al admirar su belleza que Dios estuvo inspirado el día que fue concebida. Y debe ser cierto, porque Natalie Portman no es una chica más en el difícil mundillo de Hollywood, frívolo y competitivo a la vez.

Es quizá la artista más hermosa y talentosa de su generación. A sus cortos 29 años ya ha ganado dos Globos de Oro como Mejor Actriz y es más que fija para ganar su primer Óscar este domingo en lo que sería su consagración profesional.

Sería también la primera vez que una actriz de nacionalidad israelí se lleva la estatuilla dorada lo que supone un duro golpe para los activistas pro palestinos y árabes que tienden a aguar la fiesta cuando algo no es “políticamente correcto”.

El ser una israelí, aunque cueste creerlo, no es la mejor presentación para una chica que quiere triunfar en la pantalla grande. Judías sí las hay y por montones en Hollywood, pero israelí ya es otro cantar.

Nacida en 1981 en la ciudad más santa del mundo, Jerusalén, Nat vino al mundo bajo el apellido Hershlag. Su padre, Avner, era un reconocido doctor y su madre una afamada artista descendiente de judíos rumanos, los pocos que pudieron sobrevivir a la barbarie nazi del Holocausto.

Aunque a lo largo de su vida ha evitado hablar sobre la Shoa, Natalie asegura que siempre se considerará una sobreviviente pues ella ha tenido la oportunidad de vivir cosas maravillosas que sus antepasados nunca siquiera imaginaron. “Como judía los tengo presente siempre. No solo por mi familia sino porque se trata de mi pueblo, de mi fe”, declaró una vez en una entrevista al diario The New York Times.

A los tres años y en búsqueda de mejores oportunidades, Natalie y sus padres llegaron a Estados Unidos y se instalaron en Nueva York, tan grande, tan bulliciosa, tan distinta a su amada Jerusalén.

En su infancia y en la Gran Manzana cursó estudios de danza. A los 11 años y mientras estaba comiendo en una pizzería neoyorquina fue descubierta como modelo, pero no duró mucho por su pequeña estatura –solo 1.60 m–.

Desde muy niña supo que su vida estaba en el mundo artístico por lo que no sorprendió que tuviera su debut cinematográfico a los 12 años cuando aceptó participar en El Profesional, del director francés Luc Besson, y que contó con las actuaciones de Jean Reno y Gary Oldman.

Las críticas fueron espectaculares: “¿Cómo se puede ser tan pequeña y tan talentosa?”, se preguntó un crítico de la época.

Más tarde intervino en títulos como Heat (1995) de Michael Mann, Beautiful Girls (1996) de Ted Demme, Todos dicen I love you (1996) de Woody Allen o Mars Attack! (1996), film dirigido por Tim Burton.

Sin embargo, su primera oportunidad de oro llegó en 1999 cuando decidió participar en el proyecto cinematográfico más ambicioso de tu tiempo: la nueva Trilogía de La guerra de las Galaxias.

Allí interpretó a Padme Amidala, que en las tres películas pasó a ser reina, senadora, esposa de Anakin Skywalker y madre de Luke y Leia. Lo curioso del caso es que ella aceptó el trabajo sin siquiera haber visto las primeras tres y clásicas películas. “No tenía idea de la historia”, dijo.

Fue en esos años que decidió también darse una pausa para estudiar psicología en la Universidad de Harvard en donde terminó con honores. Muchos la criticaron por dejarlo todo en el mejor momento de su carrera pero los calló al decir que “prefería ser una persona inteligente antes que una estrella de cine”.

A su regreso a Hollywood, y ya sin la tutela de sus padres, Portman prefirió personajes más adultos con una mejor aceptación de la crítica como Could Montain, Algo en común y Closer con la que obtuvo un Globo de Oro y su primera nominación al Óscar.

Otros títulos de su filmografía son la futurista V de Vendetta (2006), Los fantasmas de Goya (2006), película de Milos Forman en la que encarnaba a una musa del gran pintor aragonés, y la película Mr. Magorium y su tienda mágica (2007), film fantástico co-protagonizado por Dustin Hoffman.

Fue Ana Bolena en Las hermanas Bolena (2008), película que cuenta con la participación de Eric Bana como Enrique VIII y Scarlett Johansson como María Bolena.

En Brothers (2009), película dirigida por Jim Sheridan, interpretaba a la mujer de Tobey Maguire y la cuñada de Jake Gyllenhaal.

En el 2010 le volvió a llegar otra vez esa gran oportunidad de oro con Cisne Negro, una actuación que ha sido calificada como brillante y hasta magistral y que la ha hecho acreedora a premios como el Globo de Oro, el SAG, el Bafta y, de no mediar inconvenientes o una mala pasada de la Academia, el Óscar.

Además de su faceta como actriz cinematográfica, Natalie ha participado en obras de teatro (The Seagull) y ha escrito artículos periodísticos, muchos de ellos centrados en sus orígenes israelíes.

Al ser preguntada sobre si el triunfo de esa noche le quitaba el sueño, Nat, con su estilo tan sencillo aseguró que prefería perder el tiempo en otras cosas más importantes.

¿Es que acaso la actuación, que es su pasión, no es lo más importante de su vida?  “No y mil veces no. Es muy fundamental pero no lo abarca todo”, dice la actriz, quien se ha declarado un defensora de los derechos de los animales.

En el 2008 participó en la serie documental de la cadena de televisión Animal Planet titulada Gorilas de Ruanda donde, junto con especialistas, veterinarios y exploradores, viajó a dicho país africano para estudiar la situación de vulnerabilidad que viven esos grandes primates.

Otras de sus aficiones son los idiomas: habla, aparte del inglés, japonés, hebreo, francés, árabe y chino.

Además, es embajadora de buena voluntad de FINCA, una organización de lucha contra la pobreza, lo que la ha llevado a ser comparada con otra estrella filantrópica como Audrey Hepburn.

Por último, aunque no menos importante, asegura mantener el contacto con su país y su historia y por ello se inscribió en un curso de medio año en la Universidad Hebrea de Jerusalén donde estudió Antropología de la Violencia e Historia de Israel.

Con todo esto, ¿alguien podría decir, acaso, que ella es una más del montón en Hollywood? Definitivamente no. Como ella, ninguna.

Participa:
COMENTARIOS
2 comentarios      
Yo la sigo desde El Profesional con Jay Reno y realmente me sorprendio la madurez de su actuación. Creo q ahi se forjó la actriz que ahora conocemos. Completo artículo Sergio, gracias por la informacion.
17 de febrero 2011
NO HAY OTRA NOTICIA QUE PUEDAN PUBLICAR??? OBVIAMENTE ELLA GANARA EL OSCAR...PERO DEJA YA EL LOBBIE ISRAELI YA MUCHO DAÑO TIENE EL ESTADO DE ERET´Z ISRAEL CON SU IMAGEN MUNDIAL PARA QUE SOBONEES CON ESTO INDIRECTAMENTE CLARO ESTA
23 de febrero 2011
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan