Banner Tuvivienda
Jueves 24 de septiembre 2020   |   Contáctenos
REVISTA

Shakira y Jennifer Lopez en guerra por American Idol

Suspenso en el reality más exitoso de Estados Unidos
Ambas son latinas y despampanantes, dos ingredientes que buscan los televidentes estadounidenses.
(2)
Shakira y Jennifer Lopez en guerra por American Idol

 

Algunos lo dieron por un hecho consumado pero lo cierto es que la colombiana Shakira todavía no está fija y menos aún la boricua Jennifer Lopez está del todo fuera de American Idol.

Los productores del reality más exitoso de la televisión estadounidense se jalan los pelos para definir de una vez a la jueza que acompañará al rockero Steven Tayler y al productor musical Randy Jackson en el trío más famoso e influyente de la industria musical estadounidense.

Este es, por lo menos, el panorama actual: tanto Jackson como Tayler tienen contratos con la cadena Fox hasta finales del 2012, pero J.Lo, que fue fichada tras la salida de Ellen Degeneres, en el 2010 solo firmó por una temporada.

Según fuentes cercanas a la bomba latina, ella no estaba segura de que su presencia aseguraría el éxito de un programa que lleva casi una década en la pantalla estadounidense y que ya empezaba a dar claros signos de desgaste: el rating iba en picada y, lo que es peor, las nuevas estrellas que salían del show rara vez brillaban como se suponía que pasaría.

Lopez, quien en los últimos años había tenido un desempeño bastante pobre en su carrera pues ya no era la sensación de la música anglo-latina ni mucho menos garantizaba millones en las taquillas de cine, creyó que podía ser una oportunidad de oro para mantenerse vigente pero sin arriesgar demasiado.

A pesar de la renuencia de su esposo Marc Anthony, a quien no le gustaba que su mujer pasara tantos meses en Los Ángeles –que es donde se graba el show– mientras él y sus hijos tenían su hogar en Nueva York, ella firmó con la FOX.

Sin embargo, tantas idas y venidas en un avión para no sentir el impacto de la distancia valieron la pena. Lopez rápidamente se ganó la simpatía de la audiencia y los índices de sintonía subieron como la espuma.

Su experiencia como cantante y bailarina, además, de su origen humilde, hicieron de ella la jueza perfecta que podía entender el deseo de triunfar de los novatos participantes en un medio tan difícil como el de Hollywood.

La química con los otros jueces también fue importante. Los tres se respetaban y no había puyas como en las temporadas pasadas lo que permitió al programa concentrarse básicamente en los chicos y sus talentos, como fue la idea desde un principio.

Estos días, sin embargo, la situación es distinta. A poco de cumplir su contrato, Lopez dio a entender que no renovaría pero muchos pensaron que se trataba de una estrategia lógica para subir sus bonos en la negociación.

Aunque no hay una confirmación de la producción, algunos deslizan que Lopez no estaba satisfecha con el sueldo de US$ 12 millones que cobró por la temporada pasada, un monto que podía cobrar en sus años de gloria por una sola película de pocas semanas de grabación.

En estos meses también se dio un factor decisivo en su carrera: gracias al impacto de American Idol, su última canción, On the floor, que grabó junto al rapero de origen cubano Pitbull, se convirtió en un hit mundial y hasta desbancó a la mismísima Lady Gaga del reinado de YouTube.

Lopez no dominaba los charts internacionales desde hacía varios años y se convenció que aún podía resucitar una faceta que creía acabada. Si vuelve a American Idol, este progreso que se enmarca con la grabación de su álbum Love? podría quedar en una anécdota, algo que ella no desea.

Ya con las cartas expuestas sobre la mesa, Lopez todavía no está del todo convencida de que sea una buena idea regresar al programa por lo que los productores están barajando un plan B, es decir, encontrar a una sustituta.

Algunos hablaron de contratar a la cantante de country Shania Twain, pero otros creen que la FOX seguirá apostando por un perfil lo más parecido al de Lopez: una mujer latina y que goce de credibilidad. Por lo pronto, ya surgió un nombre que puede estar a la altura de las circunstancias como es el de la colombiana Shakira.

La barranquillera tiene la experiencia necesaria para aconsejar de canto –por algo es la artista latina más exitosa de estos tiempos– y es lo suficientemente conocida en Estados Unidos como para lograr captar la atención de la audiencia.

El problema es que la intérprete del Waka Waka no tiene esa malicia ni la experiencia de J.Lo para dominar un público tan complejo como el estadounidense en la televisión.

Lopez, no hay dudas, es ante todo una mujer empresaria preocupada en ganar no solo dinero por su música y su actuación, sino también por sus productos y mercadotecnia. Ella, con los años, sabe regularizar el impacto de la prensa sensacionalista mientras Shakira solo sabe desenvolverse mejor en el mundo de la música.

Lo que es peor, aceptar trabajar en American Idol la alejaría de España, más concretamente de Barcelona, donde actualmente radica para estar cerca de su actual pareja, el jugador del equipo azulgrana Gerard Piqué.

Todavía no hay una respuesta final pero Shakira está que deshoja margaritas mientras la FOX todavía sueña con mantener a Lopez como jueza. “Lo importante es que el programa y el público salgan ganando”, dijo uno de los productores al canal E! Corren las apuestas para ver quién termina por imponerse.

Participa:
COMENTARIOS
2 comentarios      
quiero tener un culazo como el de jenifer pero me pica el culo de los oxiuros
11 de julio 2011
TE PICA DE NO BAÑARTELO SUCIA
17 de agosto 2011
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |