Viernes 19 de julio 2019   |   Contáctenos
REVISTA

Cien años de Machu Picchu

La celebración del Perú
¿Qué significa Machu Picchu para el Perú? Esa es la pregunta del momento. Una ciudadela inca que nos ha permitido salir al mundo como una maravilla digna de admirar, una construcción que deja ver la magnificencia de una civilización privilegiada. Hoy a 100 años de su descubrimiento científico, el Perú celebra y Cusco es la mejor noticia del día.
(2)
Cien años de Machu Picchu

 

Piedra sobre piedra, así está hecha la ciudadela Machu Picchu, infinitas piedras y formas que dispuestas de una manera casi mágica muestran de lo que fuimos capaces de hacer y lo que tenemos por descubrir.

 

Mandada a construir por Pachacútec en el siglo XV, según documentos encontrados de la época, fue usada como una casa de descanso para el mandatario inca. Una obra de altísima prolijidad arquitectónica que ha logrado enamorar a propios y extraños, convirtiéndose en lo más atractivo del país.

 

Se encuentra localizada en la provincia de Urubamba, en el Cusco, y recibe a miles de turistas a diario quienes llegan desde el Perú y el extranjero, aunque las dudas sobre su verdadero origen y si Hiram Bingham lo descubrió o si fueron los campesinos y lugareños quienes lo guiaron hacia la ciudadela siguen vigentes. Lo importante hoy es que el reconocimiento de esta maravilla del mundo sirva de impulso para todo el potencial turístico que tiene el Perú.

 

Esta noche ocurrirá la histórica celebración central del centenario y será transmitida vía televisión a millones de espectadores, se podrá ver a Machu Picchu envuelta en un juego de luces espectaculares y un sonido que atravesará el canto del tiempo. Por la tarde el marco musical estará en voces de Los Jaivas, quienes cantarán Alturas de Machu Picchu. La exitosa y talentosa Tania Libertad también participará de la celebración.

 

Un homenaje que no hace más que encender las ganas de visitarla, de conocerla, de comprobar en carne propia todo aquello que la gente dice sentir al estar allí. Soy peruana y aún no conozco Machu Picchu, sé que hay muchos como yo que admiramos de lejos este misterio, pero después de tantos y tantos años de existencia de Machu Picchu, después de escuchar y leer sobre la energía poderosamente sanadora que habita ese lugar, es imperativo ir.

 

No permitir que las fábulas y relatos reemplacen a una experiencia que definen como única e incomparable. Cultores del arte y la ciencia han caído rendidos ante su inmensa presencia y solo hay algo que no dejo de pensar: ¿cómo se pudo levantar un monumento como Machu Picchu?, ¿por qué crecí escuchando que los peruanos no éramos emprendedores?, ¿cómo es posible que alguien al ver esta ciudadela no crea que todo es posible?

 

Interrogantes que anclan en las ganas de poder contemplar por largo rato esta maravilla de la humanidad, por sentarme a descansar cerca de ella y respirar ese aire diferente...

 

En el 2007 fue catalogada como una de las 7 Maravillas del Mundo y fue tras una fuerte campaña publicitaria y de marketing organizado que se pudo alcanzar esa meta. Ese mismo impulso que ha llevado a la gastronomía a batallar por alcanzar un sitio en la gastronomía mundial, es el mismo ímpetu que hace falta para echar a andar cada proyecto y potencial nacional.

 

No resulta curioso en esa lógica que el símbolo de la Marca Perú no sea Machu Picchu, porque justamente se trata de recrear ese ejemplo en otros lugares. Uniendo objetivos y uniendo sectores tanto privados y estatales para que las iniciativas no se pierdan en el camino o en la burocracia.

 

Entender que si creemos que somos ricos herederos de una cultura milenaria que aún no se ha acabado de conocer, algunos afirman que ni empezado, no se destruirá el patrimonio cultural; aceptar que si amamos lo nuestro se encontrará siempre el mecanismo para protegerlo y mostrarlo con legítimo orgullo.

 

Que esta fecha de fiesta sirva para celebrar los 100 años de Machu Picchu y para recordar que en el Perú tenemos mucho más aguardando su propio festejo.

 


(Machu Picchu) Foto: Karla De Rojas Guedes

Participa:
COMENTARIOS
2 comentarios      
De piedras se pueden hacer tesoros, no se necesita oro, sino imaginación y voluntad.
07 de julio 2011
De piedras se pueden hacer huevadas, no se necesita oro, sino imaginación y voluntad para robar como la banda de mi dios fujimori
07 de julio 2011
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |