Banner Tuvivienda
Sábado 02 de julio 2022   |   Contáctenos
REVISTA

RESCATE DE REHENES, 12 AÑOS DESPUÉS

Para no olvidar
Gracias a una casi impecable acción militar que apenas cobró la vida de un rehén y dos comandos, 12 años atrás las Fuerzas Armadas del Perú anotaron un punto a su favor al recuperar con vida a 71 rehenes de la residencia del entonces embajador de Japón, rescate que fue reconocido como uno de los más exitosos del mundo.
(0)
RESCATE DE REHENES, 12 AÑOS DESPUÉS

Sin embargo, esta operación denominada "Chavín de Huántar", que en un principio le sumó réditos políticos al entonces presidente Alberto Fujimori, recibiría años después numerosas críticas por la presunta ejecución extrajudicial de terroristas.

 

En aquel entonces no formaba parte del medio periodístico, pero como cualquier ciudadana no era ajena a los acontecimientos que mantuvieron en vilo al Perú y el mundo durante 126 días.

 

Fue al promediar las ocho de la noche de aquel 17 de diciembre de 1996, que 14 miembros del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) -comandados por Néstor Cerpa Cartolini, alias ‘camarada Evaristo’-, tomaron por asalto la residencia del embajador del Japón en el Perú, durante un evento que congregó a unos 800 políticos, empresarios, diplomáticos, militares y religiosos.

 

Se había iniciado la llamada ‘crisis de los rehenes’. De los 14 protagonistas, apenas tres de ellos superaban los 30 años de edad, uno de ellos el líder emerretista que en aquel entonces contaba con 43 años. El resto no pasaba de los 21 años de edad.

 

Ese mismo día y en el transcurso de los siguientes, los subversivos liberaron a la mayoría, quedándose con 72 rehenes. A cambio de entregarlos sanos y salvos, exigieron la liberación de 465 miembros del MRTA que se encontraban encarcelados por delitos de terrorismo, incluida la estadounidense Lori Berenson y Nancy Gilvonio, esposa de Néstor Cerpa.

 

Durante el tiempo que duró la crisis, el Perú se convirtió en el centro de atención del mundo entero. Periodistas de todo el mundo acamparon día y noche en las afueras y alrededores de la residencia durante los largos cuatro meses que duró el secuestro.

 

Desde el inicio, Fujimori se mostró reacio a ceder a los pedidos de los terroristas aunque expresó su disposición a explorar una solución pacífica a la situación. Así, mientras el gobierno mantenía frente al mundo negociaciones con los rebeldes, 142 militares elegidos cuidadosamente eran fuertemente entrenados en una réplica de la residencia.

 

Debajo de la verdadera residencia se construyeron túneles que simulaban los templos de la cultura Chavín, por donde ingresó un grupo de los denominados ‘comandos’. Las negociaciones se encontraban en un punto muerto y la rutina de los secuestradores era conocida al milímetro gracias a cámaras de video y micrófonos que fueron introducidos secretamente.

 

Pasadas las tres de la tarde del 22 de abril de 1997, una fuerte explosión dio inicio a la operación, volando el piso del salón principal en donde un grupo de rebeldes jugaba futbol. Los 142 comandos irrumpieron sorpresivamente ejecutando en el lugar al total de subversivos y rescatando a los rehenes.

 

Lo que en 71 hogares fue motivo de extrema felicidad, llenó de tristeza a los familiares del magistrado Carlos Giusti, quien fue el único rehén que no sobrevivió. Dos comandos también fallecieron durante la operación, el coronel Juan Valer Sandoval y el capitán Raúl Jiménez Chávez.

 

Se dice que la orden fue ‘entrar a matar’ a los subversivos. Algunas voces defensoras de los derechos humanos se levantaron para reprochar las presuntas ejecuciones extrajudiciales que –según algunos críticos- contrastaron con el ‘trato humano’ que el MRTA brindó a los rehenes.

 

Doce años después, entre críticas y alabanzas, siguen las dudas en el aire respecto a si verdaderamente los comandos ejecutaron a terroristas que entregaron sus armas y se rindieron ante los efectivos, obedeciendo las órdenes que recibieron y violando convenios internacionales sobre derechos humanos.

 

Eso no justifica de modo alguno la condenable y repudiable actitud del MRTA, porque nadie en su sano juicio podrá negar que en un mundo civilizado es inaceptable que un grupo de guerrilleros tome a la fuerza una residencia diplomática y prive de su libertad a personas que no condicen con sus ideas. La violencia no soluciona los problemas, venga de donde venga, solamente los agrava.

 

HABLAN LOS COMANDOS

 

"La guerra no ha terminado, seguimos haciendo nuestro trabajo a pesar de no contar con el apoyo total. Quisiéramos tener un mayor respaldo para luego no ser acusados de violaciones a los derechos humanos. Estamos haciendo operaciones limpias y no tenemos ningún problema en que los representantes del Ministerio Público nos acompañen". Comando Carlos Tello.

 

"Es terrible que después de haber dado tanto por la patria seamos acusados, ¿qué pasa? A veces no nos entienden, damos mucho pero... Solo esperamos que termine esta persecución, este dolor de cabeza". Comando Alfredo Tackas Cordero.

 

"No hay un total reconocimiento de la operación como ha dicho el vicepresidente (Luis Giampietri). Hay intereses particulares (de ONG), pero nosotros seguimos adelante. Y si hubiera que participar en otra operación, lo haría nuevamente. Comando Eliseo Rodríguez.

 

CRONOLOGÍA

 

17-12-96: Miembros del MRTA toman la residencia del embajador de Japón con casi 800 invitados. Rápidamente liberan alrededor de la mitad de ellos.

20-12-96: Liberan a 38 rehenes.

21-12-96: Fujimori afirma que estudiaría una salida no violenta si los guerrilleros deponen las armas y liberan a todos.

22-12-96: Liberan a 225 rehenes.

24-12-96: Liberan al embajador de Uruguay después de que su país excarceló a dos miembros del MRTA.

25-12-96: Un diplomático japonés es liberado por su delicado estado de salud.

26-12-96: Una explosión remece la residencia. El causante fue un animal que accionó una mina.

28-12-1996: El interlocutor gubernamental, el entonces ministro de Educación, Domingo Palermo, ingresa a la residencia por primera vez acompañado de Juan Luis Cipriani para sostener conversaciones directas con el MRTA. Los rebeldes liberan luego a 20 cautivos.

31-12-96: Camarógrafos ingresan a la residencia y entrevistan a Néstor Cerpa Cartolini, quien reafirma la demanda de liberar a los presos del MRTA. Horas después dejan salir a los embajadores de Honduras y Argentina.

01-01-97: Liberan a otros seis rehenes.

15-01-97: Los subversivos aceptan una propuesta gubernamental para crear una comisión de garantes.

06-03-97: MRTA suspende conversaciones con el gobierno tras denunciar que fuerzas de seguridad han construido un túnel para atacarlos por sorpresa.

12-03-97: Gobierno y MRTA sostienen décima ronda de conversaciones, la última reunión frente a frente.

22-04-97: Comandos irrumpen en la residencia.
Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan