Banner Tuvivienda
Lunes 08 de agosto 2022   |   Contáctenos
REVISTA

NEUMONÍA INFANTIL

Sinónimo de muerte
El neumococo es una bacteria capaz de causar enfermedades tan serias como la meningitis, neumonías, infección de la sangre y la otitis media. Sepamos cómo actuar frente el mayor causante de mortalidad infantil en el mundo.
(0)
NEUMONÍA INFANTIL

El neumococo (Streptococcus pneumoniae) es un microorganismo patógeno capaz de causar diversas infecciones y enfermedades en las personas, especialmente en los niños.

Esta bacteria reside en la nariz y en la parte trasera de la garganta en la mayoría de los niños, pero bajo ciertas circunstancias puede convertirse en un problema y causar enfermedades tan serias como la meningitis, neumonías, infección de la sangre y la otitis media.

Esto ha convertido al neumococo en un asesino silencioso, convive con nosotros y su proximidad hace que no reparemos en el peligro que representa. Nuestras preocupaciones se centran en enfermedades de nombres más pomposos, aunque menos letales si de porcentajes de mortalidad infantil hablamos. 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Unicef, esta enfermedad es la responsable de la muerte de aproximadamente dos millones de niños anualmente en todo el mundo.

Asimismo, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha manifestado su preocupación por el resultado obtenido: cada hora mueren dos niños menores de cinco años debido a alguna enfermedad vinculada al neumococo. La mitad de estas muertes pueden ser evitadas.

Sin embargo, esta cruda realidad no es ajena al Perú. Según datos del Ministerio de Salud (Minsa) se estima que entre enero y octubre han fallecido 386 personas como consecuencia de la neumonía bacteriana, siendo los principales afectados una vez más los menores de cinco años y las personas mayores de 65 años.

ENFRENTANDO AL ENEMIGO

El problema, denuncian las organizaciones, es que esta enfermedad ha permanecido relegada y a pesar de que existen vacunas y antibióticos de bajo costo con los que la mayoría de los casos podrían tratarse, no están disponibles en los países en desarrollo donde más se necesitan. Asimismo, la desinformación sobre la importancia de vacunar a los recién nacidos aporta su cuota para inflar la nefasta cantidad de muertes que se presentan cada año.

Por este motivo y con la esperanza de concientizar a los adultos del riesgo al que se ven expuesto los niños, la OMS y Unicef declararon el 2 de noviembre el primer Día Mundial de la Neumonía. La finalidad de una fecha conmemorativa es centrar la atención mundial en el peligro que representa esta bacteria.

LOS MÁS AFECTADOS

La neumonía es una enfermedad infecciosa grave que provoca una inflamación de los pulmones que puede ser causada por virus, bacterias u hongos. La OMS ha manifestado su preocupación, debido a que cada año hay unos 155 millones de casos de neumonía en el mundo, siendo las regiones más afectadas el sur de Asia, África subsahariana y América Latina.

Según manifestó a Generacción, el pediatra argentino Alejandro Cané: “La mayoría de los niños sanos pueden combatir la infección con sus defensas naturales. Sin embargo, cuando el sistema inmune se ve comprometido con otras enfermedades como la desnutrición, el sarampión o el VIH, los riesgos de contraer la neumonía y morir a causa de esta se incrementan de manera alarmante”.

En los niños menores de cinco años las causas más comunes de la enfermedad son las infecciones causadas por el neumococo Streptococcus pneumoniae y el Haemophilus influenza tipo B.

Existen vacunas efectivas y seguras que ofrecen protección contra estas dos infecciones, pero en muchos países en desarrollo estas todavía no se han incluido en los programas nacionales de vacunación.

La OMS y Unicef exhortan a los gobiernos a invertir en programas de prevención de neumonía. Frente a este desolador panorama, felizmente el Perú, es uno de los pocos países de la región que ha adquirido cantidades considerables de vacunas contra el neumococo.

La OMS y Unicef presentarán un Plan Global de Acción para Prevención y Control de Neumonía el cual enfatiza en “colocar a los niños en ambientes donde el riesgo de la infección sea bajo, prevenir que desarrollen la enfermedad, y tratar a quienes la contraen”.

El plan incluye como estrategias clave para reducir la mortalidad de la enfermedad, el amamantamiento exclusivo de los niños en sus primeros seis meses de vida, el uso de vacunas y el control del trastorno en clínicas y en la comunidad.

FACTORES DE RIESGO

La neumonía puede propagarse de diversas maneras. Los virus y bacterias que comúnmente viven en la nariz y garganta de un niño pueden infectar los pulmones si son inhalados. No obstante, esta no es única forma de transmitir la enfermedad, pues también puede transmitirse con las pequeñas gotas en el aire que se exhalan al toser o estornudar.

Y aunque es difícil diferenciar los síntomas entre una neumonía bacteriana y una viral, los de esta última pueden ser más numerosos e incluyen dificultad para respirar, fiebre, tos, pérdida de apetito y un sonido silbante al respirar.

Los más expuestos a contraer enfermedad neumocóccica son los niños menores de cinco años, al igual que los adultos mayores de 65. Asimismo, los infantes con diabetes, VIH, o enfermedades pulmonares se encuentran altamente expuestos a enfermarse y de hacerlo las consecuencias podrían ser fatales.

Del mismo modo, las personas de ciertos grupos étnicos como los asiáticos, negros e hispanos tiene un porcentaje más elevado de enfermarse frente a los caucásicos.

FORMAS DE PREVENCIÓN

Según un informe presentado en el Segundo Simposio Regional del Neumococo que se realizó en Sao Paulo, se divulgó que la vacunación a gran escala de niños en Latinoamérica evitaría más de la mitad de todos los casos de enfermedad y muerte causados por el neumococo en la región. Si la vacunación llegase al 92% de los niños, salvaría la vida de 10 mil niños anualmente.

Lo más importante es vacunar para prevenir. Asimismo, se debe formar en los niños el hábito de limpieza, lavándose las manos constantemente. Del mismo modo, se debe evitar fumar delante de los niños, porque esto aumenta el riesgo de que sufran enfermedades respiratorias. Finalmente lo que recomiendan los especialistas es que todo niño sea vacunado de forma preventiva para evitar complicaciones a futuro.

En el Perú la vacunación contra el neumococo se realiza en los establecimientos de salud del Minsa, EsSalud, Sanidades de las Fuerzas Armadas (Ejército, Naval, Fuerza Aérea) y de la Policía.

La vacuna requiere de tres dosis, la primera se aplica a los tres meses, la segunda a los cinco meses y la tercera y última dosis al primer año. Si el niño ya pasó estas fechas y es menor de tres años, debe acercarse al centro de salud para que le apliquen las dosis que están establecidas en el Esquema de Vacunación. Asimismo podrían llamar gratuitamente a Infosalud 0800 108 28.

Esta bacteria podría ser tan cruel que es capaz de arrancar una vida de nuestras manos. Una  pequeña dosis de responsabilidad de nuestra parte podría salvar la vida de muchos niños.

Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan