Banner Tuvivienda
Sábado 02 de julio 2022   |   Contáctenos
REVISTA

LIMA CUMPLE 475 AÑOS

La Ciudad de los Reyes está de fiesta
Y pensar que en 1599 éramos solo catorce mil y algo de habitantes... en tantos años nuestra ciudad ha crecido a una velocidad impresionante. Somos más de siete millones de personas conviviendo en este Patrimonio Cultural de la Humanidad, como la Unesco declaró a Lima, y estoy convencida de que seguimos sin conocerla en su real dimensión.
(0)
LIMA CUMPLE 475 AÑOS

UN FUGAZ RECORRIDO POR LA HISTORIA

Conquistadores y conquistados fformaron inicialmente Lima a orillas del Océano Pacífico. Dicen que Francisco Pizarro escogió estas tierras después del fracaso en Jauja y Pisco, en ambos lugares abortó el plan de fundar la capital del Virreinato por su lejanía al mar el primero y por falta de recursos el segundo. Como sea que la historia siguió su curso, Lima se convirtió el 18 de enero de 1535 en la Ciudad de los Reyes.

Mucho tiempo creí que en Lima debían habitar verdaderos reyes para dar sentido a su nombre, autoridades que engalanaran las plazas de auténtica distinción, que sepan dar muestras de grandeza y esplendor, sin embargo, tuvimos mandatarios que distaban mucho de esta ambición.

Pero, gracias a una reciente lectura, caigo en el dato más que curioso que la razón de llamar a Lima “Ciudad de los Reyes” fue por la cercanía de la fecha con la bajada de los Reyes Magos. Con la celebración religiosa y no con la naturaleza de sus mandatarios.

Nada real o grandilocuente, la fe y espiritualidad como trasfondo siempre, parece mentira que una ciudad como Lima haya crecido tanto. Revisando las cifras de los primeros censos, como el de 1599 elaborado por encargo del excelentísimo virrey don Luis de Velasco, Lima era habitada por un puñado de poco más de catorce mil personas. Ubicadas las primeras casas en los alrededores de la Plaza Mayor, que en ese tiempo parecía un bosque por los huertos de naranjo y manzana que eran sembrados allí.

Cerrar los ojos e imaginar los olores que despedían esos huertos, esos árboles, esos frutos... la tranquilidad que seguro se respiraba mientras que hoy en ese mismo lugar la algarabía y bullicio se apoderaron del sonido y del aire.

La nueva capital, atravesada por el río Rímac, simbolizaba un pequeño lugar con una esencia maravillosamente mestiza. En 1614, el virrey Marqués de Montesclaros propició el segundo censo poblacional cuyo resultado fue 26,441 habitantes, pudiendo determinar el origen de la ciudad. Casi la misma cantidad de españoles y negros, 40 y 39 por ciento de ellos en una misma localidad, que años más tarde, en 1685, sería amurallada por orden del rey de España para evitar el feroz ataque de los piratas.

La esclavitud y sufrimiento de los afro descendientes se manifiestan en estas cifras, una poderosa estirpe de hombres y mujeres silenciados durante un largo periodo de la historia de nuestra ciudad. Una Lima con tantos contrastes y diferencias de clase desde sus inicios. No es para asombrarse entonces la herencia de discriminación y segregación que aún arrastramos.

Los clérigos representaban al 10% de la ciudad, mientras que los indios y mestizos el 11%. Estadísticas pasadas que bien podrían reflejar parte de nuestro presente de limeños y limeñísimos frente a una migración provinciana, emprendedora que ha convertido a nuestra ciudad en un crisol de tendencias y oportunidades.

LIMA, MÁS QUE UN JIRÓN

¿Cómo se pudo transformar un valle en una poderosa selva de cemento? La expansión urbana de Lima arrancó en 1868, cuando se construyeron calles y avenidas para que la creciente población se organizara mejor. Se nombraron “jirones” con curiosos nombres, así se le fue dando la estructura que una capital como Lima necesitaba.

Hoy Lima provincia cuenta con 43 distritos que albergan a más de siete millones de habitantes, ¿qué cantidad de ellos son limeños? Ya casi no importa responder eso, el rostro de la ciudad ha cambiado, después de 475 años Lima se ha construido gracias a la mixtura de sus vertientes e influencias. Recuerdo haber escuchado a mi abuelo decirme hace mucho tiempo “que en Lima ya no habían limeños” con cierto pesar. La tradición y la pomposidad del ayer en nada se compara con la riqueza que hoy tenemos.

Esas nostalgias ajenas y añoranzas de un pasado que no fue siempre mejor, han quedado en el baúl de los recuerdos de una comunidad pujante que aprendió a verse reflejado en el otro.

Hoy Lima es también el cerro con invasores y esteras, hoy esa diversidad nos debe impulsar a la acción y no a la indiferencia. Lamentablemente la brecha de desigualdad aún existe y se alimenta muchas veces con una mirada recelosa a la realidad que enfrentan todavía distritos pobrísimos de la Ciudad de los Reyes.

Esa sensación de mezcla constante y movimiento agitado convierte a esta Lima, la del año 2010, en una Lima dispuesta al cambio, a mimetizarse con el ambiente. La hace una ciudad amable, receptora de todas las bondades y maldades de sus visitantes. Una ciudad elegante y canalla al mismo tiempo.

Así es Lima, con su cielo gris y sus lluviecillas penetrantes, que inundan terrazas en la Molina y derrumban casitas en Collique, eso es Lima, nuestra ciudad de claros y oscuros pernoctando en una capital que mereció ser reconocida por la Unesco como Patrimonio Cultural de la Humanidad. 

LA LIMA DE JOSÉ PAREJA

La Municipalidad de Lima ha preparado un cronograma de interesantes actividades por los 475 años de la fundación de Lima, y dentro de ellas destaca la exposición del escultor y ceramista cuzqueño José Pareja Yañac, cuya visión de la capital está impregnada de imágenes costumbristas interpretadas por personajes anónimos de la Lima de 1920 y 1921.

Una muestra que integra arquitectura y la simbología más entrañable de nuestra ciudad, una antología artística que explora aquel caminar de transeúnte de una Lima disimulada en diferentes épocas.

“La cerámica, como soporte de mi expresión de artista plástico, data de 35 años cultivando un objetivo claro y preciso, que es rescatar las vivencias del costumbrismo limeño de más de medio siglo, los cuales afloran en mis recuerdos …como una bella época, aquellos que adornaban las calles o la esquina de un parque, de una Lima que se nos va, que se transforma, y gracias a este noble material de la arcilla, loza, caolín, voy dejando en su tridimensionalidad, esas huellas del recuerdo”, explica el renombrado escultor.

La muestra se podrá apreciar en la Casa Wiese, ubicada entre los jirones Carabaya y Miró Quesada 191, del 13 al 24 de enero, siendo el ingreso gratuito. Vale la pena detenerse unos minutos en estas obras que retroceden el tiempo y activan la memoria colectiva de la ciudad.

EXPOSICIÓN DE MIGUEL ÁNGEL VELIT

Los “Nuevos Espíritus de la Ciudad” es el nombre de la exposición que el destacado artista plástico y escultor Miguel Ángel Velit presenta en la Galería Municipal de Arte Pancho Fierro como parte también de la fiesta por los 475 años de Lima.

Un tributo a la ciudad desde la característica óptica de Velit, mostrando a una Lima magnificada por el desarrollo y cambiante ferocidad. Según su perspectiva, Lima posee una visión personal que la define como una nueva urbe que aglomera a todas las sangres y geografías multicolores, rabiosas de color.

Sus esculturas están desarrolladas en metal, fierro, resortes, material reciclado que a través de la soldadura autógena y pintura cromada se convierten en piezas de un rompecabezas urbano que nos guiará en un recorrido imaginario como el Metropolitano.

La exposición se realizará de lunes a domingos del 13 al 31 de enero. El ingreso es libre.

PALABRA FINAL

No olvidemos que este año elegiremos al próximo alcalde de Lima, pensemos que deberá ser una persona comprometida no solo con la estética urbana, sino con la problemática social que aún nos tiene prisioneros. Sea que postule finalmente... Mercedes Aráoz, Susana Villarán, Salvador Heresi, Kenyi Fujimori, Susel Paredes, Fernando Andrade, Alex Kouri... esperemos que durante la campaña prime la razón y no las promesas vacías para nuestra querida ciudad.

Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan