Banner Tuvivienda
Jueves 29 de octubre 2020   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Lunes 03 de septiembre 2012

[PYMES] La parábola de los talentos

En estos tiempos de crecimiento que estamos experimentando, se están acumulando grandes fortunas locales.
[PYMES] La parábola de los talentos
Foto: brenes.es

Una de las lecciones más importantes que encontramos en la Biblia, en relación con la capacidad de generar riqueza, a partir de una dotación inicial de recursos que “se nos es encomendada”, la encontramos en la “parábola de los talentos”, que muy por el contrario a lo que parece referir, “un talento” era en la época de Cristo una medida de peso que con el tiempo se convirtió en cierta cantidad de dinero (600 denarios que equivalía al salario acumulado de 15-20 años de un trabajador promedio de la época) y poco tenía que ver con el tema de las habilidades personales.

El señor entrega a tres de sus siervos: cinco, dos y un talento respectivamente, y al cabo de un tiempo le rinden cuentas de lo que hicieron con ellos. Los dos primeros lo duplicaron, mientas que, el que recibió sólo un talento, lo enterró sin lograr incrementar esta riqueza. El señor premia a los dos primeros, mientras que al tercero lo cataloga como “malo y negligente” y finalmente lo condena.

En estos tiempos de crecimiento que estamos experimentando los peruanos, se están acumulando grandes fortunas locales, que deberían de reinvertirse en el Perú y no esperar que venga solo el capital extranjero a realizarlas. Estos capitales de peruanos deberían detectar las oportunidades que “ven otros” y así permitir que la riqueza generada sirva para brindar los recursos necesarios a los miles de emprendimientos que necesitan del apalancamiento financiero para desarrollarlos.

El Perú cuenta con “talentos” que esperan ser bien invertidos, para que en unos años, podamos disfrutar de una mayor riqueza, justamente distribuida.

Necesitamos contar con inversionistas peruanos que apuesten por invertir en el Perú, más que nunca, compartiendo con la inversión extranjera las oportunidades que brinda nuestro actual crecimiento. No seamos como el “siervo” de la parábola: timorato y mezquino con su propio futuro (De Jorge Palao Castañeda para el diario La República).

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |