Banner Tuvivienda
Martes 05 de marzo 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Sábado 22 de junio 2013

Brasil derrota a Italia por 4-2 y no jugará contra España en semifinal de la Copa Confederaciones

En el marco de un encuentro de antología digno de un torneo de este nivel los cariocas vencieron a los peninsulares en el estadio Arena Fonta Nova de Salvador
Brasil derrota a Italia por 4-2 y no jugará contra España en semifinal de la Copa Confederaciones
Foto: Fifa.com

Italia y Brasil escenificaron esta tarde sobre el gramado del estadio Arena Fonte Nova, en Salvador, al noreste de Brasil, un encuentro digno de una Copa Confederaciones. Un encuentro digno de la larga historia de confrontaciones entre estas dos grandes escuadras del balompié a nivel mundial.

Un partido que hizo rememorar en muchos de sus pasajes, en los que el balón era disputado con destreza y no poca fuerza por los rivales que evolucionaron a los largo y ancho del verde rectángulo de este majestuoso estadio, a las grandes pujas entre estos dos rivales que dejan todo cuando pueden cuando de medir fuerzas entre ellos se trata.  

El objetivo para brasileños e italianos era ganar el primer lugar del grupo para de esa forma evitar una confrontación en las semifinales frente a los actuales campeones del mundo, los españoles, ante quienes ninguno de ellos, a condición de no estar expuestos a lo que significa una eliminación, quería jugar. A no ser de que sea este el caso en la final a llevarse a cabo el 30 de junio.

Y así lo dejaron en claro en los 90 + 3 minutos de juego -para esto solo basta ver el marcador final de 4-2 a favor de los cariocas para tener una idea de lo que fue la dinámica de desarrollo de este encuentro-, pues, sobre todo en el segundo tiempo, periodo que al iniciarse tenía a la escuadra de Brasil liderando en el marcador por 1-0 gracias al gol de Dante a los 45+1, ambas escuadras salieron a vender caro un resultado diferente al de sus expectativas.  

Una ventaja que se revelaría transitoria ante la acertada culminación, con tiro rasante desde la derecha batiendo la resistencia de Julio César, de Emmanuele Giaccherini tan solo seis minutos después de iniciado el segundo tiempo. Un empate que ante un equipo como el de Brasil que cuenta entre sus filas nada menos que a la “alegría del pueblo” llamada Neymar, el sucesor de los grandes “10” que se han sucedido a lo largo de la historia de los auriverdes, se reveló también transitorio, cuando el joven delantero del Barcelona, a los 55 minutos de juego, de tiro libre, al lado y casi al ángulo izquierdo, convirtió a la presencia del guardameta Gianluigi Buffon en redundante. Todo un regalo para la vista.

El gol de Fred, delantero centro del Fluminense, once minutos después, a los 66’, haría pensar que la suerte estaba definitivamente echada para Italia, pues un 3-1, para cualquier equipo, frente al Brasil es más que lapidario. Sin embargo eso hubiese sido equivalente a subestimar a una escuadra copera como la azurra, ya que tan solo 5 minutos después del gol de Fred, a los 71’, en medio de dos faltas sucesivas, que el colegiado internacional uzbeco Ravshan Irmatov iba a sancionar con tiro penal, Giorgio Chellini con la derecha, en medio de la confusión, de tiro a media altura, hacia lado derecho de la portería, introdujo por segunda vez el balón en el arco brasileño, decretando el 3-2 que dejaba abierta cualquier posibilidad.

Y, valgan verdades, el empate estuvo cerca para Italia, de no haber sido por el travesaño de la portería defendida por Julio César que se convirtió en el destino del tiro de cabeza de Maggio arrancando un suspiro multanime de las graderías del Arena Fonte Nova, la salida de Neymar 2 minutos antes del segundo gol italiano hubiera sido un error estratégico del siempre prudente Luiz Felipe Scolari, quien seguro pocos minutos antes de que finalice el encuentro, a los 89’, al ver marcar su segundo tanto a Fred, debe haberse sentido liberado de toda culpa.

Al final, como hacen los grandes, los jugadores de ambos equipos, reconociéndose como tales, estrecharon las manos e intercambiaron camisetas. Un apretón de manos selló el respeto mutuo que se merecen Luiz Felipe Scolari y Cesare Prandelli.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan