Banner Tuvivienda
Viernes 26 de febrero 2021   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Sábado 31 de mayo 2014

La primera final de un Mundial, Uruguay vence a Argentina en el flamante Estadio Centenario

Fue el 30 de julio de 1930, cuando Uruguay derrotó por 4 goles a 2 a Argentina en el marco de un estadio abarrotado por 80 mil espectadores... nos dice Pepe Pimentel.
Foto: Difusión
  • La primera final de un Mundial, Uruguay vence a Argentina en el flamante Estadio Centenario
  • La primera final de un Mundial, Uruguay vence a Argentina en el flamante Estadio Centenario
  • La primera final de un Mundial, Uruguay vence a Argentina en el flamante Estadio Centenario
  • La primera final de un Mundial, Uruguay vence a Argentina en el flamante Estadio Centenario
  • La primera final de un Mundial, Uruguay vence a Argentina en el flamante Estadio Centenario


Documento audiovisual oerdido durante varios años y ahora remarterizado


Fue la primera final. La del primer mundial. El que le correspondió organizar a Uruguay por haber sido campeón sucesivamente en los Juegos Olímpicos de Verano de 1924 y 1928 que se llevaron cabo en París y Ámsterdam respectivamente; y también, se arguye, porque ese pequeño país de poco más de 176 mil kilómetros cuadrados de superficie, cuya población en ese entonces no superaba los 2 millones de habitantes, iba a conmemorar el 18 de julio de 1930 el centenario de un hecho trascendental, la Jura de la Constitución.

Se disputó en el novísimo estadio Centenario de Montevideo, construido a toda máquina, en tan solo ocho meses, bajo la conducción del arquitecto Antonio Scasso, una vez que la FIFA tomó la decisión en 1929 e informó a las autoridades deportivas uruguayas que su país tendría el alto honor de organizar la primera Copa Mundial de fútbol a llevarse a cabo entre el 13 de julio y el 30 de julio de 1930. Tenía por ende el Estadio Centenario, el domingo 30 de julio, tan solo 14 días de existencia, cuando uruguayos y argentinos salieron al campo de juego para disputar la final que se jugó a partir de las 3.30 de la tarde, hora local, aquel día.

Las horas que precedieron a la del inicio del encuentro fueron de mucha tensión, al punto que el árbitro belga John Langenus (1891 – 1952), quien ya había arbitrado tres encuentros y actuado en dos como juez de línea en el marco de ese mundial, solicitó medidas de seguridad excepcionales a las autoridades uruguayas, luego de enterarse que el alto, recio y duro mediocampista argentino Luis Monti había sido amenazado de muerte, aprovechando para solicitar al mismo tiempo un “plan para escapar y poder regresar a su barco” en caso, imaginamos, que la situación se torne delicada debido a una posible derrota del equipo local.

Algo que pareció probable, al menos durante 20 minutos, luego de que el delantero Guillermo Stábile, con tiro cruzado desde la derecha, marcando su octavo gol en el campeonato, anotó el segundo tanto de los albicelestes a los 37 minutos de juego. Diecisiete minutos después de que otro delantero como él, Carlos Peucelle, al parecer, de ahí la gran controversia, en flagrante posición adelantada, a los 20 minutos, había anotado el primero de Argentina, poniendo fin, aunque momentáneamente, a la algarabía que había suscitado el primer tanto de los charrúas por obra de unos de sus delanteros estrella, Pablo Dorado, a los 12 minutos de juego, quien de potente disparo desde la derecha venció la resistencia del portero argentino Juan Botasso.

Probable, hasta que el empate llegó a los 57 minutos por obra de otro grande de esa pléyade de esos estupendos jugadores que componían la escuadra uruguaya, José Pedro Cea, quien desde el centro del área pudo más que un Botasso, que vio vulnerada su portería por segunda vez aquella tarde. Por segunda vez, pero no por última, pues al segundo tanto del “Vasco” se añadiría el de Victoriano Sánchez Iriarte, quien, a los 68 minutos, con un potente disparo lanzado desde la izquierda, dirigido a la esquina izquierda de la portería defendida por la "Cortina Metálica", sobrenombre con el que se conocía a Juan Botasso, incrustó el balón en el arco albiceleste, en medio de la alegría desbordante de los 80 mil espectadores que colmaron aquella tarde las graderías del Centenario de Montevideo.

La cuarta vez que Botasso vería caer su valla sería en las postrimerías del encuentro, a los 89 minutos, cuando Héctor Castro, “El Manco”, con tiro desde la izquierda, pero lanzado al centro de la portería pudo más que la estupenda estirada de Botasso y puso punto final de esa magistral manera al suspenso suscitado por la presión ejercida por los argentinos luego del tercer tanto charrúa. Cuando el hombre de negro belga pitó el final del encuentro, parecía que el Centenario con su soberbia “Torre de Homenaje” se venían abajo: no era para menos, Uruguay era Campeón del Mundo, el primero de la historia. Argentina tendría que esperar 48 años para lograr su primer título; mientras tanto los charrúas conquistarían otro, el de 1950, en un gramado brasileño, el Maracaná, en otra tarde memorable para su fútbol.

De los protagonistas de aquella primera final, cuyo escenario fue el estadio el Centenario de Montevideo, cuyo partido inaugural, jugado el 16 de julio de 1930, tuvo como rivales a las selecciones de Perú y Uruguay (0 – 1), ya no queda en vida ninguno de ellos. El último en dejarnos fue el delantero argentino Francisco Antonio “Pancho” Varallo; tenía 100 años y poco más de 6 meses de edad cuando falleció el 30 de agosto de 2010. Sobrevivió 80 años y 1 mes exactamente a esa mítica final. Una final que hoy, casi 84 años después, sigue suscitando la admiración de todos los que amamos el fútbol.



Ficha Técnica

Estadio Centenario, Montevideo - 80.000 espectadores

Alineaciones

Uruguay

POR Enrique Ballesteros
DEF José Nasazzi (Capitán)
DEF Ernesto Mascheroni
MED José Leandro Andrade
MED Lorenzo Fernández
MED Álvaro Gestido 
DEL Pablo Dorado
DEL Héctor Scarone
DEL Héctor Castro
DEL José Pedro Cea
DEL Victoriano Santos Iriarte

Director Técnico: Alberto Supicci

Argentina

POR Juan Botasso
DEF José Della Torre
DEF Fernando Paternoster
MED Juan Evaristo
MED Luis Monti
MED Pedro Suárez
DEL Carlos Peucelle
DEL Francisco Varallo
DEL Guillermo Stábile
DEL Manuel Ferreira (Capitán)
DEL Mario Evaristo

Director Técnico: Francisco Olazar y Juan José Tramutola

 

 Fuente: Wikipedia

 

Árbitro: John Langenus (Bélgica)
Árbitros asistentes: Ulises Saucedo (Bolivia) - Henri Cristophe (Bélgica)

 

El belga John Langenus, árbitro del encuentro final del Mundia Uruguay 1930

 

José Nasazzi Yarza, capitán de la escuadra uruguaya

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan