Domingo 15 de septiembre 2019   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Martes 12 de julio 2016

¿Cómo saber si un adolescente sufre de depresión y cómo ayudarlo?

Es importante que los padres observen el desarrollo emocional de sus hijos y tomen en cuenta el entorno social en el que se desenvuelven.
¿Cómo saber si un adolescente sufre de depresión y cómo ayudarlo?
Foto:difusión

La depresión es un problema grave que podría presentarse en un adolescente por muchos factores, desde un rompimiento sentimental, la pérdida de alguien cercano y querido, una enfermedad propiamente dicha hasta la separación de los padres.

Al no sentirse capaz de afrontar las situaciones de conflicto o el hecho de sentirse abrumado, podría llegar a sufrir un severo estado de depresión y un posible suicidio, como la única forma de evitar el dolor emocional.

Para Eleana Cervantes, psicóloga y docente de la Universidad Católica San Pablo, es indispensable, en primer lugar, mantener una buena relación familiar para evitar una posible depresión hasta el suicidio. “El intento de suicidio puede ser el siguiente paso luego de un episodio depresivo o de una experiencia negativa frente a la cual la persona no logra adaptarse. Cualquier señal de alarma debe ser tomada en cuenta”, indicó la especialista.

Por ello es que los padres siempre deben estar atentos al comportamiento de sus hijos y tener presente 10 aspectos clave: Cambios en el comportamiento habitual, aislamiento, dificultad para disfrutar de las actividades que realiza y que normalmente disfrutaba, aparente indiferencia (“todo le da igual”), dificultad para concentrarse, sentimientos de culpa, inferioridad o inutilidad, bajo apetito, cambios en los hábitos de sueño y; pensamiento pesimista y tristeza.

“Hay algunas ocasiones en las que los hijos muestran cierto descuido en el aseo y aspecto personal, otras veces regalan sus cosas a sus hermanos o amigos, hacen comentarios a algunas personas o envían mensajes en redes sociales respecto al deseo de evitar las situaciones que vive o deseo de irse. También pueden manifestar expresamente el deseo de morir”, indicó la docente de la Universidad Católica San Pablo. 

Es conveniente observar en general el desarrollo emocional del adolescente y todo lo que lo rodea, su entorno social, su grupo de amigos, los modelos de conducta de ciertos personajes de la televisión e ídolos, su relación con ciertos grupos que promueven pensamientos y comportamientos pesimistas y disfuncionales, información distorsionada de Internet y todo lo que pueda empeorar sus estados de ánimo.

Definitivamente, la persona con depresión requiere un tratamiento profesional para ayudarla a afrontar la situación conflictiva y generar recursos emocionales para superar el problema. En algunos casos se requiere el internamiento en un centro especializado para alcanzar la estabilidad necesaria.

Para evitar todas estas situaciones con los hijos, Eleana Cervantes brinda cinco pautas que todo padre debe tener en cuenta siempre, sobre todo cuando se presentan situaciones de conflicto:

  1. Cuidar a la familia: Dedicarles tiempo, compartir actividades y juegos que involucren al mismo tiempo a todos los miembros de la familia y enseñar a través del dialogo y el ejemplo. La familia correctamente estructurada y funcional provee un soporte importante porque el adolescente se siente seguro y protegido de modo que puede enfrentar y solucionar los conflictos a los que se ve expuesto.
  2. Comunicación frecuente, fluida, libre de adjetivos: Los padres suelen utilizar con facilidad adjetivos que, sin saber, lo único que logran es alejar a los hijos, propiciando en ellos una pobre valoración de sí mismos. Cuando se debe corregir o llamar la atención, no es necesario gritar o utilizar un lenguaje agresivo. La autoridad de los padres se refleja en un correcto control emocional y parámetros de conducta adecuadamente establecidos.
  3. La educación: Orientada a la práctica de valores y a la práctica espiritual cualquiera sea su creencia. El respeto por sí mismos y por los demás, contribuyen a un desarrollo socio emocional saludable.
  4. Reducir el uso de los aparatos electrónicos: Sustituirlos por actividades deportivas o artísticas que podamos compartir con nuestros hijos, mejorando su soporte social.
  5. Dar a los hijos una educación que provea recursos de afrontamiento emocional: Evitar la sobreprotección, pues genera que el adolescente  espere que alguien más encuentre las soluciones a sus problemas y cuando debe hacerlo por sí mismo siente que no puede lograrlo, se frustra y se deprime.
Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |