Banner Tuvivienda
Viernes 06 de diciembre 2019   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Lunes 25 de noviembre 2019

Casi una cuarta parte de España se puede considerar desierto

El 75% de la Península Ibérica está en peligro de desertificación.
Casi una cuarta parte de España se puede considerar desierto
Foto: greenpeace

 

El cambio climático, y las modificaciones en los ciclos hídricos, está generando un impacto directo en la sequía. Ya existen más de 30 países con sequía extrema y seguirán creciendo si no se convierte en una cuestión de primer orden.

En España, aproximadamente 32 millones de personas ya se han visto afectadas por el cambio climático. Entre 2004 y 2016, 446 personas murieron por exposición al calor excesivo. Acabamos el año hidrológico con el agua embalsada a menos del 45%. El verano actual abarca prácticamente 5 semanas más que a comienzos de los años 80, según los datos de la AEMET (Agencia Estatal de Meteorología).

Y esto lo está notando seriamente el campo. La ganadería, junto con la vid, almendrales, frutales, olivos y cereales han sido las producciones más afectadas. El sector calcula ya unas pérdidas cercanas a los 400 millones de euros por la sequía, el pedrisco y otras circunstancias climáticas.

Por eso, en puertas de la celebración de la COP25 en nuestro país, el próximo mes, Greenpeace ha celebrado hoy un encuentro con expertos para poner de nuevo este tema sobre la mesa y alertar de su gravedad.

Para Ana Iglesias (1), científica participante en el IPCC, “España es más seca y más caliente y el estrés climático está dejando, y dejará, más desigualdad hídrica”.

Desde la AEMET, el meteorólogo Ernesto Rodríguez (2) advierte que “Las emisiones tendrán un impacto directo en el futuro del clima. Si seguimos como hasta ahora, las precipitaciones se reducirán en España, especialmente en el sur”.

Leandro del Moral (3), catedrático de Geografía Humana, añade que “La gestión del agua debe ser pieza fundamental de la política de clima para adaptarnos a las alteraciones hidrológicas. Hay que asumir la merma de caudales y deben coordinarse las administraciones competentes”.

Es necesario, coinciden los expertos, mejorar la gestión del agua y, de hecho, Pilar Esquinas (4), abogada especialista en derecho de Aguas, advierte que “ya se está haciendo gran negocio con el agua y no se está viendo. Pronto seremos clientes y no usuarios del agua.”

Para Julio Barea, responsable de la campaña de Agua en Greenpeace España, “la próxima COP25 es una oportunidad para abordar esta problemática” y ha recordado algunas de las principales demandas, a nivel nacional, de las organización para atajar el cambio climático y sus consecuencias:

-Formación de un gobierno estable que eleve la ambición climática en el plan nacional de clima y energía y en una ley de cambio climático y transición energética que incluya los objetivos de:

-Reducción de emisiones de, al menos, el 55% en 2030 respecto a 1990, como primer paso para llegar a 0 emisiones netas en 2040 y no el exiguo 20% que hay ahora

-Un sistema eléctrico 100% renovable con participación ciudadana en 2030

-Un sistema energético 100% renovable con participación ciudadana, acorde con alcanzar el cero neto de emisiones en 2040

-Mantener o incrementar la presión de los movimientos sociales contra el cambio climático, como reflejo de la creciente preocupación social

 

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |