Banner Tuvivienda
Miércoles 30 de noviembre 2022   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Domingo 04 de noviembre 2012

La hipertensión

Por: Rosa Boix.
La hipertensión
Foto: vibracionalterapias.net

La tensión arterial es la fuerza que ejerce la sangre en las arterias cuando late el corazón. Siempre que se toma la tensión, se obtienen dos cifras. La primera es la presión sistólica (aquella que se produce en las arterias cuando late el corazón) y la segunda, la presión diastólica (cuando el corazón descansa entre latidos).

La presión se mide en milímetros de mercurio. (mm/Hg). La tensión arterial adecuada se situaría por debajo de 120/80 mm/Hg.

Se considera que una persona es hipertensa cuando mantiene de manera crónica unos niveles de presión arterial por encima de 140 mm/Hg de máxima y de 90 mm/Hg de mínima. Estas cifras son válidas para las personas mayores de 18 años que no estén tomando antihipertensivos.

La hipertensión es más frecuente en personas de raza negra y en el sexo masculino, aunque la mujer, cuando llega a la menopausia, tiene las mismas probabilidades que el hombre de pa-decerla. Por otra parte, la predisposición genética influye de manera decisiva.

FACTORES QUE LA FAVORECEN

El aumento de los valores de presión arterial queda favorecido básicamente por los malos hábitos, como el consumo habitual de alcohol por encima de los 30 gramos diarios, la falta de ejercicio, la obesidad, dietas pobres en calcio y magnesio, el consumo abusivo de grasas saturadas (las que provienen de productos animales), el abuso de estimulantes como la cafeína (café, té, mate, bebidas de cola), dietas ricas en sodio, dietas bajas en potasio, el tabaco y el estrés.

LOS SINTOMAS

La hipertensión arterial es el llamado asesino silencioso, no avisa hasta que el mal ya está hecho. Va lesionando todas las arterias del organismo: las de los ojos, los riñones, el corazón y el cerebro y provoca complicaciones tan graves como trombosis y hemorragias.

A veces produce dolor de cabeza, mareo, palpitaciones, visión borrosa, sangrados nasales y derrames en los ojos.

TRATAMIENTOS
Es muy importante seguir una alimentación variada y equilibrada basada en la dieta medi-terránea, con gran cantidad de frutas y verduras. Se debe hacer ejercicio físico, evitar las bebidas estimulantes, beber alcohol con moderación, reducir o mejor eliminar la sal añadida en la dieta, controlar el peso, evitar el estrés y relajarse.

CONSEJOS
Las personas con sobrepeso y obesidad tienen un riesgo diez veces mayor de padecer hiper-tensión, por eso es tan importante eliminar el exceso de quilos con una dieta de adelgaza-miento.

Hay que practicar ejercicio cada día, según las posibilidades de cada cual, ya que reduce en 15 mm/Hg la tensión. Caminar durante 45 minutos al día a buen ritmo es el mejor deporte que se puede hacer.

El tabaco es un factor de riesgo muy impor-tante para la salud del corazón.
Conviene tener un aparato automático para tomarse la tensión en casa y utilizarlo de manera regular.

Si se ha de tomar algún fármaco, no se puede dejar nunca de tomar ni se puede cambiar el tratamiento. Solo el médico puede modificarlo.

Si en algún momento la tensión se acerca a los 200/120 o hay síntomas como opresión en el pecho o dolor de cabeza agudo, hay que acudir inmediatamente a un servicio de urgencias.

PAUTAS DIETETICAS
Hay que reducir la sal yodada y la marina y suprimir la sal refinada, la mantequilla, los frutos secos salados, los embutidos, los quesos, sobre-todo los curados, las aceitunas, los aperitivos como las patatas chips, las palomitas de maíz, las galletas saladas y el pescado y las carnes ahumados. También se debe eliminar el pan con sal, las sopas preparadas, los platos preco-cinados, las conservas en general, algunas aguas minerales ricas en sodio y los alimentos grasos y que contienen colesterol, como la bollería industrial, la pastelería, los lácteos enteros y las carnes grasas.

LO QUE SE DEBE COMER
Frutas y verduras frescas, queso fresco sin sal o poco curado, yogures y leche desnatados, proteínas vegetales (tofu, seitan, legumbres), pescado blanco y azul, carnes blancas (pollo, pavo, conejo), frutos secos (ciruelas, higos, orejones, dátiles) y arroz.

CONDIMENTOS ALTERNATIVOS A LA SAL
Tanto las plantas aromáticas como los condimentos alternativos se deberían utilizar con moderación, para que no dominen en el sabor del plato. Algunos de los más utilizados en la dieta mediterránea son el ajo, el perejil, la pimienta, la pimienta dulce, el orégano, el tomillo y el romero (Con información de la revista La Eco).

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan