Banner Tuvivienda
Jueves 07 de julio 2022   |   Contáctenos
PolíticaInternacionalesEntrevistasCulturalAstrología
REDES SOCIALES
Viernes 16 de marzo 2012

Carlos Bianchi: "No soy alguien que se la pasa soñando"

Entrevista realizada por el diario La Nación en el 2003.
Carlos Bianchi: 'No soy alguien que se la pasa soñando'
Foto:laprensa.com.uy

El técnico argentino Carlos Bianchi, es uno de los estrategas de fútbol más admirados en Latinoamérica. Su paso por diversos clubes en Europa le sirvió para que en las filas de Boca Juniors (temporada 1998-2003) se consolidara un grupo de jugadores que, hoy en día, son reconocidos a nivel mundial. Exdelantero de Vélez, Bianchi vive del fútbol como pocos: con pasión y entrega. A continuación una entrevista al DT argentino que se le realizó luego que consiguiera su tercer Mundial de clubes en Japón frente al AC Milan

¿Disfrutó este título ante Milan más que los otros?

Digamos que se disfruta diferente, en el sentido de que los años van pasando y tal vez uno no exterioriza la satisfacción de la misma manera. Las reacciones no son preparadas ante un acontecimiento que se logra. No se sabe cómo se puede reaccionar.

¿Con el Mellizo y Tevez en plenitud Boca lo ganaba antes, sin llegar a los penales?

Es difícil de saber. Recuerdo que la final más accesible, la más fácil de los últimos tiempos, Boca la perdió. Fue contra Bayern Munich. Los alemanes se cansaron de pegar, el árbitro expulsó a Delgado y así y todo lo teníamos controlado, pero además hubo foul a Clemente Rodríguez en el gol de Kuffour. Fueron demasiadas ventajas para Bayern.

¿Qué les dijo a los jugadores antes de salir a la cancha?

Que intentemos todo, que no tengamos miedo a equivocarnos, que los únicos que se equivocan son los que no intentan nada.

¿En algún momento pensó que se les escapaba el título?

No, yo viví el partido muy tranquilo. Una de las claves fue que después del gol de Tomasson empatamos enseguida y que después controlamos el partido, más allá de un par de situaciones de gol que evitó Abbondanzieri. Contra Milan fuimos justos campeones.

¿Cuál es el secreto de Boca?

Es un grupo muy inteligente, con mucha personalidad, con mucho orgullo, que sabe muy bien lo que quiere, que nunca se desordena. Sucede que yo también soy exigente en lo poco que les pido a los jugadores tácticamente.

Por su manera de ser, ¿ya está pensando en ganar la próxima Copa Libertadores y el torneo Clausura?

No, no, no, cada cosa a su tiempo. Ahora tenemos derecho a unas pequeñas y merecidas vacaciones. No puedo anticipar los tiempos. Pero lo más difícil en el fútbol es confirmar y después de una victoria mis equipos buscan otra victoria. Siempre.

¿Cuál de los nueve títulos que consiguió en Boca disfrutó más?

Según los momentos. Porque cuando llegamos y ganamos el Apertura 98, hacía seis años, doce torneos, que Boca no era campeón. Por eso todos fueron importantes. Hoy pareciera que el hincha de Boca ya no festeja tanto los campeonatos, como sucedió en la cancha de Racing con Arsenal. Fue una alegría muy medida. Porque el hincha lo veía venir y estaba con la mente en Japón. Ahora el triunfo contra Milan sí se festejará bastante en la Argentina, incluso más que en 2000. El argentino está más golpeado ahora.

¿Pensaba que se podía repetir una temporada como la de 2000, donde ganó el Apertura, la Copa Libertadores y la Copa Europeo-Sudamericana?

Y, en aquel momento ya pensaba que era una marca difícil de igualar. Jamás pensé que podíamos repetir lo de 2000.

¿Es posible que de aquí al final de su carrera sólo dirija a Boca?

Yo no puedo programar qué voy a hacer de acá a un tiempo. Lo que sucede es que a veces hay frases que se magnifican. Mi cabeza está tranquila. Yo planifiqué la pretemporada y me voy de vacaciones tranquilo. Lo otro tiene que ver con los estados de ánimo.

¿Entonces el hincha de Boca puede estar tranquilo de que sigue?

Sí. ¡Cómo no voy a arrancar la pretemporada!

Bueno, pero se había sembrado el rumor sobre su posible alejamiento...

Lo que pasa es que como hay gente que se aburre uno tiene que empezar a decir cosas. Es la temática de hoy. El periodista Carlos Ares, de El País, de España, me hizo una pregunta por la selección y yo dije eso, que a veces pensaba más en dejar de dirigir que en seguir. Después fueron todas conjeturas.

Sí, pero si usted hubiera dicho: "No hay dudas, sigo", no se habría generado tanto revuelo.

¿Por qué? Si uno tiene un contrato con un club hasta 2005 no tengo que decir nada, es porque lo voy a respetar. Es lo mismo cuando salen los presidentes de los clubes y dicen: "Confirmamos al técnico". Lo confirmás hasta la próxima derrota, después lo rajás.

 ¿Cómo vivió la situación que rodeó el caso Carlos Tevez? La situación con el Sub 20, el recurso de amparo. ¿Habló con el jugador?

Lo que pasa es que es un tema que yo no traté mucho. Y tampoco lo hablé mucho con él. Cuando Tevez se lesionó contra Independiente, en la Bombonera, y el médico me dio el diagnóstico de la lesión, yo ya en mi cabeza sabía que no contaba con él para arrancar el partido con Milan. Después se vio que no estaba del todo bien físicamente, pero luchó y fue importante para el equipo.

¿Sigue pensando que la unanimidad es imposible de alcanzar en el fútbol?

Sí, totalmente.

¿Usted cree que puede haber algún hincha de Boca que está descontento?

Seguro que sí, porque nadie es capaz de lograr la unanimidad. A partir de ese pensamiento, tengo que estar convencido de que puedo llegar a ser criticado incluso hoy, después de que Boca ganó su segunda copa del Mundo en cuatro años. El ser humano es difícil, es el bicho más raro que hay en la tierra, ¿eh?

Pero es difícil imaginar que algún hincha lo insulte si Boca tiene un mal arranque en el Clausura, por ejemplo.

Yo siempre cuento lo mismo. En mi carterita tengo un mail que me mandó un hincha de Boca en 2000 criticándome por qué no ganamos la Copa Mercosur. Siempre te van a decir: "¿Por qué no ganaste esta copa?", "¿por qué no ganaste este título?" o "¿por qué no lo ganaste acá?" El problema que tenemos los seres humanos es que nos preocupamos demasiado por los demás en lugar de preocuparnos por nosotros mismos. Así tendríamos un mundo mejor. Pero no pensamos así. Queremos que el otro sea bueno.

¿Cuánto lo cambió haber ganado nueve títulos en Boca y ser el DT más exitoso en la historia del club?

Nada. Se generó un sentimiento de cariño con el club, con la gente, pero a mí, como ser humano, Boca no me cambió.

¿Y cuánto cambió usted a Boca?

Sería muy presuntuoso de parte mía decir que yo cambié a Boca. En todo caso, yo sé que en Boca del fútbol me ocupo yo. Y eso es lo más importante para un técnico, tener el control, además de tomar decisiones que no tengan que ver con los sentimientos.

¿Fue por eso que no fue DT de la selección en 1998, porque la idea era trabajar con un manager?

Ya está, ya pasó. Es un tema que no me interesa tocar.

¿En serio quiere que River gane la Copa Sudamericana?

Sí, ya lo dije: yo soy argentino y no me gusta que los extranjeros festejen antes que nosotros. Además, River tiene un gran plantel y seguramente será el principal candidato a pelearle el título a Boca en la próxima Copa Libertadores. Es así.

¿No hay nada de ironía en la afirmación?

No, lo pienso realmente. Así como dije que el triunfo de Boca ante Milan es para todo el fútbol argentino.

¿Cree que además de Battaglia puede irse otro jugador al exterior?

Mauricio (por Macri) me dijo que sólo se iba Battaglia y yo confío en su palabra. Así que...

¿Pero si aparece una oferta por Burdisso o Tevez?

Mauricio me dijo que sólo se iba Battaglia, que la idea era que Burdisso siga y que Tevez se quede dos años más en el club.

¿Está pensando en refuerzos?

Sinceramente, no. Lo evaluaré, pero si viene alguien es para aportarle algo distinto, un plus al plantel. Para reemplazar a Battaglia tengo a Villarreal, a Vargas, que se desempeña muy bien por la izquierda. Igual, en el caso de Sebastián será más difícil reemplazar al ser humano que al jugador.

¿Con qué sueña Carlos Bianchi hoy?

Todos los sueños y deseos que yo pueda tener son con respecto al bienestar de mi familia. Después, lo otro... No soy alguien que se pasa soñando constantemente porque tengo en claro que no se pueden concretar todos los sueños. Pero seguro que a veces se nos pasa por la cabeza conseguir algo banal, como digo yo, y que nos da placer, como el título que conseguimos.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan