Banner Tuvivienda
Jueves 07 de julio 2022   |   Contáctenos
PolíticaInternacionalesEntrevistasCulturalAstrología
REDES SOCIALES
Martes 20 de marzo 2012

Renato Cisneros: "Busco sueldo por buscar novia"

El periodista habló sobre su libro basado del blog y su vida como soltero en aquel entonces.
Renato Cisneros: 'Busco sueldo por buscar novia'
Foto:laindustria.pe

El periodista y escritor Renato Cisneros tuvo una época efímera de 'blog star' que nunca quiso admitir. Su fama se hizo grande en Internet cuando un 28 de marzo de 2007 escribió el primer post en el conocido blog 'Busco Novia' que por aquel entonces se publicaba en el portal web de El Comercio. Fue tanto el impacto en los lectores que varios meses después, Cisneros publicaría un libro con el mismo nombre del blog y en el cual presentaba una suma de post escogidos. A continuación una entrevista a Renato Cisneros sobre su libro y el inicio de su desaparecido blog 'Busco Novia'.

¿Qué tal la universidad, Renato? ¿Cuánto ha cambiado tu relación con los alumnos, cuánto has cambiado tú?

Bueno, ha cambiado mucho. Ya no tomo Fanta, tomo Sprite, ya no me subo el cerquillo porque se me está cayendo el pelo. Al principio me costaba un poco más, porque todavía generacionalmente me siento parte de la movida del alumnado, lo paja es que es una relación horizontal. Siempre he tenido una buena onda con los alumnos, y creo que es porque la gente se engancha más que con el profesor con alguien que pueda proporcionar una mirada desde el lugar en el que les gustaría estar. Cuándo estaba en la universidad a mi no me interesaba tanto escuchar las teorías académicas de alguien que se mueve en el perímetro de la universidad sino me interesaba escuchar a alguien que hiciese lo que a mí me gustaba, lo que yo soñaba hacer.

Como que los chicos ahora son diferentes, ¿no? Andan más rápido, hablan más rápido. A mi me cuesta insertarme en su dinámica

Me pasa mucho eso, y me doy cuenta en la aversión que tienen a conversar, mucha gente que tiene 20, 22, 24 años, ha crecido con la lógica de Internet, y lo que Internet plantea es esto del linkeo, saltar de un tema al otro, y eso la gente lo reproduce a la hora de conversar. Un chico de 20 años no te puede sostener una conversación más de 20 minutos, se desespera, siente que tiene hacer estos links a otras cosas, hablarte de televisión, de deportes. En cambio uno que ha crecido con una realidad informativa menos avasallante, donde había 4 canales, 5 periódicos, 2 revistas, todo el mundo hablaba de lo mismo, es distinto. A lo que voy es que la generación pre Internet, pre cable y pre globalización es mucho más sensible de sentir eso que dices.

¿Entonces si existe una brecha con tus alumnos ahora?

Cuando hablaba de horizontalidad me refería a la relación natural que existe para desarrollar contenidos y que ellos repliquen con inquietudes, pero ya fuera del salón hay gente con la que te sientes mas cómodo que con otra básicamente por eso, por que sientes incomodidad intranquilidad, esta sensación de que se aburren de conversar de una sola cosa un buen rato, y eso me parece peligrosísimo por que estamos creando reproductores de conversaciones al paso.

¿Cómo así sale lo del blog? ¿Escogiste tú el tema o te lo asignaron?

Lo que sucedió es que Fabricio Torres del Águila, que estaba antes en deportes, fue asignado a la web. La idea era emular un poco la web del Clarín, en el aspecto de la hiper-interactividad y los blogs con un sello personal. Y como Fabricio es editor de contenidos pensó algunos temas y los repartió, pensando en el perfil de quien los podía escribir. Cuando me dijo, lo que me atrajo fue la idea de poder estereotipar la vida de un tipo de 30 años que está soltero, que sus amigos se están casando, y que empieza a tener una mirada escéptica del matrimonio a quien le cuesta relacionarse justamente porque ya no está en edad de hacer cualquier papelón. Y me di cuenta que yo sigo un poco ese estereotipo, así que no me costó nada.

¿Por qué no se creó un personaje tipo la china Tudela?

La idea era que yo contara cosas que ocurrían, que ocurren en realidad, además creo que la gente es muy leal cuando descubre que te estás exponiendo, valoran la exposición, esta especie de strip tease textual. Creo que la gente lo agradece aunque seas tú el que pase las vergüenzas. Para escribir un blog así tienes que tener correa, reírte de ti mismo, y sentarte un poco en las consecuencias, que tampoco son tan graves, son más los beneficios.

¿Y te pagan por buscar novia?

No, no me pagan. “Busco sueldo por buscar novia”, debería ser el titular de esta entrevista. La idea es que si el blog madura en algún momento, se dará. Como es la frase de recursos humanos “un reconocimiento a tu esfuerzo”.

¿No te ha pasado que un entrevistado te diga “por qué te haces el serio si tú escribes de deportes o en un blog”?

Una vez Fernando Tuesta se picó porque yo había sacado una nota luego de que sale de la ONPE por un problema con una chica. Me llamó y me dijo que mejor regresara a deportes y qué hacía en política. Simplemente le recordé que él antes también escribía sobre deportes, y lo hacia muy bien. Le dije que también podría escribir sobre deportes de vez en cuando ahora que ya no está en la ONPE, y se molestó mucho.

¿Y lees todos los comentarios de tu blog?

Si, por más que me quite tiempo entre comillas es la única manera de compensar la deferencia de que te lean, de que te dejen un comentario. Yo nunca en mi vida he dejado un comentario en un blog, teniendo la oportunidad de hacerlo.

¿En algún momento no te has cansado del periodismo político?

Felizmente tengo en política una relación con el trabajo que se parece mas a la dinámica de una revista, yo escribo notas para los domingos, y tengo tres días para prepararlas, y solo un día a la semana hago esta actividad reporteril que a mi me molesta un poco. No tengo ese chip de buscar la primicia, ir detrás del político y arrancarle hasta la ultima palabra sobre un tema “x”, hay gente que lo hace con un talento y desparpajo alucinante, yo necesito más mi espacio, me gusta hacer notas que a pesar de ser reflexivas sean divertidas sobre cosas políticas.

¿Cómo haces para ordenarte? O sea escribes sobre temas políticos, deportes, el blog y encima poemas.

Lo que creo que te ayuda mucho es el identificar días con chamba, lo de deportes yo lo escribo los domingos, que es día futbolero, incluso los de política piensan mucho en fútbol porque todos los monitores de periódico están prendidos en los canales que transmiten partidos. En política tengo una chamba más relajada, y bueno por otro lado, además de los días en que uno hace las cosas yo creo que está el tema de la especialización, que es algo de lo que hay que dudar, yo creo que todos somos más versátiles de lo que pensamos. No se trata de tener una posición centrada de todo, sino te conviertes en una especie de Chema Salcedo. Tampoco creo que haya que escribir sobre todas las cosas, yo no podría escribir sobre televisión ni sobre cine, pero los deportes y la política siempre me han interesado, desde chico, y lo otro, la poesía, es algo más personal.

Tú decías que escribir poemas era algo así como un maleficio…

Yo lo decía también porque en mi familia siempre han habido personajes vinculados a las letras, desde chico tu escuchas que el tío tal, que el primo tal, es una tradición, como una maldición, pero es una maldición simpática. Las maldiciones simplemente las aceptas, y la poesía ha sido eso, una cosa que he tenido que aceptar por más quecos que haya querido hacerle para mantenerla lejos.

Entonces este nuevo libro apareció sin que te des cuenta…

Yo había escrito un libro en el 2001, que se llama “Máquina Fantasma”, y han pasado cinco años entre la publicación de ese libro y este texto “Nuevos Poemas Italianos”. En algún momento pensaba que había perdido el registro poético, que había dejado de escribir bien, no me gustaba lo que hacía, por alcanzar una carrera periodística sentía que me llenaba de lugares comunes, que me sentaba a escribir poesía y me salía periodismo, y eso es horrible para alguien que lo único que se computa es poeta. Ni blogger ni periodista ni cronista ni nada, lo único en lo que me siento realmente auténtico y que siento que puedo hacer bien es poesía. Es más un acto de honestidad, lo otro son maneras de ganarse la vida, y fueron cinco años en que no escribía, este silencio ya me estaba atormentando, se dio un viaje turístico medio para salir de la depresión, de la rutina, y terminó siendo un gancho mostro.

¿De qué trata este libro?

Son como viñetas, postales de Italia. En verdad Italia es un pretexto, porque no hablo de los grandes monumentos, ni de la Italia imponente, sino hablo de cosas absurdas. Los animales italianos, que no son exóticos, o el metro de Roma, que no es ni moderno ni ejemplar, o de personajes que nunca estarían en un catálogo turístico. Era como crear una propia versión de algunas partes de la geografía italiana que me llamaron la atención por sus nimiedades, por su poca importancia, quizás porque yo me sentía un poco así. Ha salido un libro bonito donde hay un viaje físico pero también hay un viaje interior, esto de la recuperación de la voz poética a partir de constatar que en un país tan alucinante lo que te llama la atención es lo menos importante, lo intrascendente.

¿Y te ubicas en algún lugar dentro del panorama de la poesía peruana contemporánea?

Ahora que te hablaba de este silencio una de las cosas que me hacía dudar era que no me sentía muy reconocido, no me identificaba mucho con los círculos que veía, tengo muy buenos amigos poetas, pero nunca he participado mucho de las movidas. No sabría ubicarme en ningún punto de ese mapa generacional.

Aparte de la familia, de dónde te viene esta tradición por la poesía

Bueno, en la familia, mi bisabuelo fue poeta, mi abuelo fue poeta, mi primo Antonio también es poeta, y Luis Jaime si bien no escribe poesía esta totalmente inmiscuido en las letras. Por otro lado, las lecturas que me fueron conquistando: Eguren, más que Vallejo, más simbólico, más miedoso. Pessoa, Alejandra Pizarnik, Borges, Pedro Salinas, el mexicano Jaime Sabines. En todos se reproduce un patrón de hacer una poesía muy clara, poco ostentosa, poco efectista, muy lírica, mi poesía es bien lírica, desde el corte de los versos, la temática que plantea, el acercamiento con el mundo, es bien difícil que yo quiera explorar un lenguaje muy impresionista, hay una tradición más bien lírica, respetuosa, de la elegancia del lenguaje.

¿Y quién es tu escritor favorito?

Mi escritor favorito curiosamente no es poeta, pero empezó escribiendo poesía. Es Paul Auster, cuya biografía para mi estremecimiento se parece mucho a la mía, hitos no literarios. Empezó escribiendo poesía, su papa murió cuando él tenia 18 años, empezó haciendo periodismo deportivo, y se llama Paul Benjamín Auster, y Benjamín es un nombre que a mi me encanta, mi hijo tiene que llamarse Benjamín.

Cuál crees que es la clave para escribir textos tan atractivos, en los que no importa si hablas de las ministras o de alguna vedette sino la lectura en si misma. Al mejor estilo de Beto Ortiz.

Ya sé cual es la clave, creo que lo que hace Beto que a mí también me gusta es que él alterna un estilo con el lenguaje urbano, uno reconoce lecturas, ritmo, construcciones inteligentes, pero cuando esta a punto de ser muy sabiondo, siempre mete una jerga, algo coloquial, un dato más propio de los quioscos y de los taxis que de los libros. Esa alternancia hace que cualquier público sea susceptible de quedar encantado, a mi me gusta eso, no sé si lo hago bien, pero me gusta manejar un estilo y nunca separarme de lo que se dice en la calle , de las chapas, de los alias, de los mitos.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan