Banner Tuvivienda
Lunes 27 de junio 2022   |   Contáctenos
PolíticaInternacionalesEntrevistasCulturalAstrología
REDES SOCIALES
Miércoles 21 de marzo 2012

Aldo Miyashiro: "En realidad soy muy aburrido"

El actor y director peruano siente que hizo las cosas muy tarde, pero no se arrepiente de lo que recibe.
Aldo Miyashiro: 'En realidad soy muy aburrido'
Foto:laindustria.pe

Aldo Miyashiro es uno de los pocos personajes de la televisión peruana que se muestra tal y como es. Sencillo y de caracter amable, Miyashiro siente que lo que sueña debe ser cumplido. Aunque ingresó al mundo de la televisión a los treinta años, siente que está haciendo las cosas correctas. Durante esta entrevista habló sobre su exitosa serie 'La Gran Sangre' que, incluso llegó a la pantalla grande. A continuación un extracto de la entrevista que le realizó la página web CircoVIP al actor y director Aldo Miyashiro.

¿Quién es Aldo Miyashiro?

¿Quién soy yo?...De principio te puedo decir que soy un chico que tiene ganas de hacer muchas cosas y eso ha sido una de mis principales características. Y que trato de hacer todo lo que siempre he soñado hacer. Creo que, en resumen sería que soy un enfermo de las cosas que quiero y las busco a morir.

¿Cuánto te ha cambiado La Gran Sangre?

No mucho. Porque en realidad yo he empezado hacer televisión ya tarde. En un momento no creo que viejo, pero si maduro. Si me hubiera pasado esto a los 20 años, no sé que sería de mi vida ahora. Ya a los treinta, no te afecta mucho. La vida social podemos decir. Pero, creo no haber cambiado mucho, estoy en el mismo sitio, los mismos amigos, tengo los mismos defectos. Mi vida externa es la que ha cambiado. Complicado salir a la calle, comer en la calle, con la gente mirando (risas).

¿Cuándo termina el personaje de Tony?

Cuando dicen corten…(risas).

¿No hay alguna similitud entre Aldo y el personaje?

Tenemos la criollada. Yo tengo amigos que vivían en barrios marginales e iba a sus casas, lo de barrio, tú sabes, eso sí. El lenguaje de la calle, tal vez cuando estoy con mis amigos, hay confianza y nos jodemos. En las demás cosas, no podría afanar a una mujer como lo hace él, imposible. Hay diferencias y cercanías sobretodo en el humor.

 ¿Llenaste tus expectativas con la película?

No. Nos fue bastante bien en público, no era lo que esperábamos pero nos fue súper bien. Pero no, porque me hubiera gustado que me dieran más tiempo para cerrar bien la historia. Hemos eliminado muchísimo material valioso que no es de acción de la historia detrás de los personajes. Pero son decisiones de producción. Creo que me di la licencia de hacer una película comercial en un país que gusta mucho ese género. Ahora busco la película de autor, que no me interesa si sólo va uno a verla.

¿Fuiste a verla de incógnito?

Si, como tres veces. Llegaba un poquito tarde para que no se dieran cuenta que era yo. Era para ver la reacción del público, y estos daban respuestas a estímulos claros que te da la película, como el humor, estaba claro que eso se iba a dar. Pero me emocionó mucho estar en Larcomar, como a las seis de la tarde, y que el Dragón cuando dijo “Viva el Perú, carajo”, la gente diga viva, en el cine y se ponga aplaudir. Me pareció que logramos lo que esperábamos transmitir al iniciar la serie, estamos orgullosos de nuestro país.

¿Por qué Carlos Alcántara no está en la cuarta entrega de la serie?

En realidad por un problema de tiempos. Se ha especulado mucho con este tema pero en realidad, nosotros terminamos de la película muy cansados. No sólo de filmar, sino el rollo de promoción que era el día a día. Quisimos grabar antes la serie pero ni guión había. Y bueno, Carlos ya tenía un compromiso. Si alguna vez, hacemos algo más con La Gran Sangre, él es la primera opción. La gente decía que nos habíamos peleado, y se tuvieron que callar la boca, cuando nos vieron jugar pelota.

¿Qué prefieres estar delante o detrás de las cámaras?

Detrás. Porque mi chamba es escribir. Crear personajes, crear historias. A mí, actuar me cansa bastante, yo he estudiado actuación para entender a los actores. Pero creo además que sea algo que me vaya a durar toda la vida, pero escribir sí. Estar tranquilo, solo, tener tus tiempos.

¿Estás escribiendo algo actualmente?

Yo estoy en una novela, que he debido terminar hace dos meses, pero no, por falta de esos tiempos que te hablo. Quiero hacer películas cada dos años, cosas pequeñas, como de una locación, tres actores, que hable de comportamientos, sentimientos, conductas.

¿Es difícil llevar una vida familiar?

Sí. Una de las cosas que no me gusta de la televisión, es que te quita mucho tiempo. Cuando tengo vacaciones, trato de pasar el mayor tiempo con mi familia. Cuando estoy grabando es muy complicado, lo que hay que tener es paciencia. Y los pequeños momentos aprovecharlos al máximo.

¿Cómo te relajas?

En realidad soy muy aburrido. Voy a ver una orquesta, salir con mis amigos, tomar una chela. Yo era súper juerguero, salía todos los días, antes de casarme. Ahora ya no provoca hacer cosas porque ya las hiciste. De hecho, una vez al mes, me voy con mis amigos y me esperan en la puerta. Pero ya no el ritmo no es el mismo, asumes nuevas responsabilidades.

Platícame, ¿qué sentiste cuando dijeron que La Gran Sangre, era una copia de una historieta mexicana?

Al principio me dio mucha risa. Yo me entero de esto como a las once de la noche. Yo juego póker, y la gente, me dice “Oe, ha salido esto en Magaly”. De hecho me dio risa, si me hubiera copiado, me hubiera sentido turbado, palteado, no? Pero ya me indignó cuando llegué a la casa, y me puse a revisar lo que había dicho, una certeza periodística. A las tres o cuatro de la mañana, me puse a ver de lo que se trataba El Pantera, hay que ser súper idiota para usar la palabra copia. Al final se rectificó en su página web, claro, en vivo, dijo yo no he dicho nada. Es muy fácil tirar la piedra.

¿Qué imagen te regresa a tu infancia?

Una pelota. Quería ser jugador de fútbol. Yo era muy bueno, estaba en la selección de mi colegio, en el Cantolao. Pero me dio hepatitis en tercero de media, y me prohibieron jugar casi un año. Y en cuarto de media, yo me caigo de un segundo piso, estuve en coma como 14 días. Después de eso, cuando quise volver a jugar, ya estaba fuera de físico totalmente. De hecho, un sueño truncado, cada vez que voy al estadio. Cambiaría absolutamente todo lo que he hecho en la vida, por entrar a la cancha de fútbol.

¿Qué te provoca más placer en la vida?

El sexo.

¿Cuál es el piropo más extravagante que te dijeron?

Hay dos que recuerdo. El primero por bonito y el segundo por vulgar. Una vez me dijeron “¿Dónde vives?, para ir a robarte, caradura”. Y el segundo, estaba en una firma de autógrafos, cuando había un grupo de chicas que se veía tenían ganas de fastidiar, una de ellas se acercó y se destapó el seno, y me dijo “¡firma aquí!”, hice el ademán DE que lo iba hacer, y ella retrocedió, se cubrió, y sus amigas empezaron a reir.

¿Cual fue tu primer pensamiento del día?

No quiero ir a trabajar.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan