Banner Tuvivienda
Lunes 27 de junio 2022   |   Contáctenos
PolíticaInternacionalesEntrevistasCulturalAstrología
REDES SOCIALES
Jueves 22 de marzo 2012

Carlos Álvarez: "Entendí que en la política no hay amigos"

Actor cómico cuenta cómo logró llegar al estrellato de la TV nacional.
Carlos Álvarez: 'Entendí que en la política no hay amigos'
Foto:tuteve.tv

Carlos Álvarez es uno de los humoristas más queridos de la televisión peruana. Luego de más de veinte años de carrera profesional como actor humorístico, Álvarez se ha encargado de liberar el lado cómico de las desgracias nacionales. Desde políticos hasta jugadores juergueros, nadie, absolutamente nadie, se ha salvado de las graciosísimas interpretaciones de Carlos Álvarez. La siguiente entrevista fue realizada en el 2009 por la página web CircoVip.

¿En qué momento de tu vida se dio el humorismo como una profesión?

Empecé en televisión el 25 de mayo de 1983. Yo gané un concurso de radio y el legendario Augusto Ferrando me invitó a su programa Trampolín a la Fama. Tenía 19 años. Yo estaba en la academia para postular a San Marcos al programa de Derecho y Ciencias Políticas. Termina la presentación en vivo del programa y en la puerta del canal llega Tulio Loza y me ofreció trabajo para el lunes próximo. Esto fue un sábado.

¿Qué te dijeron tus padres?

Me dijeron que no lo desaproveche pero que también me dedique a mis estudios. De ese programa pasé a canal 4, de ahí a “Las mil y una de Carlos Álvarez”. Se postergó lo del estudio pero lo plasmé en el humorismo político.

Remontémonos a tus raíces.

Yo nací en el 7 de enero de 1964, en el barrio de Santa Beatriz, cerca del famoso Castillo Rospigliosi; soy el segundo de tres hermanos. Hace varios años que estoy viviendo ahí. Fui un muchacho palomilla pero siempre algo conservador. Los lindos recuerdos fueron cuando jugábamos carnavales entre los barrios, nuestros globazos y nuestros partidos de fulbito. También una época muy difícil, los años setenta, la época de Bob Marley y la juventud; sin embargo mi familia siempre estuvo presente, siempre había un tema de valores.

A diferencia de otros humoristas propiamente nacidos en el teatro de la calle, tú eres más de salón.

Cierto. Tanto es así que al programa de Augusto Ferrando fui acompañado de mis padres y hermanos. Fue todo un acontecimiento en mi familia. Primero lo tomamos como una anécdota. Luego se hizo empresa. Mi padre me dijo: “Si vas a hacer esto, tienes que convertirte en el mejor”.Él ya falleció pero siempre me dejó esas enseñanzas de dedicarme y entregar mi mayor esfuerzo al público.

Se vuelven picones los políticos

Creo que el humor político debe ser irreverente. Y si alguna vez cometí un error, todos tenemos una oportunidad de enmendarnos. Debemos tener correa. La principal lección que saqué de esto es que en la política no hay amigos. O poquísimos amigos.

Entonces el teatro mediático es el que ha crecido, pero en el que usted nació viene desapareciendo.

Sí, el teatro que ha crecido es sólo el que está circunscrito nada más en Miraflores y San Isidro. Antes estaba en Jesús María, Barrios Altos, La Victoria; y ya no tenemos eso. Lo que es muy serio, más serio todavía es que en los nuevos centros poblados; como en los conos, Lima norte, Lima sur, Lima este; las municipalidades no se han preocupado ni se preocupan en construir locales teatrales, tienen un auge comercial de primer orden, envidiable, que hay que felicitarlos, pero priorizan los multicines, los casinos, tragamonedas, discotecas, ¿y los teatros?

"El Especial del Humor" ya es un clásico de 5 años

Ya tenemos 5 años. Somos 5 personas nomás, sin vedettes, sin bailarinas, hacemos un programa muy lindo que ya está en el corazón de la gente.

¿Cuándo descansas de tu trabajo?

Ni los domingos. Ese día nos sentamos a replantear todo el trabajo de la semana. El trabajo es incansable, pero siempre cuidando la salud. Si estuviera casado mi matrimonio sería un desastre. La vida te da oportunidades y hay que aprovecharlas. No te hablo de dinero y popularidad, porque eso con el tiempo se va. Te hablo de la satisfacción de un ser humano con respecto a lo que querido hacer en la vida. Mi satisfacción es hacer feliz a la gente que está necesitada; eso es el recuerdo más lindo de estos 25 años. De aquí tengo un programa de tres horas en vivo. De acá al teatro, tengo una función a las 8, y otra a las 10 y ahí una función a la 1 y media de la mañana. Ese es mi trabajo. Yo no fumo, no tomo. Me dedico a trabajar. La satisfacción es arrancar una sonrisa del peruano, más por dolores que le dan la política del país, no por nuestra idiosincrasia. Esa felicidad que yo logro es más grande que cualquier agotamiento. Dormir 5 horas y pensar mejorar para mañana, eso es primordial.

¿Ya piensas en la internacionalización?

Hemos enviado material a otros países. Me pasó algo curioso. Jaime Bayly me invitó al programa televisivo que tiene en Miami (Omega Televisión), en la carta decía que iba hacer de Hugo Chávez. Cuando llegó a la embajada del consulado, sospechaban que iba a hacer propaganda para HC. Ni siquiera me denegaron la visa. Dijeron que me retire. ”Hágase a un lado”, dijeron. Se hizo un escándalo. Después la embajada dio permiso para recoger mi visa. Obviamente yo no fui, prefiero quedarme en mi Perú con mis cosas, después ya veré cuando iré.

¿Tu plato irresistiblemente peruano?

Es tan difícil esa pregunta. Me gusta el arroz con pollo; algo más del interior: un olluquito con charqui. Más costeño: unos buenos frijoles con su seco. ¡Pues hombre, también comí una buena paella, mis cayos a la madrileña y mi buena tortilla española! (Álvarez habla como ‘Chamo’). Nuestra cocina peruana es tan rica, es una comida científica. Siempre lo digo: creamos tantos tipos de comida, con distintos condimentos. Una variedad tremenda. La gente queda asombrada del ingenio culinario peruano.

¿Si tuvieras que traer un momento especial de tu vida?

Las conversaciones políticas con mi padre. Nos olvidábamos hasta de almorzar. Era muy culto, muy leído. Siempre sus consejos vivirán en mí.

¿Tu hobby es ir a ver los caballos como Pizarro?

(Risas) No. Te cuento: El ‘cóndor’ Mendoza va donde el ‘Chamo’ para que lo convoque; le dice: “mira que yo corro como un leopardo, salto como una pantera, tengo la garra de un cóndor”; y el DT le dice: “por eso no juegas, porque juegas como un animal pues”. (risas).

¿Qué pasó con lo de ‘Tulicienta’?

Ya dije lo que tenía que decir y he decidido no hacer más comentarios.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan