Banner Tuvivienda
Sábado 13 de abril 2024   |   Contáctenos
PolíticaInternacionalesEntrevistasCulturalAstrología
REDES SOCIALES
Domingo 11 de noviembre 2012

Susana Villarán sobre La Parada: debí pedir que no se haga ningún operativo mientras estaba fuera de Lima

Burgomaestre analiza los resultados de polémica operación policial en exmercado mayorista.
Susana Villarán sobre La Parada: debí pedir que no se haga ningún operativo mientras estaba fuera de Lima
Foto: diario Correo.

Sabe muy bien quiénes están detrás de su revocación, pero evita lanzar los nombres. Susana Villarán sabe que aún no es el momento para eso, sino más bien la hora de trazar una línea para definir quiénes quieren una Lima moderna y quiénes la Lima de la cutra. Esta alcaldesa tiene obras que la defiendan, reformas que hablan por ella y muchas fuerzas para luchar.

-Con la revocación en marcha, ¿la ley le impide inaugurar obras?

No. La ley de neutralidad política se refiere a los procesos de elecciones en general, pero no a los procesos de consulta, pues no los regula. Así que voy a estar presente en las inauguraciones. Además, durante la construcción de las obras siempre pongo mi nombre para que la gente tenga a quien fiscalizar, pero una vez que la inauguramos colocamos la placa “Lima lo hizo”.

-¿Qué tipo de obras están por entregar ya?

Muros y escaleras para 600 asentamientos humanos por 200 millones de soles. Infraestructura vial valorizada en mil 200 millones de dólares. Ya tenemos los 360 millones de soles para construir cuatro parques zonales y el Parque del Migrante en La Parada. Pero también tenemos obras que no son fáciles de mostrar de manera inmediata ni de ponerle una placa, como la gran reforma del transporte.

-Precisamente la critican a pesar de que impulsa reformas que ningún alcalde se atrevió a hacerlas…

Hacemos obras que por décadas nadie quiso hacerlas. Ahí están el Gran Mercado Mayorista de Santa Anita y la reforma del transporte. Hablamos de 30 años de informalidad, muerte y de gente lucrando millones de soles con todo esto. Y lo hacemos a pesar de un costo (político), pues no se pueden mostrar resultados inmediatos. La apuesta es resolver estos dos grandes problemas para Lima.

-También dicen que usted no hace nada. ¿Cuántas obras ya entregó?

Muchas. Entre ellas escaleras, muros, canchas deportivas, cuatro Hospitales de la Solidaridad, así como el mantenimiento de más de 400 kilómetros de vías metropolitanas en Lima que no se habían tocado en años. Se las estoy diciendo de memoria, pero todas están registradas. Los viernes, por ejemplo, voy a los lugares más altos de la capital para inaugurar obras.

-¿Y por qué la población no lo sabe o no lo siente?

Porque hay una campaña muy fuerte que dice lo contrario, precisamente, y porque todavía no hemos hecho publicidad en grande.

-¿Pero no cree que era necesario hacerlo?

Sí, y hay que mostrar. Siempre hay que cacarear más y hay que hacerlo. Lima nunca tuvo tanta inversión privada como la que tiene en este gobierno municipal. La AFIN (Asociación para el Fomento de la Infraestructura Nacional) destacó la enorme inversión que hacemos en obras de infraestructura.

-¿A quiénes beneficia esta revocación?

Los que quieren parar Lima no son las personas que luchan por sus muros, escaleras y por tener un lugar donde sus hijos puedan estar libres y seguros, sino los que buscan oscuros intereses que siempre han medrado. Este proceso es una consulta democrática, pero yo no creo que quienes promueven esta revocación sean democráticos.

-¿Quiénes son?

No lo voy a decir. Ustedes saben mejor que yo quiénes son los que medran con el caos, la informalidad y los arreglos bajo la mesa.

-¿Luis Castañeda está detrás de todo esto?

No lo sé, pero sé que va a votar a favor de la revocación. ¿Hay oscuros intereses detrás de la revocación?, sí.

-¿Intereses políticos?

Por supuesto, políticos y económicos. ¡Grandes intereses!

-¿Y por qué contra usted?

Por hacer las grandes transformaciones en Lima que no las quisieron hacer quienes medran con los arreglos bajo la mesa. ¿Por qué nadie tocó antes La Parada? ¿Por qué dejaron pasar 30 años y que Lima se convierta en un caos espantoso donde todos perdemos tiempo y salud por un transporte caótico? Porque no te da réditos políticos. Cuando no hay plata bajo la mesa, entonces hay adicción. Es como el adicto.

-¿Se ha sentido frustrada con los ataques, con la revocación, con todo esto?

Me van a seguir diciendo de todo y hay quienes te dicen: “Así es la política”. ¡Pero así no es la política! La política no es una cloaca, no puede ser esa actividad que los jóvenes detesten: Robas, pero haces obras. Eres cínico y nunca dices la verdad. Prometes una cosa en la campaña y haces todo lo contrario. Así no debe ser la política.

-¿Qué falta para que funcione el nuevo mercado mayorista de Santa Anita?

El nuevo mercado ya está lleno y funcionan todos los giros. Ahora se ve un mercado ordenado, limpio y moderno. Ya no hay mafias que te cobran cupos, ni gente a la que tienes que pagar por seguridad, ni ratas que te pasan por las piernas. Todo eso existía en La Parada. Hay muchas cosas por perfeccionar a lo largo de estas semanas, pues los camiones empezaron a entrar recién el sábado, luego de que se colocaron los hitos en todos los ingresos a La Parada.

-¿No fue un error viajar el mismo día del operativo del jueves 25?

Si hubiese sabido que el operativo se iba a hacer ese jueves, no hubiese viajado.

-Pero debió decir: “No se hace ún operativo mientras yo no esté en Lima”. 

Sí, tienes razón, debí decirlo y me he autocriticado por eso. Hubiese querido estar, pero yo no decidí el día del operativo, eso lo decidió la policía. El 16 de octubre anuncié mi viaje en una sesión del concejo.

-¿Usted dijo que había viajado al extranjero por un caso de emergencia?

Nunca usé la palabra emergencia. Yo tenía que firmar con mi hijo (Emmanuel Piqueras Villarán) y mi hija política un documento. Lo había postergado durante mucho tiempo, pero ya era impostergable. Era la firma de un documento muy importante para la familia.

-¿La venta de bienes?

No. Ustedes saben que soy una persona separada, es un tema muy personal. No tengo gran patrimonio, pero algo tenemos juntos. Yo tenía que firmar con ellos, conversar con ellos y hacer que firmen un documento conmigo. Pero desde la misma noche de los hechos estuve en contacto con todo el equipo que estuvo a cargo de todo esto aquí (en Lima) y no dormí un solo minuto. No me siento una persona irresponsable, pero sí me sentí muy mal por estar afuera.

-¿Cómo la recibió su hijo?

Muy mal, pero, felizmente, me dio el cariño y el apoyo que los hijos les dan a sus madres en esas circunstancias.

-Están pidiendo la renuncia de Gabriel Prado (gerente de Seguridad Ciudadana) y Ricardo Giesecke (presidente de Emmsa)

No sé por qué acusan a Prado. Cuando a él lo llamaron (la PNP) al mediodía de ese jueves y le dijeron que salía el operativo, que estaban dadas las condiciones y que lleven los tráileres con los hitos por las rutas que se habían decido, él salió. Y Giesecke ni hablar. Es uno de los personajes claves en estos momentos.

-Debe ser la primera vez que en su carrera pública y privada la califican de ineficaz e incapaz. ¿Cómo se procesa esto?

Tengo la profunda tranquilidad en mi interior de saber que estoy actuando bien, con rectitud y eficiencia. Con la exigencia, más bien, de que esta manera de hacer las cosas alcance a los limeños que sienten que no estoy llegando a ellos. Yo tengo una confianza básica.

-Usted no tuvo una luna de miel. Desde el tercer mes de su gestión ya se hablaba de su salida…

La palabra “revocación” apareció a los tres días de haber recibido las credenciales como alcaldesa. Un periódico puso en su portada: “Villarán puede ser revocada”, por un juicio con (Jorge) Mufarech. Esto ha venido desde tiempo y va a seguir.

-Hasta ahora Marco Tulio Gutiérrez se niega a revelar quiénes financian su campaña de revocación y el monto empleado…

Uno tiene que ser absolutamente transparente. Así como a los partidos políticos nos exigen rendir cuentas hasta por el último centavo puesto en nuestras campañas, los mismos organismos electorales tienen que exigirle a quienes han promovido esta revocación que digan de dónde sacaron para tanto fideo, galleta y todo lo que dieron para poder conseguir las firmas que presentaron.

-Presentaron firmas de fallecidos…

Sí, pero no importa, yo soy demócrata, que siga la consulta y le pido a todos los demócratas, de todas las tendencias políticas, que hagan un gran frente por el NO, a favor de Lima. Un frente pluripartidario, no de la derecha, de la izquierda ni del centro, sino un frente de los que amamos Lima. Los que queremos una Lima moderna para todos. Estoy segura de que vamos a ganar porque Lima no puede parar.

-Precisamente, Lourdes Flores Nano, al igual que Luis Bedoya Reyes, ha expresado estar en contra de este proceso de revocación.

Lourdes es demócrata. Ella y yo hemos luchado juntas por la democracia, hemos recogido firmas contra la re-reelección (de Alberto Fujimori) aquí (en Plaza Mayor), con Beatriz Merino y Virginia Vargas. Está el PPC, pero también Armando Villanueva, Carlos Roca, los grandes líderes del Apra, los limpios del Apra, esa gente maravillosa está a favor de que Lima no pare.-Imagino que en ese frente estarán los artistas que la acompañaron en la campaña anterior.

Yo creo que todos, artistas, blogueros y jóvenes, están a favor de que Lima siga desarrollándose. Si los artistas estuvieron en la campaña (municipal), cómo no van a estar en esta consulta. O estás con la Lima del futuro, la Lima moderna, la Lima para todos o estás con la Lima de la cutra, del pasado y de los arreglos bajo la mesa.

-La Confiep ha señalado que la revocación podría paralizar las inversiones.

Este proceso no es bueno para la ciudad, pero he dicho que voy a seguir trabajando en esas grandes reformas. Vamos a seguir todo el proceso de inversiones privadas y espero que ellos sigan confiando en la autoridad municipal que soy yo.

Con mucha paz, sonriendo. Los limeños de todos los sectores sociales van a acompañar su futuro. El limeño no es tonto y no quiere retroceso. Lima aporta el 50 por ciento del PBI del país, es una locomotora. Quién va a ser tonto como para querer que Lima pare. Ese día voy a estar junto a ellos celebrando el que todos hayamos sido sabios y entendido que Lima no puede parar (Hecha por Luis Endo para Diario 16).

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
1 comentarios
Efectivamente los limeños,y los limeños provincianos no son tontos aprendimos con el tiempo y las dificultades analizar las obras de los diferentes alcaldes con visión estadista,y procurar de esa manera corregir una ciudad como Lima que necesita muchas reformas sociales y obras.Pero resulta que al margen de las declaraciones de eminentes personajes y medios de comunicación,por fin la sra.Alcaldesa admite de a poquito su responsabilidad,pero al mismo tiempo se atribuye obras como el Mercado Santa Anita que no le corresponde,este comportamiento solo refleja acudir al facilismo de su lentitud.
11 de noviembre 2012
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan