Banner Tuvivienda
Miércoles 28 de octubre 2020   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Domingo 29 de junio 2014

Holanda elimina a México gracias a un penal inexistente cobrado por el portugués Proenca

Una vez más un fallo en el arbitraje perjudica a un equipo en el Mundial Brasil 2014. Esta vez fue el portugués Pedro Proenca, quien fungiendo de juez le regaló el encuentro a los holandeses...
Holanda elimina a México gracias a un penal inexistente cobrado por el portugués Proenca
Foto: FIFA

Cuando todos esperábamos los tiempos suplementarios a fin de deleitarnos una vez más con un  final dramático de octavos de final, otra vez más, esperemos que sea la última, un fallo de arbitraje, por no decir otra cosa, dio cuenta de los suplementarios y de lo que con justicia debió llevarse a cabo: unos 30 minutos de ida y vuelta escenificados por mexicanos y holandeses. El portugués Pedro Proenca no lo quiso.

Hasta podría decirse que no lo quería, y no encontró mejor ocasión que la que le brindó la espectacular “zambullida” de Robben, que en lugar de ser premiado con un penal, debió ser sancionado con una tarjeta amarilla por el portugués, quien sancionó el tiro de los doce pasos, repartiendo luego tarjetas amarillas, y permitió que Hunterlaar tradujese, cuando faltaban tres minutos para el final del encuentro, la sanción en el tanto del triunfo neerlandés.

Y no es que los dirigidos por Van Gaal no merecían la victoria. Lejos de eso. A nadie le pareció ilógico, digamos justo, que su dominio en las acciones del segundo periodo encontrase su recompensa en el tanto del empate conseguido por Sneijder a los 88 minutos, luego de la creciente presión que ejercían a medida que los minutos avanzaban y se aproximaba el del final del encuentro, dando muestras de amor propio y entrega en el campo de juego. No se trata de eso. 

Ciñiendonos a lo que sucedió sobre el gramado: los holandeses, luego de la salida de Van Persie y el ingreso del 21 Memphis, con su agresivo despliegue, anunciaban que las cosas podían tornarse delicadas para la escuadra azteca. Enrostrándole al coach mexicano Miguel Herrera los límites de una estrategia meramente defensiva implementada para preservar algo que ante rivales como Holanda sirve de poca garantía: defender una diferencia mínima, cuando frente a sí se tiene un equipo decidido siempre a dar el todo por el todo si de sobrevivir en la jungla que es una cita mundialista se trata.

Los "Naranjas", para cuando llegó el tanto del empate, ya habían dicho que el soberbio tanto marcado por Giovanni Dos Santos a los 48 minutos no era suficiente. No era pues necesario el desacierto de Proenca, repetimos “por no decir otra cosa”, para que al final los holandeses liderados por el desequilibrante Robeen, en el Estadio Castelao de Fortaleza, nos muestren de lo que son capaces. De revertir, jugando, a su estilo, con mucha fuerza y gran efectividad, situaciones que para otros equipos resultan definitivas.

Bien, al final, por los holandeses, mal para el árbitro Proenca, y ¡bravo! por México, que esta tarde pudo, estuvo a un pelo, de hacer otro tipo de historia. El partido de cuarto de final que Proenca le negó a México, será disputado por Holanda el 5 de julio en el Estadio Fonta Nova de Salvador. 

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |