Banner Tuvivienda
Viernes 23 de febrero 2024   |   Contáctenos
PolíticaInternacionalesEntrevistasCulturalAstrología
REDES SOCIALES
Lunes 01 de octubre 2018

Obras de impacto rápido en bienestar de la población deben priorizarse en el proceso de reconstrucción del Norte

El fenómeno El Niño Costero, que afectó al Perú en el 2017, registró un total de 162 personas fallecidas y más de 66 mil casas destruidas, según cifras del Instituto Nacional de Defensa Civil (INDECI).
Obras de impacto rápido en bienestar de la población deben priorizarse en el proceso de reconstrucción del Norte
Foto: Difusion


Para acelerar la Reconstrucción con Cambios en el Norte del país es necesario descentralizar las operaciones empoderando a los gobiernos regionales y locales dotados de asistencia técnica especializada y capacidades de gestión, priorizando obras de impacto rápido, principalmente vivienda digna y servicios básicos, indicó Nicanor Gonzales, decano de Ingeniería en la Universidad Privada del Norte (UPN) y ex ministro de la Producción.

El fenómeno El Niño Costero, que afectó al Perú en el 2017, registró un total de 162 personas fallecidas y más de 66 mil casas destruidas, según cifras del Instituto Nacional de Defensa Civil (INDECI). Actualmente, algunas zonas afectadas todavía no cuentan con servicios básicos de agua y saneamiento, vivienda, salud y educación, entre otros.

Según el especialista en finanzas públicas y proyectos de inversión, es ahora el momento de mejorar el proceso de planeamiento urbano con los gobiernos regionales y locales actuando como mancomunidades en el marco de la legislación vigente, asignándoseles los recursos requeridos para trabajar bajo un mismo plan que identifique las obras requeridas por la población en el corto, mediano y largo plazo.

“Asignar los recursos a mancomunidades regionales o locales con capacidad de ejecución, constituye la fórmula adecuada para llevar a cabo la reconstrucción, en la medida que tengan el asesoramiento técnico de entidades especializadas en formulación y gestión de proyectos de infraestructura a gran escala. Desde el punto de vista técnico, se debe empoderar a gobiernos regionales y locales, que centralizar el proceso de reconstrucción, pero cerciorándonos que estén aptas para actuar de la mejor forma, según el plan de desarrollo urbano”, explicó Gonzales en la presentación realizada ante el Consejo Consultivo de la Facultad de Ingeniería de UPN.  

El proceso de reconstrucción debe priorizar actividades de impacto rápido en el bienestar de la población, como servicios básicos, construcción de viviendas de carácter temporal y sistemas de agua y saneamiento de emergencia, mientras se ejecutan las obras de carácter permanente, como desarrollo de sistemas de drenaje, redes de agua y desagüe, energía, e infraestructura de vivienda, salud y educación, entre otras, siempre en el marco de un mejor proceso de planeamiento urbano.

Gonzáles indicó que, en un contexto nacional e internacional impactado por el cambio climático y la pobreza extrema, la formación de futuros profesionales de la ingeniería con orientación hacia la mitigación de riesgos y prevención de desastres, es cada vez más relevante por su contribución hacia una cultura de planeamiento y prevención, y el potencial de generar un impacto positivo en la sociedad.

“Como universidad podemos jugar un papel importante con nuestros estudiantes y docentes, en base a un trabajo conjunto de convergencia tecnológica de las carreras de ingeniería, administración, economía, finanzas, derecho, arquitectura, educación, comunicaciones, ciencias de la salud, etc. En UPN, involucramos a nuestra comunidad educativa con estas experiencias, formando profesionales capaces que buscan el bienestar de la comunidad con ética y responsabilidad”, enfatizó Gonzáles.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan