Banner Tuvivienda
Lunes 27 de mayo 2024   |   Contáctenos
PolíticaInternacionalesEntrevistasCulturalAstrología
REDES SOCIALES
Jueves 18 de octubre 2018

Fernando Haddad y Jair Bolsonaro hacen concesiones a las iglesias católica y evangélica

Los dos candidatos presidenciales se han comprometido a no legalizar el aborto de resultar electos.
Fernando Haddad y Jair Bolsonaro hacen concesiones a las iglesias católica y evangélica
Foto: www.eltelegrafo.com.ec


Jair Bolsonaro y Fernando Haddad, luchan por inclinar la preferencia de los fieles católicos y evangelicos a su favor


No cabe duda, la fe juega un rol de la mayor importancia de miras a lo que sucederá el domingo 28 de octubre, el día que 147 millones de brasileros acudirán a las urnas para escoger, entre el ultraderechista Jair Bolsonaro y el candidato del Partido de los Trabajadores Fernando Haddad, al hombre que asumirá la función de Presidente de la República Federativa de Brasil a partir del 1 de enero de 2019.  

No es por casualidad que tanto el izquierdista Fernando Haddad como el ultraderechista Jair Bolsonaro están yendo en busca de los votos de los fieles en el país con el mayor número de católicos a nivel mundial, pero también en el que las iglesias evangélicas crecen más que en ninguna otra parte. 

Es por eso que no debe sorprender ver a Fernando Haddad presentarse como un hombre de tradición cristiana. El candidato del Partido de los Trabajadores ha firmado una serie de compromisos e incluso ha dirigido un manifiesto "al pueblo evangélico", donde señala que en su programa de gobierno no se encuentra ninguna propuesta orientada a la despenalización del aborto.

"Ninguno de nuestros gobiernos (del PT) mandó al Congreso leyes inexistentes por las cuales nos atacan", indica en su manifiesto Fernando Haddad. El petista puso en claro que, además de la legalización del aborto, la tributación a los templos y la prohibición de culto público, sin olvidar "la elección de sexo para los niños" tampoco forman parte de su programa de gobierno.

El sucesor de Lula da Silva señala en el escrito ser un "cristiano" que proviene de una "familia religiosa" y se remonta a su abuelo, "quien trajo su fe del Líbano cuando migró a Brasil para construir una vida mejor para su familia". 

Por su parte, en el marco del encuentro que ha sostenido con el arzobispo de Rio de Janeiro, Joao Orani, el ultraderechista Jair Bolsonaro se comprometió a defender los valores de la familia. "Asumimos un compromiso en defensa de la familia, en defensa de la inocencia de los niños en las escuelas, en defensa de la libertad de las religiones y contra el aborto y la legalización de las drogas. Son compromisos que están en el corazón de todos los brasileños de bien, independiente de religiones", dijo el campeón de la ultraderecha brasilera.

El ultraderechista Jair Bolsonaro, polémico por defender abiertamente la dictadura militar que gobernó Brasil entre 1964 y 1985, al igual que por sus declaraciones de índole machista, racista y homófobo, es un creyente católico. No obtante, está casado con una evangélica. Algo, a decir de los analistas, que le hace contar con el apoyo de pastores y partidos vinculados a las iglesias evangélicas en el coloso suramericano. 

 

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan