Banner Tuvivienda
Miércoles 23 de octubre 2019   |   Contáctenos
PolíticaInternacionalesEntrevistasCulturalAstrología
REDES SOCIALES
Viernes 04 de octubre 2019

Irak: las recientes protestas, contra la corrupción, han dejado 31 muertos y 700 heridos

A pesar del toque de queda total impuesto desde el miércoles por la noche los manifestantes salieron a las calles.
Irak: las recientes protestas, contra la corrupción, han dejado 31 muertos y 700 heridos
Foto: lavanguardia.com

 

Una ola de protestas sin precedentes continuó por tercer día consecutivo en Irak a pesar de la "represión sin precedentes", según el título del sitio web local independiente de noticias Al-Alam Al-Jadid. El número de muertos de las víctimas de munición real por parte de las fuerzas de seguridad fue de 31 muertos y más de 700 heridos desde el martes (incluidos dos policías).

A pesar del toque de queda total impuesto desde el miércoles por la noche y hasta nuevo aviso en Bagdad y varias ciudades, especialmente en el sur del país (donde seis manifestantes fueron baleados el jueves), los manifestantes salieron a las calles y a los pequeños poblados. Hubo manifestaciones móviles en varios barrios de la capital. En la enorme e icónica plaza Tahrir, en el corazón de la ciudad, salieron vapores negros de los neumáticos y muebles quemados por los manifestantes. La mayoría de ellos se cubrieron el rostro con máscaras antipolución, tanto para protegerse del humo como para no ser identificados por la policía.

El estallido de ira de los jóvenes iraquíes es una protesta mundial en un país que se ha convertido en el ejemplo del estado fallido, ya que es el quinto país más grande del mundo por sus reservas de petróleo. "Haznos nuestra patria", "La gente quiere un cambio de régimen", "No a los partidos políticos", "En nombre de los ladrones de religión nos robaron", etc. Los lemas blandidos en los últimos días por los manifestantes apuntan a los diversos funcionarios responsables de la quiebra de todo el sistema de gobierno desde la caída de la dictadura de Saddam Hussein en 2003.

Las demandas del desafío van desde servicios públicos básicos en un país con electricidad y agua potable durante décadas hasta trabajos para jóvenes, mientras que uno de cada cuatro está desempleado. Pero es la corrupción, madre de todas las heridas de Irak, lo que se denuncia con prioridad. De hecho, según cifras oficiales, el equivalente a unos 410 mil millones de euros de dinero público se ha tragado desde 2004, desapareció en los bolsillos de los políticos de todas las tendencias, líderes tribales o empresarios. Una suma vertiginosa que representa cuatro veces el presupuesto anual del Estado.

"La raíz del problema es la destrucción del mercado laboral en Irak", dijo el novelista iraquí Ali Badr en una publicación en su página de Facebook. El exiliado de cuarenta años en Bélgica recuerda que en su infancia, todo en los mercados era de fabricación iraquí, "desde electrodomésticos hasta zapatos, muebles y pasta de dientes". Estas industrias locales proporcionaron trabajos para una clase trabajadora dura. "Hoy la profusión de productos importados ha convertido a los iraquíes en consumidores codiciosos que exacerban una nueva forma de lucha de clases", escribe el intelectual. Recuerda que los únicos trabajos posibles son los del servicio civil pletórico que cuenta con 7 millones de funcionarios para una población de casi 40 millones, más de la mitad de los empleados iraquíes.

La influencia decisiva de Irán en su país también es denunciada por los manifestantes iraquíes. Las banderas de la República Islámica se quemaron por primera vez durante las protestas en las ciudades del sur de Iraq, la mayoría de ellas pobladas por chiítas.

Esta es una característica observada en los últimos días, los barrios sunitas de Bagdad y las provincias del norte y oeste de la capital, principalmente sunitas, permanecen alejados de la disputa. La minoría marginada desde el desalojo del régimen de Saddam Hussein teme ser acusada, como en el pasado, de estar en el origen de los problemas al permitir que el gobierno use la revuelta como un movimiento comunitario.

El uso por parte de las autoridades iraquíes de represiones violentas con munición real, toques de queda, recortes de internet y redes sociales ha enojado aún más al país. Durante una reunión entre los "tres presidentes" de Iraq, tal como se designa en el acto al Presidente de la República, el Parlamento y el jefe de gobierno, se prometió una investigación sobre la violencia cometida.

Al llamar a las partes a "moderación", las autoridades señalaron la responsabilidad de los "infiltrados que buscan perturbar el orden público al desviar las protestas populares pacíficas".

 

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |