Banner Tuvivienda
Lunes 23 de mayo 2022   |   Contáctenos
PolíticaInternacionalesEntrevistasCulturalAstrología
REDES SOCIALES
Martes 11 de enero 2022

6 buenas prácticas de finanzas para organizar el inicio de año en tu negocio

Administrar y organizar las finanzas de tu empresa es clave para la supervivencia en el largo plazo.
6 buenas prácticas de finanzas para organizar el inicio de año en tu negocio
Foto: Difusion

Para tener un negocio rentable se necesita mucho esfuerzo y dedicación, además de tener las finanzas saludables y así poder alcanzar las metas del negocio. 

Administrar y organizar las finanzas de tu empresa es clave para la supervivencia en el largo plazo. Eso no se trata solamente de llevar bien los números, más bien, implica una gran capacidad analítica y destreza para tomar decisiones estratégicas adecuadas.

Por eso, para impulsar el progreso de los emprendedores del Perú, el equipo de Kambista, la primera casa de cambio digital del país, recomienda seis buenas prácticas de finanzas para organizar el inicio de año en tu negocio. ¡Toma nota!

  1. Elabora un presupuesto financiero

El presupuesto es la expresión financiera del plan operativo por un periodo de tiempo determinado, generalmente un año. Por lo general, al inicio del año los gerentes preparan un plan donde detallan los logros que se quieren obtener durante ese periodo de tiempo respecto a ingresos, gastos y utilidad neta.


Es una de las herramientas más valiosas con las que tu empresa puede contar porque brinda un plan de acción tanto a corto como largo plazo. Si está elaborado de manera eficiente te permitirá cumplir los objetivos empresariales, identificar señales de advertencia a tiempo o lidiar con imprevistos. De esta manera, harás que tu negocio sea más productivo y rentable y contará con una ventaja competitiva en el mercado.


  1. Separa el dinero personal del de tu negocio

Es común que en negocios familiares o emergentes las cuentas personales y del negocio no tengan límites claros, pero es clave hacer esta separación ya que solo así se puede evitar hacer gastos que no están incluidos en el plan del negocio. A medida que la empresa va creciendo, se podrá asignar un sueldo fijo para los gastos personales y familiares. Además, es importante evitar a toda costa sacar dinero de la caja chica para gastos hormiga como comer afuera, compras impulsivas o cualquier otro gasto que no beneficie al negocio mismo.


  1. Fija las metas de ahorro a mediano y largo plazo

Es importante tener claro cuál es la meta que se quiere lograr, tanto para mediano como para largo plazo, por ejemplo, comprar maquinaría, muebles, remodelar el negocio, etc. Así, podrás definir los gastos y destinar el dinero ahorrado en un fondo. Es recomendable, por seguridad y rentabilidad, tener una cuenta bancaria, que genere intereses, para guardar el dinero.


  1. Ten un fondo en caso de emergencias

Ya hemos vivido casi dos años afrontando una pandemia, lo cual nos ha enseñado que, de un día para otro, el contexto puede cambiar e influenciar directamente en nuestros negocios. Por eso es altamente recomendable contar con un fondo de dinero ahorrado para afrontar cualquier tipo de emergencia u obstáculo que pueda surgir durante el próximo año: llámese una tercera ola, nuevas cuarentenas, una caída de la bolsa, entre otros. 


El monto del fondo dependerá del tamaño y la actividad de la empresa. Por lo general, se recomienda tener como mínimo el equivalente a 3 meses de gastos de operación como reserva. Este dinero no debe guardarse bajo el colchón o en la empresa, sino en un instrumento financiero que te de ganancias mientras esté guardado.


  1. Cambia soles a dólares online

Si necesitas pagar a un proveedor o el alquiler de tu local en dólares, recuerda ser estratégico a la hora de cambiar divisas. Por ejemplo,  Kambista es una plataforma online peruana que ofrece un atractivo tipo de cambio y le ha ahorrado más de $17 millones a sus clientes en transacciones.


  1. Analiza los estados financieros regularmente

Analizar los estados financieros de manera regular te permitirá monitorear la salud de tu negocio y compararlo con periodos anteriores o la competencia. Conseguir que la empresa tenga una estructura financiera equilibrada mejorará tu capacidad de negociación, el costo de endeudamiento y te ayudará a tomar decisiones acertadas para tu empresa. Esta es una práctica que debe volverse un hábito en la empresa, solo así podrás tener una perspectiva real del estado de tu negocio y tomar decisiones en base a los resultados.



Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan