Banner Tuvivienda
Sábado 25 de mayo 2024   |   Contáctenos
PolíticaInternacionalesEntrevistasCulturalAstrología
REDES SOCIALES
Sábado 23 de marzo 2024

El atentado a la sala de conciertos Crocus de Moscú: el peor en las últimas dos décadas

Por el momento se habla de 133 muertos. Rusia apunta a Ucrania como responsable. Ucrania niega categoricamente su involucramiento.
El atentado a la sala de conciertos Crocus de Moscú: el peor en las últimas dos décadas
Foto: Difusión

 

El número de muertos a causa del atentado perpetrado ayer viernes 22 de marzo en la sala de conciertos Crocus de Moscú se eleva. A las cuarenta muertes anunciadas en un inicio, pronto se sumaron unas veinte, luego pasaron a 115, ahora ya suman más de 140; 143, para ser más exactos. No hay que descartar, dada la envergadura de la tragedia, que con el paso de las horas y días se tenga que lamentar un mayor número de fallecidos a causa del peor atentado que Rusia ha sufrido a lo largo de las últimas dos décadas. 

A excepción de quienes en los corrillos de la inteligencia rusa sabían, ha destilado en la prensa, gracias a la información enviada por los servicios de inteligencia estadounidenses, nadie imaginaba que la apacible noche del penúltimo viernes de este mes de marzo se convertiría por arte de al menos cinco individuos fuertemente armados en la más dantesca de las últimas décadas. Costaba dar crédito a lo que las imágenes mostraban. Dos de ellos, vestidos con uniforme de camuflaje, con toda la frialdad del mundo, avanzaban haciendo uso de sus armas automáticas, disparando a quemarropa contra quienes por desgracia se encontraban y se les cruzaban en el camino.  

En los videos difundidos por canales de noticias de Telegram se podía ver al menos a dos hombres armados avanzando por el pasillo del lugar y a los otros que mostraban cadáveres y grupos de aterrorizadas personas corriendo en dirección de la salida. De acuerdo al Ministerio de Situaciones de Emergencia ruso, los bomberos lograron evacuar a un centenar de personas que se hallaba en el sótano de la sala donde actuaba el grupo de rock ruso Piknik, cuyos miembros, al aparecer, también fueron evacuados, hizo saber la agencia TASS. Poco después se iniciaron operaciones para socorrer a las personas que se hallaban sobre el tejado del edificio.

El ataque de ayer por la noche al centro de exposiciones en las afueras de Moscú, seguido por un incendio de grandes proporciones producido por el uso de artefacto explosivo lanzado por uno de los terroristas, trajo a memoria el ataque terrorista sufrido por la capital rusa hace cosa de 22 años, el 23 de octubre de 2002, cuando un grupo de terroristas chechenos atacaron el Teatro Dubrovka y tomaron como rehenes a unas 700 personas. Durante la operación de rescate llevada a cabo tres días después, el 26 de octubre de aquel año, perdieron la vida  129 rehenes como consecuencia de la inhalación de un gas utilizado por el Ejército ruso durante el operativo y 41 terroristas, abatidos por las fuerzas especiales.

En cuanto a los responsables, todo parece indicar que además de la posible autoría de un grupo yihadista del Estado Islámico, compuesto por 4 miembros, Moscú no descarta la hipótesis de la autoría ucrania. En un corto mensaje dirigido al país este sábado, Vladímir Putin ha dejado entrever que Ucrania estaría implicada en cierta forma en el atentado. Algo que ya habían hecho los servicios secretos de la Federación Rusa, al igual que los medios de comunicación tributarios del poder en Rusia. Por su parte,  Ucrania y los voluntarios rusos que luchan contra Rusia en el conflicto entre Rusia y Ucrania se han apresurado a decir que ellos no tienen nada que ver con lo sucedido. La hipótesis de la pista ucrania es privilegiada por Moscú  incide a pesar de que fuentes norteamericanas han hecho saber que no hay razón para dudar de la autoría del Estado Islámico. 





Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan