Banner Tuvivienda
Domingo 26 de mayo 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Domingo 11 de diciembre 2011

De Lima al cielo

Por: Jennifer Choquehuanca
De Lima al cielo
Foto: :@MundoFrei

Como dijo el poeta, quiero escribir… pero, no los versos más... sino escribir de mi vivir en Lima. Lima, la tantas veces coronada, también la horrible, Lima de mis saudades, idealizada en la distancia y en el tiempo.           

Siguiendo  las formas de los amigos de éxito, mejor serlo, alquilo un depa en barrio aparente para los triunfadores. Estupendo, tres o cuatro edificios en construcción circundan al mío. De ocho a.m. hasta las cinco o seis de la tarde concierto estridente de máquinas, las taladradoras tienen mayor presencia.

La dueña y la corredora de inmuebles, finísimas y encantadoras, me ofrecen el oro y el moro y yo tan lista como me creo, pico; pago, suelto el dinero, en dólares, por supuesto. Sin cocina, sin salón, ellas tan guapas, anda cómete un canapé y caliéntalo en el microondas, qué poca creatividad tienes, anda, búscate la vida.

Enfrente de casa, tenemos un café muy coqueto, bonito, el personal es amable y te somete a un continuo señoreo,  por cada vez que te dicen señora te cobran un sol mas, al final el capuchino parece que te lo estás bebiendo en París, por el precio, digo. Me tengo que tomar dos, las tazas son pequeñitas... elegantísimas.

Este mi nuevo barrio es testimonio de la tan cacareada inclusión social, circulan personas de todos los colores y de diversos estratos socioeconómicos. Todas juntas pero no revueltas, los cholos y cholas -por lo general personal de servicio-, pocos negros se ven; los otros, los blanquitos son los dueños de los depa, de los cochazos, los que consumen en las tiendas de diseño, en los supermercados y en esos restaurantes de new cuisine peruana. Mis congéneres, los mas prietos, son los obreros de la construcción, los camareros, los que te llevan el carro de la compra a casa; ellas, las uniformadas de blanco, las nanas, las que cargan los paquetes, trapean los suelos, siempre calladas, de miradas ausentes o indefinibles, van a pocos pasos de sus señoras empujando el coche del niño o cargando con los bultos, parece que las están convenciendo de que son invisibles.

Esta organización social funciona a la perfección, cada uno en su lugar, el que almuerza sentado en la acera el taper de comida fría no se confunde nunca con la señora o el señor. Seguro, pienso, que hay algo de atávico en todo esto, tal vez del imperio inca, donde la estructura  social  era rígida, o quizá influencia europea, de la Roma A.C. cuando surge Jesús de Nazaret, denunciando las injusticias y promete el reino de los cielos a los pobres.

LIMA,  Diciembre de 2011

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
3 comentarios
pero si es que asi es lima y si no le gusta que se excluya, joder. jaja
12 de diciembre 2011
No sé a que barrio de Lima se refiere pero me lo imagino, pero es verdad que en todos sitios se cuecen habas, aqui decimos de Madrid al cielo y es lo que hay, la gente va junta pero no revuelta es que acaso somos inocentes para no entenderlo?
13 de diciembre 2011
Además vos decis de Lima, "la tantas veces coronada y también la horrible", creo que te equivocas completamente, porque es la Lima de mis amores, de mis ilusiones, de mis pasiones, de mis recuerdos y de horrible nada monada!. Allí o te adaptas al medio o nunca te sentirás comoda.
13 de diciembre 2011
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan