Banner Tuvivienda
Domingo 11 de abril 2021   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Martes 20 de diciembre 2011

Algo más de "cien días hilando fino"

Por: Wilbe Bríos*
Algo más de 'cien días hilando fino'
Foto: peruanosenusa.com

”…Reaccione a tiempo señor presidente Humala, sea “buen carnicero” y “corte cabezas”de la gente de su entorno que lo perjudica en su ofrecida lucha contra la corrupción.  El Sr. Chehade miente y es caradura, la gran mayoría del pueblo peruano no lo quiere de vicepresidente…”

…Con este párrafo terminé mi nota anterior “100 días…¿Hilando Fino? (I)” y parece que hubiera sido premonitoria, Chehade fue suspendido en sus funciones de congresista por 120 días hasta el 02 de mayo del 2012, sin el “blindaje” de su partido Gana Perú y se juega su desafuero del Parlamento Nacional en los próximos días.  De lo que no estoy seguro es si su desafuero es bueno para el país, puesto que en reemplazo de este bobalicón, desprestigiado moralmente por ser “colega” de los también suspendidos “roba cable” y  “come oro”, entraría al Congreso Nacional su accesitario, el sociólogo de la “ultra izquierda caviar” Manuel Enrique Ernesto Dammert Ego Aguirre, propiciador que Ollanta ofreciera la mentira del “Gas a 12 soles” en la última campaña electoral, asesor de sindicatos conflictivos como el de Enapu, diputado “zurdo” varias veces, asesor político de ministros, congresistas, regiones y municipios.  Recién “renunciado” Secretario de Descentralización de la PCM, adonde lo ubicó el expectorado Salomón Lerner, como “gato despensero” con los presidentes regionales.  Creo que el accesitario sería una piedra más incómoda que el segundo vicepresidente, en el apretado zapato del presidente Ollanta…

En la nota anterior también comenté sobre el entorno familiar y político del presidente Humala en sus primeros 100 días de gobierno y en esta nota me aprestaba a comentar sobre el Poder Ejecutivo cuando cayó la bomba…¡Lerner…no va más!.  Aplicando aquello de que nadie sabe para quien trabaja Ollanta le cortó la cabeza a su amigo “Siomi”, su consejero y financista desde el 2005, reemplazándolo por su ex instructor del ejército Óscar Eduardo Valdés Dancuart, con quien de casualidad se encontró en un avión el 2010…a quien invitó ser candidato a congresista por Tacna, ofrecimiento que rechazó, y a quien el  28 de julio nombró como Ministro del Interior.  Con su “cara de palo”, Valdés ganó protagonismo en Cajamarca, aplicando sus conocimientos y experiencia de 20 años de soldado, mas 20 años de experiencia gerencial en la actividad privada, más lo que aprendió como político al frente del movimiento “Recuperemos Tacna” para ser presidente regional.  El “súper Óscar” opacó el alma velasquista y la figura vacilante del primer ministro Salomón Lerner abrumado por los desatinos de sus asesores de la izquierda caviar…

En realidad nada es nuevo bajo el sol y lo que le pasó a Humala con su primer gabinete es similar a lo que le ocurrió a Fujimori el ’90.  Los periódicos y la tv, favoreciendo sus propios intereses en distintas épocas, presionaron a los presidentes electos aprovechándose que ambos no tenían partido político de respaldo, solo votos coyunturales, ello, además de que no tenían ideas programáticas claras, ni equipos competentes; obligándolos a un imposible político; concertar con Dios y con el diablo, emular al santo moreno para que perro, pericote y gato, comieran de un mismo plato; para que se respete la democracia, para que se frene duramente la explosión social de los pueblos, para “mantener la gobernabilidad”.  De esta forma Fujimori conformó su primer gabinete con su amigo Hurtado Miller a la cabeza mezclando extremos como la sutepista Gloria Helfer en Educación, con el almirante Raúl Sánchez, presidente de la SNP en Pesquería… resultado: explotó a los 6 meses.  Esta vez Ollanta se jugó con su amigo Salomón Lerner y también mezcló extremos como la incapaz “zurda” García Naranjo en el MINDES, con el empresario José Silva, presidente de ADEX en Comercio Exterior, experimento que no duró más de  4 meses…

El siguiente gabinete de Fujimori, más asentado como presidente, lo encabezó el abogado cooperativista Carlos Torres, quien siguió la línea económica de su antecesor, pero que le dio un giro importantísimo y exitoso al gobierno con la inclusión de Carlos Bologna en el Ministerio de Economía.  El “ministro predilecto” del chino fue el artífice del “milagro peruano”, que dura más de 20 años y nos mantiene en la cresta de la ola de la economía mundial, a pesar de los gobiernos de Toledo y García…

Cuando Ollanta buscaba a alguien para el ministerio del Interior hubiera podido escoger a quien tuviera las peores calificaciones y cualquiera hubiera sido mejor que el ex ministro general PNP ® Miguel Hidalgo, quien salió sin pena ni gloria, dejándonos como herencia de su gestión la inseguridad ciudadana con la delincuencia dueña de las calles, el mal ejemplo de su periplo público por un hostal de quinta con una fémina, la falta de bienestar policial, la desaparición del mayor PNP Bazán, sus movidas con Alan García para evitar la justicia militar, y el 61% de desconfianza de la población en su Policía Nacional…

La designación del comandante EP ® Óscar Valdés en el Ministerio del Interior, criticada por los caviares como Basombrío y compañía que esperaban ser llamados, ha tenido aspectos controversiales en sus cuatro meses de gestión como por ejemplo: La poda de generales sin ton ni son individual, lo que significará el retorno judicial de muchos de ellos…  La publicitada anulación del 24x24, para que todos los policías estén al servicio de su institución, no funciona como debe ser y lo vemos en calles y plazas.  La creación del Sistema de Seguridad Ciudadana, encabezado por el presidente de la república, no refleja resultados porque no tienen un plan ni metas aplicables a los próximos cinco años, solo tienen ideas bien intencionadas pero aisladas.  El creado Fondo de Seguridad Ciudadana con 200 millones de soles, expresándose inadecuadamente el presidente “ahora que se mojen los empresarios”, incrementa fondos que el ministerio del Interior no gasta por falta de buena gestión, llegando a usar solo el 45% de su presupuesto y retornando a fin de año lo no utilizado al tesoro público.  La cobertura de Gobernadores en los pueblos del país, que con la PNP son los brazos ejecutantes del Ministerio del Interior para la seguridad ciudadana, están descuidados o abandonados…

Así tenemos que la población no siente…no percibe en su día a día, que en los meses transcurridos de este gobierno se hayan producido cambios notables en temas tan sensibles como la inseguridad ciudadana porque no se han mostrado políticas claras en la lucha contra el crimen que asola las calles, contra el narcotráfico que destruye la sociedad y contra el terrorismo que asesina civiles, policías y militares… ¿Podrá el comandante EP® Valdés dar la talla como Presidente del Consejo de Ministros, cuando no hizo mucho como ministro del Interior?…Yo deseo que sí…veremos si él puede…

El imaginario popular y la picardía nacional se solazan con el “súper Óscar”, pero los intereses de los grupos de poder apuestan porque Valdés funcione como pragmático Primer Ministro, aplicando lo que dice el libro que muchos gerentes tenemos en nuestra mesa de noche ”Administración sin Sentimientos”, solo que el país no es una empresa que busca rentabilidad a como de lugar, el país es un territorio con recursos naturales y grupos humanos en búsqueda del bien común, somos personas que queremos vivir ”con desarrollo económico, inclusión social y justicia”… ¿Podrán Humala y Valdés lograrlo?…Difícil…pero no imposible…

En 1977, hace solo 34 años era presidente del Perú el general EP® Morales Bermúdez, y la crisis social y económica que vivíamos en esa dictadura militar era espantosa, herencia de los desequilibrios que se generaron en la dictadura del general EP® Juan Velasco.  Yo diría que nuestra crisis en esa época era similar a la que ahora sufren los griegos inventores de la democracia.  Los militares recurrieron a un civil para que los ayudara a salir del atolladero, invitaron para Ministro de Economía al ingeniero Walter Piazza Tangüis, un distinguido profesional y empresario peruano cuyas tierras en Ica habían sido expropiadas y sus negocios de pesca intervenidos por la revolución de Velasco, habiéndose quedado en el Perú con su actividad constructora, lo que actualmente es COSAPI, pensando solo en ayudar a su país y sin condicionar a que le devuelvan sus tierras o su empresa pesquera.  Piazza aceptó y el 16 de mayo del año 77 asumió la responsabilidad de ministro del gobierno militar.  A los pocos días presentó a la Junta de Gobierno su Plan de Emergencia y luego lo hizo público.  El buen hombre creía que manejar el país era como manejar sus empresas y fracasó totalmente.  El 06 de julio de ese mismo año tuvo que renunciar al Ministerio de Economía después de un mes y medio de gestión.  Lo que no entendió Piazza es que desde el siglo V antes de Cristo la política es el arte de lo posible en busca del bien común como decía Santo Tomás de Aquino: la política es un reto, es buscar el bien de todos en un solo todo que es la sociedad… ¿Podrán Humala y Valdés enfrentar este reto con éxito?…Difícil…pero no imposible…

Dicen los politólogos que los gobernantes deben apoyarse en dos de las tres fuerzas vivas: las Fuerzas Armadas, el pueblo organizado y la iglesia católica.  El presidente Humala está en una encrucijada, está siendo forzado por los “ultras” para que le salga el “cachaco” y meta palo y bala a todo reclamo social, un muertito por acá y otro por allá logran el caos… pero ¿después de Humala, qué sigue?… La historia nos recuerda que en 1980 el pueblo repuso a Belaunde de presidente como desagravio, pero los militares ya habían creado a Sendero Luminoso.  En 1985 FBT con su 5% de popularidad creó a Alan por ser la esperanza.  En 1990 el desastre de Alan creó a Fujimori por ser independiente.  Vargas Llosa por sus propios errores y soberbia perdió la elección al insultar al 80% del país como bribones y cacasenos, igual como el 2011 nos llamó a todos enfermos de sida o de cáncer, sin respeto para quienes padecen dichos males… ¡Es un infeliz!…  El 2000 Fujimori creó a Toledo solo porque Montesinos había liquidado a Andrade y Castañeda.  El 2005 Toledo creó a Humala porque su política del chorreo e inclusión social fracasó.  El 2011 Alan falló con su “perro del hortelano” e inclusión social lo que hizo que Humala ganara las reñidas elecciones, ofreciendo más de lo que podía cumplir y ahora tiene problemas con el pueblo que le reclama…

Entonces ¿quién seguiría si Humala fracasa?, ¿Sendero como hace años? ¿El narcotráfico como en México?, ¿La violencia del más fuerte en las calles? ¿Keiko?, ¿algún partido tradicional? …No podemos arriesgar ni esperar, como decía FDR debemos “actuar y actuar ahora”, todos debemos cerrar filas y apoyar a Humala en su actual ruta de gobierno para mantener el crecimiento económico de hace 20 años porque la crisis internacional ya nos está afectando; para disminuir la desigualdad social y que el pueblo se sienta dueño de su destino; para que gocemos de justicia a pesar del controvertido juez César San Martín…

Está bien que el presidente Humala se apoye en las FF.AA. que son su alma mater, pero hay que estar vigilantes de los excesos así también debemos estar alertas ante la reacción de Chile por el fallo de La Haya.  Apoyarse en el pueblo es más laborioso.  El pueblo es volátil como cuando gritaba “Chino (Velasco) contigo hasta la muerte”, luego lo sacaron del gobierno, nadie hizo nada, se murió y la gente lo olvidó.  El pueblo es ignorante porque a los grupos de poder no les interesa educarlo, por eso siguen a cualquier “hijo de vecino” que radicaliza lo que quieren escuchar.  El pueblo es inquieto y se torna violento ante la falta de liderazgo sostenible,  su ceguera lo lleva por cualquier rumbo.

Ollanta Humala debe reorientar su brújula de reencuentro con el pueblo, ser líder y presidente, en ese orden.  Hablar y actuar con la verdad, predicar con el ejemplo, resolver problemas, mostrar el futuro.  El Estado Peruano es laico, pero el pueblo tiene acendrada tradición religiosa católica, sin menoscabar otras confesiones;  se deben rescatar los principios morales que emanan de todas ellas para que sirvan principalmente en la lucha contra la corrupción.  Toledo dice que el gobierno de Ollanta se ha militarizado, como si fuera dictadura hay que abandonarlo… este es otro de sus despropósitos, hay un abismo con la realidad… casi el mismo abismo que existe entre el oportunismo y las agotadas neuronas de su cerebro.  

 

* Periodista ancashino, promotor de turismo

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan