Banner Tuvivienda
Sábado 28 de noviembre 2020   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Miércoles 28 de diciembre 2011

La SUA: Origen, trayectoria y balance

Por: Pedro Godoy P.
La SUA: Origen, trayectoria y balance
Foto: worldanime.tv

La Sociedad Unión Americana SUA es una entidad iberoamericanizante del siglo XIX. Se funda en Santiago de Chile el 5 de abril de 1862. El directorio lo encabezan simbólicamente el general Gregorio las Heras y el almirante Manuel Blanco Encalada. Sus líderes prominentes son José V. Lastarria, Alvaro Covarrubias, Domingo Santa María y Benjamín Vicuña Mackenna. Genera filiales en diversas ciudades y aldeas del país. Un entusiasmo hoy asombroso . Contacta con entidades similares del Continente. Destacan aquellas que funcionan en Bolivia, Ecuador, Ecuador y Argentina. Diseñan bandera que izan junto con el pabellón patrio. Fundan villorrio que bautizan "Unión Americana".
 
La motivación inmediata de quienes son los arquitectos de la SUA son las tropas de Napoleón III ocupando México. Tal operativo culmina con el Imperio de Maximiliano. No es la primera agresión y tampoco es la última. En 1833 Gran Bretaña se apodera de Malvinas, EEUU despoja Texas a México en 1836 y mediante una guerra 1846-1848 de un territorio equivalente al de Argentina, en 1851 -durante un lustro- William Walker convierte en protectorado estadounindense Centroamérica,  España, en 1861, anexa República Dominicana, en 1871 en una astuta alianza con los aborígenes Londres primero "inventa" la República de Misquitía y luego, desembozadamente, Honduras Británicas hoy Belice. Las tres Guayanas son otros testimonios del euroexpansionismo..
 
Estos acontecimientos sin duda, en mayor o menor medida, son factores que inquietan a la intellighenzia de entonces cuyos cabecillas fundan la SUA. La intervención del II Imperio francés es el detonante que desencadena intensa campaña integracionista. Mantiene nexos con el Presidente Benito Juarez y su república errante. Le despacha sumas de dinero y hasta milicianos. En 1862 el condotiero Oreille Antoine, con apoyo de París, intenta fundar el Reino de la Araucanía y Patagonia. Les preocupa la dependencia respecto a Madrid de Cuba y Puerto  RIco. El adueñamiento de las peruanas Islas Chinchas por  flota de guerra española es el episodio que da mayor energía a la institución cuyo origen y trayectoria se reseña. Propicia la Alianza del Pacífico -sumando Chile a Perú y Ecuador- para oponerse al neocolonialismo.
 
El  choque armado implica bloqueo de Callao y cañoneo de Valparaíso. Hay combates navales.  Uno -el de Abtao- es simbólico porque en un mismo barco combaten por la soberanía común, siendo entonces tenientes, Arturo Prat y Miguel Grau. Infaustamente, serán rivales después, en la Guerra del Pacífico. Otro dato no menos ilustrativo es que de la conflagración anotada se desentiende la Argentina presidida por Mitre. En el país de Martín Fierro se imponen entonces el porteñismo y el eurocentrismo está en menguante la doctrina de José de San Martín. Acá la SUA posee un trascendente rol. Lo desempeña en la calle y en las esferas del P. Ejecutivo impulsando la defensa de la soberanía en peligro. Brinda, obvio, apoyo al Congreso hispanoamericanista de Lima culminado en 1865.
 
No menos importante es el nexo  con los caudillos trasandinos. Felipe Varela, en los choques  entre el mitrismo y as provincias, se refugia en Copiapó y allí encuentra el apoyo de la SUA local. Más que eso refuerza sus tropas e incorpora a chilenos encabezados por el oficial Estalisnao Medina. Eso explica  que el ilustre catamarqueño en su ofensiva aluda -dedo en el gatillo y manejando miles de gauchos armados- a la Unión Americana, a la urgencia que Argentina regrese al espíritu sanmartiniano y propicia la paz con Paraguay. Pareciera, que al menos en el siglo XIX, es la primera vez, después de la epopeya de Andrés Santa Cruz, que el iberoamericanismo se hace fuerza militar.
 
Efectuar un balance de la SUA es necesario. Un dato negativo: su ambigüedad con eso de "Americana" a secas. Permite -de un modo u otro, a veces sin manifestarlo- que EEUU por estar en el Nuevo Mundo, ser república y  oponerse a la vieja Europa en virtud a la doctrina Monroe es un país "aliado" o "hermano". Se "olvida" la usurpación de Texas y la confrontación bélica que reduce a la mitad la patria de Octavio Paz. Incluso durante la Guerra de Secesión (1861-1865) -¡oh, ingenuidad!- cree que la victoria del Norte abolicionista sobre el Sur esclavocrata abre aun más la puerta la cooperación entre ambas Américas. Ignora que la dinámica expansionista es anterior a la pugna entre Washington, DC y Richmond. Hipnonsis equivalente produce el glamour kennediano y la ALPRO.
 
 Sus líderes -entre otros- Vicuña Mackenna y Domingo Santa María, años más tarde son adalides de la Guerra del Pacífico (1879-1883) encendida por el capitalismo británico para apoderarse de las salitreras. Tal conflicto mutila a Bolivia convirtiéndola en mediterránea y a Perú le amputa Tacna, Arica y Tarapacá. Tal inconsecuencia habría escandalizado al caudillo Varela tanto como hoy nos resulta chocante a quienes somos, al decir de Joaquín Edwards Bello y Felipe Herrera, "nacionalistas continentales". Lega, sin embargo aportes positivos, dos tomos con documentos de alto valor. Me refiero a "Unión y confederación de los pueblos hispanoamericanos" que valdría la pena sean reeditados por el Instituto "Manuel Dorrego" de Revisionismo Histórico.
 
 
Prof. Pedro Godoy  P.

Centro de Estudios Chileno CEDECH
profe@cedech.cl
www.premionacionaldeeducacion.blogspot.com

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
1 comentarios
Estimado profesor y Doctor Don Pedro Godoy, me agrada mucho como Ud. enfoca las ideas sobre la Unión Latinoamericana, siempre lo digo y ojalá tuvieramos muchas personas asi, para llevar a cabo pronto la CELAC. Muchas gracias por sus presentaciones.Soy su admirador.
29 de diciembre 2011
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |