Viernes 01 de agosto 2014   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Martes 14 de febrero 2012

La Gran Transformación

Por: Eudoro Terrones Negrete.
La Gran Transformación
Foto: elarsenal

“Eso ya lo dijo Haya de la Torre” o “Eso ya lo ha planteado el Apra”. Son dos frases muy comunes en el Perú. Corrientemente surgen no sólo de labios apristas, sino que es frecuente escucharlas en la voz de personas independientes, pero enteradas. Cuando alguien en nuestro país lanza alguna idea de índole política, económica, social, de alcance ideológico, de acción gubernamental, de organización partidista que considera original, no es raro que le digan a boca de jarro: “Eso ya lo dijo Haya de la Torre”, o “Eso ya lo ha planteado el Apra”, refiere Pablo Silva Villacorta.

El  Partido del Pueblo –llámese también Apra, Partido Aprista Peruano o Frente Único de Trabajadores Manuales e Intelectuales- aportó a la vida política del país y de América Latina toda una original maquinaria de ideas, conceptos, postulados, iniciativas, principios, planes y programas de gobierno, maquinitas y slogans de campaña que surgieron del pensamiento de su líder máximo, Haya de la Torre, de sus dirigentes y militantes.

En honor a la verdad histórica, sobre la expresión “La Gran Transformación”, cabe recordar y precisar  que  Víctor Raúl Haya de la Torre la  utilizó por vez primera en el año de 1924. La reiteró  al exponer sus puntos de vista sobre “La Gran Transformación Continental y Peruana” el 20 de agosto de 1931, durante el Primer Congreso Nacional de Partido Aprista Peruano, cuando era candidato a la Presidencia de la República de Perú. Y volvió a utilizarla el 18 de junio de 1978 en su discurso como Presidente de la Asamblea Constituyente del Perú.

Pruebas al canto. Haya de la Torre, en su discurso del 20 de agosto de 1931, expresó: “Por estos ideales vamos a trabajar, a luchar, si es preciso a morir. Porque sólo dándonos íntegros a esta sagrada causa aprista con la que adviene “la gran transformación”, podremos realizar la segunda revolución de la Independencia del Perú y de América que sólo será posible cuando conquistemos nuestra paz y nuestra libertad, nuestra superación material y espiritual…”.

El 18 de junio de 1978, en su condición de Presidente de la Asamblea Constituyente del Perú, Haya de la Torre enfatizó: “Aquí estamos, con un claro mandato y un eminente designio, como resultado de esta revolución pacífica, cuyas raíces vienen muy de atrás. Se nos ofrece en 1978, la oportunidad de realizar aquella “Gran transformación” con que soñamos las juventudes rebeldes de 1923 y por la que vivieron luchando y muriendo con gloria, millares de peruanos en los últimos cincuenta años”.

“…Si el aprismo ha de conducir el movimiento político del Perú, lo conducirá revolucionariamente, con un sentido creador de la gran transformación, pero con el menor dolor posible para el pueblo, con el menor sufrimiento, no sacrificándolo a la ambición, a la violencia o al terror, como aquellos que no reparan ni respetan aquello que es un derecho inalienable del pueblo: su derecho a la vida, a la paz y la justicia con plenitud y libertad”.[4]

“Queremos que dentro del régimen y gobierno apristas no haya pueblos olvidados ni aldeas retrasadas…este movimiento recobra todos los valores del pueblo peruano para que tengan la certeza de que si triunfamos, la gran transformación empezará por las provincias”.

No con poca razón el APRA es un Partido Escuela, que proviene del gran movimiento cultural forjado al calor de las Universidades Populares Gonzales Prada, como producto social de la continental Reforma Universitaria iniciada en 1918. Partido Escuela o Partido Docente, que enseña al que no sabe para liberarlo de la ignorancia e incorporarlo a una nueva sociedad participativa, inclusiva, productiva, digna y justa.

En un país de “analfabetos de abajo”, “analfabetos de arriba” y “alfabetos-analfabetos”, el primer paso para hacer una verdadera revolución social por los que menos tienen era emprender la Gran Transformación de los espíritus, liberar a las masas de la ignorancia, mediante la justa distribución de la riqueza educativa y cultural que lleva implícita la de la riqueza material.

TAGS: Apra
Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |