Banner Tuvivienda
Sábado 18 de mayo 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Viernes 09 de marzo 2012

Para que con la descentralización el Perú avance

Por Grover Pango Vildoso.
Para que con la descentralización el Perú avance
Foto: Medios

Aunque haya tenaces opiniones que critican la descentralización peruana, ella es una realidad con sus luces y sus sombras. Nadie se atreve a negar que el país ha mostrado cambios, que hay crecimiento económico y que los gobiernos regionales (GGRR) -aunque no haya regiones verdaderas- existen con una fuerza a veces perturbadora, como en el caso de Cajamarca y otros que se están preparando.

Los recursos con que cuentan los gobiernos regionales son muy importantes y, por efecto del canon especialmente, en algunos casos parecen excesivos por la “incapacidad” para invertir que tienen algunos de ellos. Empero, a diferencia de otros tiempos, hoy es mucho más difícil oír reclamaciones por falta de dinero.

En tanto la descentralización, que es un proceso y toma tiempos no siempre previsibles, requiere una mirada constante y exigente. Para eso quizás ayude tener en cuenta algunos asuntos verificables.

Los GGRR disponen de mucho más recursos que hace una década. Por tanto los actuales presidentes regionales llevan sobre sus hombros la ineludible responsabilidad de mostrar los resultados de su gestión. Tienen el deber de mostrar qué recibieron y qué dejan en los territorios que han administrado.

Por supuesto que no se trata de gastar todo lo que se tiene en cualquier cosa. Ya demasiados disparates se ven por muchas partes. Muchas veces –la mayoría en verdad- los buenos proyectos toman más tiempo que un periodo de gobierno (4 años en los GGRR) y una buena manera de probar a las nuevas autoridades es verlos capaces de decir: “me corresponde continuar el proyecto que inició mi antecesor”.

Crecientemente el gobierno nacional tendrá más responsabilidades normativas que ejecutivas, con lo que deberá ser mayor la preocupación por contar con buenas autoridades regionales (y locales también). Eso deberá quedar demostrado en la aplicación de las leyes de organización y funciones (LOF) de los ministerios. Es urgente tener claro qué le toca hacer a cada uno, bajo el sabio  principio de la subsidiaridad.

Los ciudadanos también tenemos mucha responsabilidad sobre la gestión de los presidentes regionales y sus equipos de gobierno. En especial quienes votamos por los ganadores. Una señal de madurez política pasa por contrastar los resultados con la oferta electoral de quienes obtuvieron la victoria.

Uno de los problemas por superar es la falta de “capacidad de gestión”. La mayor fortaleza de un buen gobierno, en general, es contar con un equipo que posea CAPACIDAD (conoce bien lo que tiene que hacer),  IDONEIDAD (es el mejor indicado para hacerlo), EXPERIENCIA (sabe hacer lo que tiene que hacer, ya lo ha hecho), EFICIENCIA (lo hace muy bien) y HONESTIDAD (no defrauda ni corrompe).

Se ha repetido varias veces que el proceso de descentralización es irreversible. Sin embargo, aún cuando existan normas que así lo establezcan, la verdadera garantía está en que los GGRR, especialmente, prestigien el proceso y los pobladores nos comprometamos con la vida política de nuestras regiones.

También hará falta hacer correcciones de diversa índole porque para que la descentralización sea verdaderamente irreversible tendrá que ser, al mismo tiempo, perfectible.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan