Banner Tuvivienda
Lunes 20 de mayo 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Jueves 22 de marzo 2012

¿Superman?

Por: Uri Ben Schmuel - Director del diario La Razón.
¿Superman?
Foto: Diario 16

Cada vez que baja la popularidad de un Presidente de la República –y Ollanta Humala no es la excepción, como queda claro de las últimas encuestas– se ensayan docenas de explicaciones y análisis. Hoy añadiremos nuestra gotita a esos ríos de tinta y papel.

Si las cosas no marchan como queríamos, inevitablemente culpamos a una persona: el Presidente. Pero el artículo 118 de la Constitución enumera, en 24 puntos, las funciones del Primer Mandatario. Ninguno de ellos dice que debe emular a los superhéroes de las historietas. Básicamente, su papel consiste en cumplir fielmente las leyes. Pero esa modesta noción de responsabilidad que figura en la Carta Magna ha cedido el paso a la sobredimensionada expectativa que han creado los ciudadanos (y los medios, admitámoslo) respecto de las tareas del Presidente.

Si queremos encontrar consuelo de tontos en mal de muchos, no somos ni por asomo el único país en el que se ve al presidente como el Gran Curandero.

Michelle Obama dijo en una ocasión que su esposo “es la única persona que entiende que, antes de que podamos trabajar en los problemas, tenemos que curar nuestras almas (…) en esta nación nuestras almas están dañadas”. Una versión gringa, con más palabras, de la célebre boutade de Eliane Karp “mi cholo es sano y sagrado”.

Es muy improbable que décadas de tradición presidencialista cambien de la noche a la mañana. Nos hemos acostumbrado –ciudadanos, prensa y hasta los que se sientan en el sillón de Pizarro– a considerar normal la noción exaltada de su estatus. Si no queremos vivir eternamente insatisfechos, deberíamos reducir la presidencia a sus justas proporciones. Así ayudaríamos también a que los mandatarios recuperen una sana perspectiva de su capacidad y sus límites.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan