Banner Tuvivienda
Domingo 21 de abril 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Domingo 25 de marzo 2012

Innovación y educación: un dúo dinámico

Por: Francisco Huanacune
Innovación y educación: un dúo dinámico
Foto: eldocentedehoy.org

Pocos, por no decir nadie, podrían poner hoy en duda la relación de causalidad que existe entre la educación y la innovación a la hora de evaluar la performance de los países en el mundo globalizado. No hay país que sea miembro del grupo de aquellos que se benefician de los réditos de la globalización que no haya traducido la correlación positiva existente entre  estas en una relación de causa-efecto, asumiendo como política de Estado el fomento de la educación orientada a liberar las fuerzas de creación que yacen en el mejor activo que pose toda sociedad, su gente.

Atrás, relegadas quedan las ideas de aquellos que anticiparon en su momento que la fosa que separaba a los países ricos de los pobres se ahondaría, haciendo que los primeros sean cada vez más ricos y los segundos en consecuencia cada vez más pobres. Países, tomemos el ejemplo de Singapur o de Corea del Sur, no hace muchas décadas pobres, e incluso carentes como el primero de todo recurso natural, que focalizaron sus esfuerzos en proveer una educación estimuladora del genio de su población, hoy son el ejemplo a imitar si de lo que se trata es de confrontar al desafío que implica ser parte del mundo globalizado.

No hay teorema, cabe señalar, que haya sido probado más a lo largo de la historia que aquel que nos advierte que tratar de cimentar el futuro de un país sobre la simple explotación de los recursos naturales puestos a disposición por una generosa geografía, al final constituye un error, el equivalente a avanzar por un callejón sin salida. Algunos de los principales países exportadores de petróleo, por no decir la gran mayoría, nuestra no lejana Venezuela, y sin ir muy lejos nuestro propio país, el Perú, que ha conocido más de un pico histórico gracias al boom exportador de alguna materia prima a lo largo de su historia, constituyen la prueba fehaciente. Tratar de negar este aserto constituiría pues un error.

La gran tarea en tal sentido que tiene todo país por delante, en particular uno como el Perú, consiste en poner a la altura de las circunstancias a sus sistemas educativos. Comenzando por los niveles, el primario, en los que la estimulación del intelecto debe ser el objetivo a fin de perfilar las mentes hacia la creación, fuente de innovación en toda sociedad, siguiendo por los años del nivel secundario para que el gran grueso de nuestros adolescentes muestren mejoras en sus niveles de comprensión de lectura y matemáticas, en aras de ponerlos a punto con los requerimientos, previa una estricta selección, de un sistema universitario en el que la investigación constituya la norma. He ahí el desafío que tenemos por delante.

Urge pues, no hay tiempo que perder, que un proceso holístico en el campo de la educación se lleve a cabo a fin de, al menos, hacer que nuestro país avizore, esperamos en un horizonte no lejano, su ingreso en el grupo de los países innovadores. Dejando así atrás los lugares de retaguardia que ocupa, por ejemplo, en las evaluaciones que cada tres años lleva a cabo la OCDE en el marco del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos, el célebre PISA, en el que el Perú hace tres años, en 2009, ocupó el 62avo lugar, a tres del último, en lo concierne la comprensión de lectura. De lo contrario, hablar de una mejora de la competitividad de nuestro país en el mundo global, en la que una educación promovedora de la innovación juega un rol cardinal, no será más que una quimera.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan