Banner Tuvivienda
Viernes 19 de abril 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Jueves 12 de abril 2012

Mirando desde el ombligo

Por: Alfredo López.
Mirando desde el ombligo
Foto: elcorreodesalem.com

A casi un año de su derrota electoral, que de paso esfumó el plan de indultar al padre, verdadero objetivo de su postulación, Keiko Fujimori aún no parece recuperada de semejante trauma político, pues eso de afirmar, a veinte años del autogolpe del 5 de abril, que fue gracias a tal aberración que se impidió la llegada al poder de Abimael Guzmán, propiciando además la continuidad democrática y desarrollo económico que hoy tenemos, es mirar la historia con el ombligo.

Ante la carencia de un plan antisubversivo, adueñarse del éxito que representó la captura del líder senderista fue otra de las rapacerías de la dictadura de Alberto Fujimori. Si bien, Belaúnde y Alan García nunca comprendieron a cabalidad la dimensión del terror; Fujimori no fue la excepción. Tanto así que la Dincote, responsable de la captura de Guzmán en setiembre de 1992, era una oficina arrumada en algún lugar del organigrama policial, sin apoyo del gobierno central y librado a su suerte; y que sólo gracias a la capacidad de sus integrantes fue que se pudo lograr la captura del siglo. La ausencia de método por parte del gobierno quedó nuevamente evidenciada cuando en 1996 el MRTA tomó la embajada de Japón, con una captura inicial de 400 rehenes, incluida la familia del dictador.   

En cuanto a la estabilidad económica alcanzada, recordemos que Fujimori llegó al poder en 1990 sin ningún plan de gobierno. Por tanto, luego de combatir en campaña las ideas liberales de Vargas Llosa (preconizadas por este desde hacía años, pero patentizadas por la coyuntura, primero, en el Movimiento Libertad y, luego, en el Fredemo), no le quedó más que echar mano de estas para enfrentar una crisis que desbordaba su inexperiencia política. El éxito de las mismas no sólo prueban el error que se cometió al elegir la opción equivocada, sino que demuestra que el hoy Nobel es el verdadero padre del liberalismo en el Perú.

Si distorsionar la historia por oscuros intereses es de por sí mezquino; lo es peor cuando quien propicia tal tergiversación es alguien que guarda expectativas de gobierno a futuro, como es la hija del dictador. Sin embargo, estas deformaciones y la vanidad con la que se dicen son prueba que, como en su edad de oro, cuando casi se llevan el país al hombro, las formas más puras de la autocracia siguen latentes en el fujimorismo de hoy.

Pero, si persisten en que gracias a ellos el Perú ha levantando vuelo, habría que señalar también que por su mano la verdadera historia contará que en los 90 fuimos los capos de la corrupción y el genocidio en Latinoamérica; sin hablar del declive sociopolítico en que el fujimorismo ha sumergido al país desde entonces, a través de la instalación del transfuguismo y la “cultura chicha” de romper las normas sin ningún remordimiento (Con información del diario Expreso).

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
1 comentarios
Suscribo lo expresado en este articulo y agregaria que ccopiando al padre, ella tambien PRETENDE DIRIGIR la nacion con la MISMA INEXPERIENCIA que el padre.
13 de abril 2012
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan