Banner Tuvivienda
Jueves 23 de mayo 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Martes 17 de abril 2012

Estrategia de la media luna

Por: Jorge Morelli.
Estrategia de la media luna
Foto: mercadoenergia.com

El debate sobre si Sendero Luminoso es aún una organización terrorista o una banda de sicarios del narcotráfico es una cuestión bizantina. ¿Qué importa si los Quispe Palomino -a cuyos testaferros acaban de incautarles en Ica 100 millones de dólares en propiedades- creen o no en la Cuarta Espada? Esa innecesaria separación tiene, sin embargo, serias consecuencias. Mantiene artificialmente apartadas la acción contra el terrorismo -a cargo de las FFAA- de la lucha antidroga -a cargo de la Policía-. La organización de las fuerzas del orden no puede seguir reflejando esa división artificial. Hace meses el almirante y congresista Carlos Tubino viene advirtiendo que, aun hoy, las FFAA tienen 28 bases en el Vrae que no están autorizadas a luchar contra el narcotráfico, solo contra el terrorismo. Es hora de acabar con esa separación innecesaria. Es indispensable la creación de un comando único a nivel nacional y no solo en zonas de emergencia hasta la derrota final del narcoterrorismo.

¿Debe modificarse también la estrategia? La impresión de un mero observador de la materia es que podemos estar cometiendo el mismo error estratégico que los americanos en Viet Nam: operaciones helitransportadas para atacar objetivos específicos, luego de lo cual nos retiramos. No ocupamos físicamente el territorio para quedarnos (a esto se refiere el almirante Tubino con su metáfora de las cuatro ruedas para que el vehículo ande). Ganar una guerra con la aviación sin ocupar el territorio es como pretender ganar una elección solo con presencia mediática. No funciona. Hay que ir donde la gente, tocar los corazones.       

Hay que comenzar por visualizar bien el terreno, mirar el mapa del Perú de otro modo. Imagine el lector, por ejemplo, un anfiteatro semicircular dispuesto en torno a un centro. Amplíe ahora el conjunto a una escala inmensa y coloque en la parte alta, dispuestas en una media luna, las ciudades del Cusco en un extremo y de Huancayo en el otro. Y entre ambas a Abancay, Andahuaylas, Huamanga y Huancavelica. Verá entonces que hacia el fondo del escenario se precipitan dos grandes torrentes –el río Apurímac (el Vrae)  y el Urubamba- y que en el centro mismo del escenario, ante el gran anfiteatro andino, se halla el gas de Camisea.

Fuentes del Comando Especial del Vrae informaban el viernes que con el frustrado secuestro Sendero Luminoso pretendía abrir “un nuevo frente” en La Convención  “para reducir la presión del cerco que imponen las Fuerzas Armadas en el valle de los ríos Apurímac y Ene”. En Semana Santa -decían esas fuentes- el Comando del Vrae ejecutó la 'Operación Santa' para destruir refugios terroristas en Parhuamayo, Vizcatán, Judas, Sanabamba, Quebrada Paraíso, Inabamba, Pampa Aurora y Johnson. “Los golpes han sido considerables, por eso responden con acciones en otro ámbito”, comentaban. Era el intento de crear un “efecto globo”.

Es hora de avanzar con nuevas fuerzas del orden unificadas bajo un solo comando, simultáneamente, desde cada una de las ciudades de la media luna que va desde el Cusco hasta Huancayo y que rodea perfectamente la región amazónica donde aun se esconde el terrorismo y donde se halla la energía para el Perú del siglo XXI (Con información del diario Expreso).

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan