Banner Tuvivienda
Lunes 06 de abril 2020   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Viernes 20 de abril 2012

Potenciales los gremios empresariales en todo el Perú

Por: Ricardo Briceño.
Potenciales los gremios empresariales en todo el Perú
Foto: gestionpublicaperu.com

Asumimos la dirección de CONFIEP con un país en pleno crecimiento, y fue halagador comprobar que este desarrollo se presentaba con más dinamismo en el interior del país. El crecimiento acelerado de las ciudades y de los principales indicadores económicos, la aparición de modernos centros comerciales y la movilidad social de los pobladores no dejaban duda de que las provincias estaban cambiando.

El proceso de descentralización y regionalización iniciado en el 2002 había transferido a los gobiernos subnacionales, tanto regionales como locales, una enorme cantidad de funciones, competencias y recursos, pero no los había dotado de personal o las estructuras administrativas capaces de gestionar tantos recursos. De hecho, se había producido una atomización de las funciones del Estado y una notoria ausencia del Estado central, reclamada insistente y ruidosamente por las organizaciones populares; las decisiones fundamentales de lo que debe hacerse en las provincias seguían y siguen dándose en Lima.

Los empresarios somos muy críticos de la forma en que hasta ahora se lleva a cabo este proceso que se sostiene fundamentalmente sobre la base de gobiernos regionales en cada uno de los departamentos, sin articulación entre ellos y sin una dirección que permita siquiera armonizar criterios e intereses para la formación de verdaderas regiones. No cabe duda de que el Perú debe ser un país unitario y descentralizado, con regiones fuertes e integradas, capaces de armonizar los intereses de sus ciudadanos y sus recursos; es por ello que pensamos que como empresarios deberíamos tener un rol activo para coadyuvar a mejorar este necesario proceso y ayudar a formar espacios económicos y geográficos sobre los cuales se puedan construir las verdaderas regiones.

Pero fue duro constatar que los empresarios éramos uno de los grupos más centralistas; durante décadas abandonamos nuestros gremios provincianos, dejándoles tan solo una representación de pequeña y mediana empresa muy localizada y reducida a algunas cuantas ciudades; nos habíamos organizado en gremios sectoriales capaces de interactuar en Lima de manera muy adecuada con las autoridades del gobierno central, pero con muy poca o ninguna presencia en el interior del país, donde las autoridades regionales y locales no tenían en cuenta a las organizaciones empresariales al momento de establecer sus políticas públicas o sus planes de desarrollo.

Ante esta realidad, vimos la necesidad de implementar la idea de aglutinar regionalmente a empresarios de todos los tamaños, grandes, medianos y pequeños para que institucionalmente actúen en los ámbitos macroregionales, y que a su vez, participen en los gremios nacionales, es decir, pensamos en la necesidad de que la gran empresa esté presente en las regiones y la pequeña y la mediana sean parte de los grandes gremios empresariales de Lima.

Agrupar a las cámaras de comercio de alguna macrorregión era una alternativa necesaria, pero no suficiente; era fundamental conseguir que las grandes empresas participen y a su vez, que las pequeñas y medianas empresas representadas por las cámaras provincianas participen activamente en el seno de la CONFIEP. Es sobre esta base que surgió la idea de potenciar las organizaciones gremiales empresariales, agrupando a las cámaras de comercio en cuatro grandes bloques: Norte, Centro, Sur y Amazonía, pero con el agregado que en el seno de estas nuevas instituciones participen también las empresas de ámbito nacional o macroregional, logrando que la gran empresa que actuaba independientemente se uniera a la pequeña y a la mediana agrupadas en las cámaras de comercio. Es así como surgen las Fedecam.

Es importante precisar que la creación de las Fedecam no interfiere en la autonomía ni en los objetivos o las actividades de las cámaras de comercio que las conforman. Al contrario, las Fedecam contribuyen a que las cámaras logren sus objetivos y metas, así como el conjunto de cámaras contribuyen a lograr los objetivos de las Fedecam.

Para lograr continuidad y estabilidad institucional, se dio a cada una de ellas capacidad financiera y autonomía administrativa, se estableció que las sedes de cada una de estas organizaciones sea permanente: Chiclayo, Huancayo, Arequipa y Tarapoto. Y, para darle carácter de democracia representativa, la presidencia sería ejercida por períodos de dos años en forma rotativa por alguna de las cámaras que componen cada una de las Fedecam.

El objetivo de integrar a la pequeña y mediana empresa en Lima se logró con la incorporación en los estatutos de CONFIEP del Sector Descentralizado, el cual cuenta con cuatro puestos en el directorio, un por cada Fedecam y un lugar en el Comité Ejecutivo, logrando así que los principales líderes de las agremiaciones empresariales del interior del país participen en los más altos estamentos de dirección del gremio de gremios.

El Perú es un país donde las instituciones de todo tipo se han debilitado a niveles que difícilmente podrán acompañar el crecimiento económico, es por ello que desde la CONFIEP creemos en la urgente necesidad de reforzar a todas las instituciones, tanto del Estado como de la sociedad civil, comenzando por los gremios empresariales y es precisamente a través de instituciones descentralizadas como las Fedecam, que podemos contribuir a este objetivo.

Creemos en la necesidad de reforzar la relación entre las instituciones por encima de la relación entre las personas, es por ello que pensamos que una estructura en la cual la gran empresa esté orgánicamente representada en el interior y la pequeña empresa representada en la cúpula de la organización empresarial ayudará a que los empresarios entendamos mejor lo que sucede en el ámbito nacional y podamos así colaborar con los diferentes estamentos del Estado en la construcción de políticas públicas.

Esta fusión de intereses busca construir una agenda empresarial de alcance macrorregional, cuyos límites geográficos son los del ámbito de las operaciones del conjunto de las empresas que forman cada Fedecam, siendo el interés común el desarrollo armónico y sostenido de la región así formada.

Armonizar los intereses de la gran empresa con los de la media y la pequeña en un ámbito regional reducido es una tarea difícil, pero es aún más dificultoso vencer los chauvinismos y las rencillas históricas entre los pueblos; sin embargo, abrigamos la esperanza que instituciones como las Fedecam contribuirán a mejorar estas relaciones y ayudarán a la formación de regiones económicas que sean social y políticamente viables dentro de un Estado democrático unitario y descentralizado.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |