Banner Tuvivienda
Domingo 25 de febrero 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Martes 24 de abril 2012

Epistolario futurista de Alan García

Por: Javier Valle-Riestra.
Epistolario futurista de Alan García
Foto: Sepres

No se necesitaba ser muy zahorí para prever la carta de Alan. Es evidente que desde el 28 de julio último, tiene en mente el año 2016. Nuestro querido compañero, considera que está predestinado a ejercitar un nuevo mandato. Sabe que es el mejor orador político que hay en el Perú --con una excepción--; que conoce el oficio presidencial por haberlo desempeñado diez años, además de haber sido Constituyente, Diputado y Secretario General y Presidente del PAP. No existen rivales en el medio interno ni en el externo. Debería suponerse que el Jefe de Estado es un líder que podría vencerlo en la puja. Pero no es así. De todos los Presidentes del siglo XX, Humala es el menos caudillo, silencioso, recatado, sin alardes oratorios. Allí tenemos la lista de quienes gobernaron: López de Romaña, Candamo, Calderón, Billinghurst, Pardo, Prado, Belaúnde Terry, etc. Todos tenían capacidad para enfrentarse a las masas y cuando no tenían la oratoria, tenían la elocuencia siniestra de la espada, como Sánchez Cerro, Benavides u Odría.

Pistas que aparecen de la carta del 14 de abril. Por ejemplo cuando dice “veo confirmado, por las cifras del actual régimen, que en los últimos siete años disminuyó la pobreza desde el 58% de toda la población hasta el 30%; que se ha reducido sustantivamente la mortalidad infantil, la desnutrición y que el trabajo creció en 2 millones quinientos mil empleos, siento satisfacción por la obra concreta para millones de peruanos humildes, en 15,000 pueblos electrificados, agua potable, construcción educativa, Hospitales; 10,000 kilómetros de carreteras y otras que para ellos se hizo hasta por 86 mil millones de soles. Es obra perdurable, es la verdadera inclusión, la que ayuda a la producción popular y el consumo. Y me repito, como Víctor Raúl decía: “Aprista, ten orgullo de tu gran Partido”. Esa es la justificación del autolanzamiento, más allá de las izquierdas y más allá de las derechas, concepto que aprendió del falangismo español; o hechos, no palabras, asimilado del odriísmo.

Haya de la Torre fue electo presidente en 1931, pero el régimen de la zoocracia y el canibalismo se impuso a horcajadas con Sánchez Cerro. Nos robaron escaños masivamente y votación popular. Haya terminó en la cárcel y en las catacumbas hasta 1945. Ese año, 1945, Víctor Raúl debió ser el Presidente del Perú, las masas lo apoyaban frenéticamente. Sus discursos elocuentísimos sacudieron al país, mas para no asustar a la derecha tuvimos el error de postular a José Luis Bustamante y Rivero, ex embajador de la dictadura pradista en Bolivia. Lógicamente, eran personalidades antitéticas. Bustamante se aliaría con el antiaprismo, fomentaría el ausentismo y la paralización de las Cámaras, se creó así el ambiente para el fracasado golpe filoaprista del 03 de octubre de 1948 y el triunfante del 27 de octubre de ese año financiado y apoyado por los barones del azúcar y del algodón. Haya se asiló y el APRA pasó a las catacumbas.

Publicado el 24 de abril de 2012 en el diario La Razón.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan