Banner Tuvivienda
Lunes 15 de abril 2024   |   Contáctenos
PolíticaInternacionalesEntrevistasCulturalAstrología
REDES SOCIALES
Jueves 03 de mayo 2012

Los rivales presidenciales de Francia intercambiaron insultos en el debate

La campaña electoral terminará a la medianoche del viernes.
Los rivales presidenciales de Francia intercambiaron insultos en el debate
Foto: sfluxe.com

Dos de los aspirantes a la presidencia de Francia siguieron su batalla el miércoles en un debate televisado de cara a la segunda vuelta electoral del domingo.

El presidente Nicolas Sarkozy y el retador, Francois Hollande, se centraron en la economía, asuntos sociales e inmigración.

Pero a pesar de los intercambios de insultos personales, no consiguió un golpe mortal, dejando a los dos candidatos deseosos de aprovechar la ventaja en los dos últimos días de campaña.

Cada uno será la esperanza de obtener la aprobación del candidato centrista Francois Bayrou, que se espera que anuncie que está retrocediendo. Bayrou obtuvo alrededor del 9% de los votos en la primera ronda.

Sarkozy, del partido de centro-derecha UMP,  realizó un mitin en la ciudad sureña de Toulon jueves, mientras que Hollande, del Partido Socialista de centro-izquierda, lo hizo en la sudoccidental ciudad de Toulouse.

La economía y la inmigración han estado en el corazón de la campaña, donde Francia, lucha por superar con un crecimiento bajo y 10% de desempleo.

En su primera intervención la noche del miércoles, Hollande dijo que iba a ser el presidente de la unidad, la justicia y la recuperación.

"Quiero unir a todos los franceses... Es de esta manera que vamos a recuperar nuestra confianza", dijo.

Respuesta de Sarkozy era poner de relieve el peligro inminente en el que ve el país. "No estamos en una crisis, pero entre muchas crisis", dijo.

En una apelación directa a los votantes indecisos del país, dijo entonces: "La unidad es cuando hablamos con la gente de Francia, no sólo a la izquierda".

También acusó a Hollande de favorecer a los miembros del sindicato sobre el interés público en general, y dijo con su oponente como presidente habría "más impuestos y más deuda".

Hollande, a su vez atacó a Sarkozy en las divisiones en el país, diciendo que ha dividido a la población.

En uno de los tensos intercambios, también acusó a Sarkozy de nepotismo.

"Usted nombró a sus colegas cercanos en todas partes, en todos los ministerios y el gobierno regional. Si he entendido bien, que los nombró en todas partes", dijo.

En respuesta, Sarkozy, quien va a la zaga en las encuestas, cuestionó alcance de su rival en la verdad.

"¿Puedo terminar mi frase? Lo que usted dice es una mentira. Es una calumnia. No eres más que un calumniador", dijo.

Las acusaciones de falta de honradez de nuevo salieron a relucir en otro intercambio.

"Lo extraordinario de las respuestas es que lo que sucede en Francia, que son felices, aunque los franceses no son claramente", dijo Hollande.

Sarkozy respondió: "Lo que usted dice es una mentira Cuando usted dice que no se preocupan por mis responsabilidades, que es una mentira".

Hollande, quien en la campaña ha tratado de pintar a Sarkozy como más interesado en el cuidado de una élite rica que la gente común, hizo hincapié en su propio compromiso con la justicia social.

"Seré el presidente que cree en la justicia, porque estamos viviendo una crisis difícil, que está golpeando a los que más trabajan, que tienen menos dinero", dijo Hollande.

Sobre la inmigración, Sarkozy reiteró su posición de que Francia tiene demasiados inmigrantes para poder ofrecer los empleos necesarios y la vivienda.

"Francia es un país abierto. Yo me conozco de dónde soy, pero hemos dado la bienvenida a mucha gente, tenemos que reducir el número de visitantes pero no les gusta", dijo.

Él dijo que Francia siempre ha tenido beneficios sociales muy generosos, pero la inmigración debe ser reducida a la mitad.

Hollande está de acuerdo en que la inmigración económica debe ser limitada, pero se apresuró a decir que Sarkozy es responsable de mayores tasas de inmigración en Francia en los últimos 10 años, como ministro del Interior durante cinco años antes de convertirse en presidente.

Los dos rivales han estado compitiendo para llegar a los 6,5 millones de votantes que apoyaron al candidato de un tercer lugar en la primera ronda de votación, el derechista líder del Frente Nacional Marine Le Pen.

Bajo las reglas de las elecciones francesas, la campaña terminará a la medianoche del viernes. Los votantes irán a las urnas el domingo.

Si es elegido, Hollande sería el primer presidente de izquierda de Francia desde Francois Mitterrand que dejó la presidencia en 1995. Sarkozy ha sido presidente desde 2007.

 

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan