Banner Tuvivienda
Domingo 14 de julio 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Lunes 07 de mayo 2012

Zonas secuestradas del Perú

Por: Jorge Alania Vera.
Zonas secuestradas del Perú
Foto: tvperu.gob.pe

La muerte de policías y soldados en la convulsionada zona del Vrae ha vuelto a poner sobre el tapete y por enésima vez la ausencia efectiva del Estado en esa agreste pero ubérrima tierra de nuestra patria, aunque lo de nuestra debemos hacerlo  realidad con una política de reintegración que reconozca la realidad tal cual es y se proponga modificarla con plazo fijo y estrategias firmes y concertadas.

Con la inclusión social, la patria se afirma y consolida  en aquellos sectores abandonados secularmente que no reciben ni los beneficios ni los servicios del Estado. La inclusión propicia la cohesión social, es decir, que todos se sientan identificados en un proyecto común, unidos y orgullosos no sólo de una misma tradición sino de un mismo destino personal y colectivo por el que vale la pena luchar.

Este abandono es tan grande y data de tanto tiempo que esfuerzos sinceros por remediarlo se han estrellado en el fracaso. La desconfianza, el desgobierno, la sensación de vacío, de estar en tierra de nadie cuando todos saben que es de quienes están al margen de la ley pero de una ley que allí no rige ni cuenta,  plantean al gobierno un dramático desafío: llevar el Estado allá, izar la bandera como símbolo de que lo que se está enarbolando es el Estado de Derecho con todos sus beneficios y prerrogativas.

Sin embargo no se trata solamente de llevar el Estado al Vrae sino de sacar de allí a quienes han impuesto su ley en nombre de las dos lacras más significativas de nuestro convulsionado tiempo: el terrorismo y el narcotráfico. Infame y productiva alianza que tiene recursos de todo tipo con los que ha podido, precisamente, hacer que su ley se imponga y se respete en esas zonas que sin ambages deben ser consideradas secuestradas por la miseria, el abandono  y la indiferencia.

El presidente Ollanta Humala se ha fijado un plazo para esa colosal tarea y éste ya ha empezado  a correr: 2016. El comienzo no ha sido auspicioso, sin duda: el enemigo que debe ser sacado de allí, conjuntamente con la pobreza y la más inclemente exclusión social, se resiste y se propone a vender cara su derrota.  Ya lo está haciendo, exponiendo, con una calculada y perversa estrategia, al ridículo a las Fuerzas Armadas y Policiales. Es parte del costo de la lucha gigantesca que se deberá librar en estos apretados años para tomar su lugar.

Pero mientras esta lucha policial, militar y de inteligencia se libra con el concurso indispensable del campesinado y de la población lugareña, la presencia del Estado debe empezar a hacerse sentir, especialmente en dos sectores claves del desarrollo: educación y salud, además del vigor con el que deben estar presente los programas sociales con el apoyo y cobertura suficientes, y las obras de infraestructura vial, eléctrica y energética que integran y comunican.

La articulación entre los tres niveles de gobierno, nacional, regional y local es fundamental, además de la alianza de todos ellos con la población en el supuesto básico de que la integración al país oficial de esa zona debe ser producto de un esfuerzo desde adentro, debidamente soportado con otro extraordinario desde fuera. El Estado que viaja después de décadas al encuentro de sus hijos olvidados, que comienzan a creer en él y a esperarlo porque les trae soluciones y no problemas, respuestas y no más preguntas, expectativas antes que frustraciones.

La tarea –cruzada para los niveles de acción que tiene tan grande empresa– tendrá precursores natos. Todos aquellos que como el valiente César Vilca y los nativos que casi sin saber nada del Perú, lo defienden a diario al defender sus vidas, sus casas y sus esperanzas (Con información del diario Expreso).

Jorge Alania Vera

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
1 comentarios
La única presencia del Estado en el VRAE como antes en Ayacucho,el Huallaga y otros lugares es la de la represión abyecta,inicua,feroz,incluso racista.Si derrotan a Sendero se olvidarán de esos pobres hasta que nuevamente rebelados sea necesario que el perro guardián sea enviado a masacrarlos.Su codicia,indolencia y desprecio de parte de las clases dominantes y su perro guardián cuyos generales siempre están ávidos de escalar y colarse dentro de esas clases a las que sirven aún en intereses contrarios a la Patria que juraron defender,siempre les impedirá aprender lecciones.Mas fácil es matar.
08 de mayo 2012
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan