Banner Tuvivienda
Lunes 04 de marzo 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Jueves 10 de mayo 2012

Nuestra peor desgracia: la improvisación

Por: Marcos Ibazeta Marino.
Nuestra peor desgracia: la improvisación
Foto: Medio

Los últimos eventos trágicamente ocurridos en el Vrae nos demuestran que en el Perú ni siquiera nuestras fuerzas de seguridad tienen análisis integrales de las zonas de acción terrorista para ubicar sus fuerzas, con la antelación debida, en todos aquellos puntos que, envolviendo el núcleo de acción de los enemigos del país, asegure todos sus flancos con bases permanentes y sistemas móviles de patrullaje diurno y nocturno, para que el enemigo no salga impunemente del área focalizada y propine un golpe de enormes repercusiones políticas, militares y sociales que llegan hasta lo sicológico cuando vemos que se destroza el cuerpo de un policía y luego, para humillar a las fuerzas del orden, los terroristas aceptan que el padre del infortunado, guiado por pobladores sometidos por los delincuentes del terror, se enfrente a tan macabro espectáculo que, por la relación paterno-filial tiene que dejar una desgarradora huella en el corazón del padre y en la fibra más esencial de humanidad de todos los peruanos.

Se detiene por la policía al sicario más joven del país, pero no por eso menos peligroso. Su agresividad va en relación inversamente proporcional a su edad. Puesto a disposición de la autoridad competente se dispone su internamiento en una cárcel presuntamente de alta seguridad de la cual, increíblemente se fuga con una facilidad que no tiene más explicación que la incompetencia de las autoridades penitenciarias (lo que es inadmisible) o de una corrupción que está resultando indetenible y que provoca toda la podredumbre institucional existente. Ahora nos sorprendemos cuando el joven sicario hace declaraciones, no sabemos si recapturado o en la clandestinidad, desafiando al Estado afirmando que es fácil eludir la persecución policial y huir, lo que implica otro golpe profundo contra la moral de nuestra policía.

Semanas atrás comenzaron a vararse en playas norteñas cientos de delfines y aves marinas muertos por inanición y nadie nos dio una explicación científica pero dispusieron que la población no concurriera a las playas ni consumiera productos marinos. El problema ha llegado a las playas de Lima y no tenemos información cabal sobre la real causa del problema: lo único que se ha dicho es que existe un sobrecalentamiento de las aguas que ha alejado a la biomasa y se especula acerca de la existencia de un virus, pero nadie nos aclara la real causa de todo (Con información del diario Expreso).

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan