Banner Tuvivienda
Domingo 25 de febrero 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Lunes 14 de mayo 2012

Atención al narcotráfico

Por: Oswaldo Álvarez Paz.
Atención al narcotráfico
Foto: jornadanet.com

Desde tiempos inmemoriales es conocida la actividad que se desarrolla alrededor del tráfico y consumo ilegal de sustancias estupefacientes y psicotrópicas. Tanto dentro como entre países, necesitan de la complicidad de entes financieros y mercantiles capaces de facilitar el lavado del dinero ilícito que genera este comercio. Se trata de un negocio globalizado, pluriofensivo por la cantidad de daños delictuales que genera y multilateral por la cantidad de factores que necesita para concretarse exitosamente.

Tan víctimas del narcotráfico son los países productores de la materia prima, como quienes la procesan para el comercio, o los de almacenamiento y tránsito hacia, finalmente, los grandes centros de consumo quienes terminan siendo los más afectados. Se supone que todos los gobiernos responsables deben actuar con energía y eficacia para impedir que en su territorio se cumplan labores propias del narcotráfico. El problema está en que los narcos lo saben demasiado bien. Están organizados para, no solamente enfrentar a los organismos de prevención y represión oficiales, sino también para penetrarlos e influir de tal manera que puedan convertirse en cómplices.

Globalizado como está el negocio, están igualmente las estructuras del crimen organizado que les sirven de soporte. Protagonistas importantes de las más altas esferas políticas, económicas, sociales y militares son reclutadas gracias a las ganancias que el negocio produce. Las redes se extienden y el dinero negro asegura cooperación y hasta complicidad entre quienes tienen poder de decisión suficiente en el Estado. Nacen así los llamados narcoestados. Son aquellos en los cuales los poderes públicos han sido penetrados, las Fuerzas Armadas y los cuerpos de seguridad infiltrados y, por supuesto, la administración de justicia convertida en joya de la corona para garantizar la impunidad de los protagonistas.

¿Puede llegarse a una situación como la descrita sin el conocimiento del jefe del Estado, es decir, del presidente o del primer ministro? Es difícil, pero no imposible. Hoy las actividades ilícitas están más diversificadas que hace dos décadas, pero para garantizar los éxitos también se han multiplicado las organizaciones conocidas como “carteles” que, en ocasiones, compiten ferozmente entre ellas. Se delatan unas con otras, se matan con frecuencia impresionante y  generan, por la vía del sicariato, otra estructura criminal al servicio de cualquier causa capaz de pagar por sus servicios. Lo males que va superando Colombia, enferman a Venezuela y al área andina. Buena parte de Centroamérica y México ratifican lo descrito (Con información del diario Expreso).

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan