Banner Tuvivienda
Domingo 25 de febrero 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Martes 15 de mayo 2012

Héroes o mártires

Por: Javier Valle-Riestra.
Héroes o mártires
Foto: Medios

El suboficial de la Policía Nacional, Luis Astuquillca Vásquez, sobrevivió diecisiete días herido en una emboscada terrorista en la selva de Cusco. En la denominada operación “Libertad” fallecieron sus compañeros de armas Lánder Tamani y César Vilca, éste último fue encontrado por su padre luego de varios días de búsqueda. En el momento de la reyerta, Lánder Tamani falleció y César Vilca fue herido en la pierna, Astuquillca atendió la herida para que no siguiera sangrando, mientras repelía el ataque. Siguieron juntos un tiempo más, luego se separaron. Estuvo solo por varios días hasta que tomó contacto con mujeres de la zona que lo ayudaron. A raíz del probable error que habría cometido el gobierno al poner en práctica una errada estrategia de combate a la subversión con la innecesaria muerte de estos jóvenes policías, se ha generado la polémica acerca de si deben ser declarados héroes.

Según el Diccionario de la Real Academia Española, héroe es el varón ilustre y famoso por sus hazañas o virtudes; el hombre que lleva a cabo una acción heroica; mientras que mártir es la persona que muere o padece mucho en defensa de creencias, convicciones o causas; es la persona que padece grandes afanes y trabajos. Es decir, en el primer caso hay una determinación directa, personal, consciente por realizar un hecho heroico, mientras que en el segundo, intervienen terceros que son los que provocan la reacción. En el primer caso Bolognesi. En el segundo, los mártires apristas de Trujillo.

Dos son los héroes de la Policía Nacional. El alférez Mariano Santos Mateo, conocido como “El valiente de Tarapacá”, quien el 27 de noviembre de 1879, en el fragor de la batalla, arremetió contra el enemigo y le arrebató el estandarte, incidiendo en la victoria sobre las huestes oponentes. Pasada la guerra, falleció en 1900. El Congreso de la República, mediante Ley 23316, lo declaró héroe nacional. Posteriormente, en reconocimiento a su heroísmo, se dicto la Ley 27018, mediante la cual se le otorgó el grado de alférez.

Y el capitán Alipio Ponce Vásquez, quien el 25 de julio de 1941, al mando de soldados de ingeniería y policías de su destacamento, tras una acción de sólo 25 minutos, logró desalojar a las fuerzas ecuatorianas, izando en el mástil la bandera nacional, pereciendo heroicamente el 11 de setiembre de 1941 en acción de armas, durante una emboscada en la Quebrada de Porotillo (Ecuador), cuando su patrulla realizaba una misión de reconocimiento. El Congreso de la República lo declaró héroe mediante Ley 24658, disponiendo además que sus restos reposen en la Cripta de los Héroes.

Dos son los comunes denominadores entre ambos, fueron muertos en conflictos externos y declarados héroes mediante leyes del Congreso. Mártires, por el contrario, a la fecha existen más de mil trescientos sesenta. Pero héroes o mártires, son sutilezas, igual tienen nuestro reconocimiento y un Cenotafio en el Camposanto Santa Rosa de Lima, donde anualmente reciben póstumo homenaje.

Publicado el 15 de mayo de 2012 en el diario La Razón.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
1 comentarios
nuestros heroes siempre tendran un lugar preferente en nuestra patria y nuestro corazón, pero tambien es cierto que debemos olvidar viejos rencores y enfrascarnos en buscar la unidad latinoamericana porque dividos nunca saldremos del tercer mundo, lo tenemos todo para desarrolarnos mejor y ese debe ser nuestro destino
16 de mayo 2012
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan