Banner Tuvivienda
Lunes 15 de abril 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Lunes 21 de mayo 2012

El que ríe último, ríe mejor

Por: Renato Guerrero.
El que ríe último, ríe mejor
Foto: Renato Guerrero

La 'orejona' es caprichosa, abrumadora, inesperada, pesada, impredecible, tiene un carácter fuerte y suele sorprendernos como la mujer más intrigante que uno haya conocido. Ella representa al fútbol en sí porque nunca sabes qué va a pasar y, generalmente, ocurre lo contrario de lo que las leyes de la suposición establecen. Esta gordita de amplia zona baja y grandes curvas siempre tiene preparada una sorpresa que todos nosotros, los amantes del fútbol, agradecemos, disfrutamos y saludamos.

El equipo de Roberto Di Matteo llegaba con todas las de perder y se la llevó, ¿Cómo? jugando como se debe jugar una final, jugando como juega alguien que quiere ganar, sabiendo lo que tiene que hacer y desarrollándolo con los menores errores posibles. El juego bonito no te garantiza resultados y el feo tampoco fracasos. El Bayern era ultra favorito jugando en casa y  mostrando un fútbol efectivo en ataque y defensa gracias a sus figuras Franck Ribery, Arjen Robben, Mario Gómez, Bastián Schweinsteiger, Luiz Gustavo, Phillip Lahm y el arquero Manuel Neuer.

El Allianz Arena estaba vestido de rojo en un 80% y solo esperaba que finalicen los noventa minutos para terminarse toda la cerveza de la ciudad. El 20% restante, minoría absoluta en un país que no era el suyo y lo peor, que era de su rival, pensaba lo mismo. 'Ratoneo' vs buen juego, defensa vs ataque, llámelo como quiera pero el efecto al final es el mismo, la sensación que queda después de una final es la misma para todos.

El partido siguió la lógica con un Bayern atacando por todos lados, abriendo la cancha y aprovechando la habilidad de Robben y Ribery, las llegadas de Müller y el temperamento de Schweinsteiger. Por su parte, Chelsea esperaba y esperaba hasta encontrar el contragolpe que le permita matar el partido como lo hizo con el Barcelona. Se desperdiciaron 80 minutos y en los últimos 10 del tiempo regular llegaron las emociones y lo que nos daría una pequeña visión de lo que sería la definición por penales: primera sonrisa para el Bayern, pero el que ríe último ríe mejor.

El mejor escenario posible también puede ser una patada en la zona baja. Lo vivió el Manchester United en la definición de la Premier y hoy lo vivió el Bayern. Hago una pausa aquí para decirles: Sí, el Bayern perdió la Champions en 2 minutos justo frente al United. Regresando al tema, el gol de Müller a 6 minutos del final caía en el mejor momento y con un equipo local más que dueño del partido (más de 10 córners a favor contra 1 de los rivales) hasta que llegó el héroe de la noche. Didier Drogba, el que jugó de lateral derecho (y también izquierdo) frente al Barcelona tuvo una, la más importante de los 90 minutos y la metió. Recuerden esa frase porque se repetiría en los penales.

Los 30 minutos del suplementario tuvieron un momento clave para lo que fue el final. Drogba, el mejor del Chelsea, derribó a Franck Ribery en su área y cometió penal. El sacrificado en la marca y héroe de los noventa minutos se convertía en villano con ese penal, pero su compañero y segundo puesto en lo de "man of the match & team" detuvo el remate de Arjen Robben para quitarle lo villano al marfileño y mantener el empate en el marcador.

Se dieron un par de opciones más, pero estas solo servirían para calentar a la gente para lo que sería esta definición por penales en la que el Bayern, frente a sus hinchas, perdió una final que ya tenía ganada (2 veces). La atajada de Neuer al remate de Mata y el posterior gol de Mario Gómez ponían al Bayern, otra vez, a un paso de la gloria. Una vez más, y por capricho de la 'orejona', el Bayern perdía la opción de llevarse la copa cuando Ivica Olic y Bastian Schweinsteiger fallaban sus penales y dejaban a Didier en el momento de gloria que todos los valientes quieren. Drogba mandó al balón lleno de estrellas a abrazarse con la red y él, como estrella que es, fue a hacer lo mismo con sus compañeros.

Chelsea es el campeón de la Champions y jugando feo sacó a dos de los tres favoritos para llevarse la copa. La gente llama a esto de mil maneras horribles, incluso se dice que es un daño al fútbol, pero a estas personas les digo que juegues como juegues, al final los logros son los que quedan.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan