Banner Tuvivienda
Lunes 24 de febrero 2020   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Viernes 25 de mayo 2012

El arte de gobernar en el centro

Por: Lic. César Sánchez Olivencia.
El arte de gobernar en el centro
Foto: Medios

Es más difícil gobernar en el centro que en la izquierda y en la derecha. Ningún gobierno de centro puede dejar de gobernar para la derecha y para la izquierda. Un gobierno puede ser de centro izquierda en materia de políticas sociales y de centro derecha en materia de política económica. En realidad no es un gobierno de izquierda ni de derecha y el centro es su posición aunque no es su ideología. Un gobierno de tercera posición.

Podemos comenzar este breve análisis que no pretende ser académico, con unas definiciones elementales. En ciencia política, se acepta que Centro es el conjunto de ideologías políticas y partidos,  que son intermedias entre  posiciones  de derecha y de izquierda política. Es una posición -dinámica no estática- que intenta combinar lo positivo de intereses opuestos y divergentes. Una lógica política que combina lo mejor de la derecha y la izquierda en una fórmula mucho más aceptable por la ciudadanía para fortalecer la gobernabilidad.

La tercera posición

El centro político suele interpretarse como el justo medio entre dos posiciones extremas. La tendencia de centro se confunde con el reformismo. Mientras el centrismo pretende consensuar como un fin en si mismo, en el reformismo, que siempre tiene  objetivos a largo plazo,  tales posiciones serían solo  una etapa del proceso de avance paulatino. En la práctica  el centrismo propone y defiende políticas de pluralismo económico.

El centro, como tercera opción entre derecha e izquierda no es ideológico. No se fundamenta en una concepción del hombre y del Estado, como el liberalismo o el socialismo. El centro es  solo una posición política,  que se define en función del interés ideológico de las fuerzas sociales y políticas que intentas consensuar. Por eso se puede observar que defiende intereses, unas veces de izquierda y otras de derecha.

La carencia de posiciones dogmáticas del centrismo,   llevaría a mover los intereses de un gobierno en la medida que las otras posiciones se mueven. El centrismo se mueve como la campana de Gauss. El centrista pretende calcular la curva para cada variable aunque no siempre logra una ecuación válida. Las  ideas,  principios y programas, no forman parte de una táctica para convencer ni a los militantes ni a la oposición.

Una opción frente a los extremos

Se percibe  al centrismo como una posición política propia de la democracia representativa, que se caracteriza por ser una ideología más pragmática que dogmática,  en la búsqueda de establecer así un orden político y social basado en el  consenso. La tesis del centro niega  la tesis  de que solo hay dos opciones posibles en el manejo de asuntos de economía política: o se deja todo en las manos de individuos o se da control total al Estado. El centro mantiene su tercera posición.

En materia de inversiones para el crecimiento0 económico, la posición de centro tiene ventajas para negociar con el capital nacional y extranjero. Esto puede despertar los celos políticos. Aquí resulta ilustrativa la frase del  viejo Aristóteles: No hace falta un gobierno perfecto; se necesita uno que sea práctico”. Cuando es gobierno, el centro puede ser  dañado por la desesperación de la izquierda y absorbido por las ambiciones de la derecha. Por eso decimos que es más difícil gobernar en el centro.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |