Banner Tuvivienda
Domingo 16 de febrero 2020   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Sábado 26 de mayo 2012

En tres días almorzaré en Santiago

Por: Renán Gorriti Delgadillo.
En tres días almorzaré en Santiago
Foto: Life

Juan Velasco Alvarado, ni capitalista ni comunista, encabezó una Revolución con la Fuerza Armada Peruana, 1968.. Los tanques llegaron a Palacio y Gallegos sacó en pijamas al Presidente Belaúnde, cuando el terrorismo y el contrabando acentuaba la vieja inmoralidad. Con tropas, sacó del país a la Internacional Petroleum Company o IPC, empresa petrolera norteamericana en Piura  La desigualdad y el centralismo en Lima, era igual o peor que la de hoy. Sin oportunidades, sierra y la selva eran olvido y misterio, hoy saqueo, deforestación y narcoterrorismo. Gobernó con una Junta Militar compuesta por las tres armas. Rusia armó al Perú hasta los dientes cual potencia hegemónica y Pinochet sabía que lo haría puré.

Y por las vilcas, en Tacna, y los aviones en la Joya, y Locumba con un cuartel imbatible,   tenía insomnes a los chilenos y en mira de los tanques y misiles. Las empresas estratégicas las tomó para el Estado. Hoy son de Chile. Quería irse hasta Santiago y almorzar en Palacio de la Moneda. Surgió, dicen, para evitarlo, su ministro de economía, Francisco Morales Bermúdez, que fue de la absoluta confianza de Juan sin miedo, hasta que le dio 7 años después, un golpe de Estado.

Afirman, fue decidido entre tragos, en Moquegua.. Velasco le habría prometido dejarle el mando visto como su heredero y no al General Hoyos Rubio, militar que habría querido derrocarlo tras la traición por no profundizar la revolución y entregar nuevamente al Perú al pasado. Rubio, al parecer, falleció en un accidente aéreo  donde murió con  toda la promoción militar velasquista. Velasco gobernó con varios partidos políticos salvo Acción Popular. Los comunistas lo combatieron con la CGTP y los trotskistas y otros ultraizquierdistas lo apoyaron. Su error fue no preparar previamente en ciencia y tecnología a los campesinos y antepuso el adoctrinamiento político.

Los campesinos y obreros se organizaron y decidieron. Su reforma agraria fracasó porque afectó grandes propiedades e intereses de grandes grupos y a la prensa. Pero también los campesinos cooperativistas y comuneros de pasado inca fallaron cuando recibieron la tierra no salieron a trabajarla .Imitaban a los dueños descansando en los batientes de sus casas.

Fue una revolución interrumpida, inconclusa, es decir, no terminada. Fue a causa de Morales Bermúdez y su golpe, llamado El Felón, por Jorge Basadre al traicionar al chino Velasco. Este negó la utilidad de los partidos  políticos, como es hoy. No hay revolución sin pueblo. Gobernó con pueblo  y Fuerza Armada en empresas azucareras y  comunidades campesinas, las fábricas y grandes empresas productivas, cooperativas, y comercializadoras donde se establecieron las comunidades laborales a compartir utilidades entre empresarios y trabajadores.

Esta revolución no fue capitalista ni comunista. Quiso ser pluralista, una llave exitosa para los tiempos de hoy. No lo dejaron. O sea establecer empresas autogestionarias, de propiedad estatal, de propiedad social y empresas privadas reformadas. Abanico para todos. Pensaba que no había empresas privadas  malas como estatales malas ni buenas. Que eso dependía de la honradez y capacidad de los peruanos.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |