Banner Tuvivienda
Martes 21 de mayo 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Martes 05 de junio 2012

La universidad intercultural

Por: Zenón Depaz Toledo.
La universidad intercultural
Foto: servindi.org

Asháninkas y colonos de la selva central vienen exigiendo en estos días, en Lima, el pronto funcionamiento de la Universidad Nacional Intercultural de la Amazonía Juan Santos Atahualpa (UNIA-JSA), también la destitución de los miembros de la Comisión Organizadora de esa universidad. Simpatizo con la idea de universidad intercultural (más aún, creo que todas deberían serlo en un país plural como el nuestro), pero percibo en este caso deformaciones de origen que atentan contra ese concepto.

La UNIA-JSA fue creada el año 2010 por el gobierno de Alan García, quien, además, demagógicamente, creó varias universidades públicas en diversas provincias del país, con el fácil recurso de desmantelar sedes universitarias ya existentes en esos lugares (en este caso las de la Universidad Nacional Daniel Alcides Carrión de Pasco y la Universidad Nacional del Centro del Perú), para tomar el presupuesto y la infraestructura con que funcionaban, y dárselo a la nueva universidad, dejando a las anteriores con problemas como tener que incorporar en su sede matriz a los docentes y trabajadores de la filial suprimida (pues la nueva universidad convoca a sus propios docentes y trabajadores), aunque su presupuesto haya sido disminuido. De ese modo el número de universidades en el Perú creció abruptamente, siendo ya más de ciento veinte. A modo de referencia, Francia posee más del triple de habitantes que el Perú y tiene 80 universidades; mientras España, que posee más del doble de habitantes que nosotros, tiene 78 universidades.

La UNIA-JSA, no es la primera universidad que se denomina intercultural. En Pucallpa hay una experiencia aleccionadora: existiendo allí la Universidad Nacional de Ucayali, se creó la Universidad Nacional Intercultural de la Amazonía que, lamentablemente, de intercultural solo tiene el nombre, pues reproduce la estructura institucional y orientación curricular de las demás universidades públicas del país, cargando con todos sus vicios, sin ninguna de las virtudes que unas pocas puedan tener.

Difícilmente podría ser de otra manera, pues, tal como lo establece también la Ley de Creación de la UNIA-JSA, sus fines, estructura y funciones las define la Ley Universitaria N° 23733, norma obsoleta en cuyo marco no tiene cabida el concepto de universidad intercultural. Desde el perfil exigido para integrar la Comisión Organizadora, hasta el que se pide para acceder a la condición de estudiante o de profesor, ese marco legal es incompatible con la idea de una universidad intercultural, pues no da cabida a saberes alternativos y menos aún a los sujetos portadores de esos saberes.

Así pues, también desde la perspectiva intercultural, queda puesta en evidencia la necesidad de reformar el conjunto de la universidad pública en nuestro país, dotándola de un nuevo marco legal. ¿Podrá hacerse cuando desde el gobierno se nos advierte que el Perú no está para experimentos? (Fuente: Bajo la Lupa)

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan