Banner Tuvivienda
Viernes 01 de julio 2022   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Lunes 11 de junio 2012

Choque de digitalizaciones

Por: Ramiro Escobar.
Choque de digitalizaciones
Foto: Referencial

Aunque ya hubo conatos previos (el affaire Wikileaks, por ejemplo), al parecer ahora la guerra digital ha comenzado en serio y con un episodio casi cinematográfico: el arresto en Nueva Zelanda de un grupo de presuntos facinerosos, liderados por Kim Schmitz, quien ha sido presentado como una suerte de rollizo Vito Corleone de la cibervía.

La mansión y los autos que rodean a “Kim Dotcom”, el megapromotor de Megaupload, le han dado al caso un aire policial, con el FBI metido de comando antivirus en el medio, y están haciendo perder de vista, creo, los complejos links que tiene el asunto. El primero de ellos es que el origen de este conflicto no se reduce al incumplimiento de la ley.

Estamos, y la evidencia late día y noche en la fibra óptica, en el fragor de un cambio cultural, social, tecnológico, económico y por supuesto mental (autores como Nicholas Carr llevan esto hasta lo neurológico). Por lógica –ya no analógica– consecuencia tenía que llegar a la política y a la posibilidad de regular o no este magno salto civilizatorio.

Se suele creer que los únicos malosos que apuestan por limitar las notables posibilidades de libertad de expresión que brinda Internet  son los ayatolás, los comandantes verbosos o los tiranos de toda laya. Pero un breve viaje, real o informático, demuestra que entre sus censores también están, o estuvieron, Nicolás Sarkozy, Sebastián Piñera o Bill Clinton.

Esto ofrece otro link: la ampliación real, desde lo virtual, del poder de opinar es un post incómodo para los Poderes de todo calibre, ya sea industriales, políticos, mediáticos, militares. No se contaba con la astucia de millones de internautas, bloggers, twitteros, facebookeros, hackers y crackers para demandar lo que se quiere olvidar, ocultar o negar.

Pero aquí surgen otras preguntas: ¿esa exigencia de la libertad total en Internet no puede vulnerar también el derecho a la privacidad?, ¿o esta guerra también será sin cuartel? Y a mi juicio lo más esencial: ¿qué pasa con los casi 5,000 millones de personas que no tienen acceso a la red y otras tantas que son pobres? ¿Qué derecho digital alguno tienen?

Como dice Manuel Castells, un sociólogo catalán que ha estudiado a fondo el fenómeno informático, “ninguna tecnología asegura la libertad”, porque también te puede capturar o someter (los frecuentes cargamontones en las redes sociales, a veces injustos, lo prueban). Y a mí, la verdad, aun cuando este pleito es fascinante y necesario, me importa más ahora  poner un post sobre la hambruna en Somalia que sobre las penurias de “Kim Dotcom”. (Fuente: Bajo la Lupa)

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan