Banner Tuvivienda
Jueves 29 de octubre 2020   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Viernes 29 de junio 2012

Conga, un polvorín de hallazgos

Por: Francesca Emanuele.
Conga, un polvorín de hallazgos
Foto: Referencial

Para quienes abogan por la continuidad del exponencial crecimiento macroeconómico del Perú, Conga va. Para la mayoría de urbanitas que residen en la capital del país, Conga va. Para los empresarios peruanos, Conga va. Para los extranjeros, también. Para casi la totalidad de los periodistas de los medios de comunicación nacionales, Conga va. Para quienes buscan resultados inmediatos basados en una cifra de muchos ceros, Conga va. Para los organismos estatales anclados en Lima, Conga va. Para los nuevos ministros, Conga va. Para nuestro presidente, Conga va y no retrocede.

Y va y no viene, y si se detiene, como efectivamente lo ha hecho, no es más que por una estrategia política de dilación. El stand-by en el que nos encontramos responde a una conocida treta de agotamiento de fuerzas de los objetores, los anticonga. El gobierno ha optado por la inteligente opción del "cambio de aires", para luego colarla arguyendo que ya se ha pasado por un periodo de reflexión y análisis y que, tras él, no hay más camino que aceptar los 4 800 millones de inversión, los supuestos 6 mil puestos de trabajo y la pérdida de 4 insignificantes lagunas.

Conga no es solo Conga, eso se sabe bien. Conga es una caja de sorpresas, una bola de cristal que nos revelará muchas cosas. Conga es la carta de presentación de Humala a los inversionistas extranjeros, la que marcará la pauta de primacía del cash frente al desarrollo sostenible y local. Conga nos jala hacia la derecha y nos hace testigos del engaño electoral.

Conga es un hito en la legislatura de Gana Perú, la definitiva radiografía otorgada para saber de la enfermedad gobernativa de nuestro principal representante estatal. Conga ilustra nuestro clima democrático, mostrándonos que de eso no hay, que eso no va. Conga nos reafirma en la tendencia centralista del Estado peruano, comentándonos que las demandas de la población del interior del país se quedan precisamente ahí, y no repercuten en las Políticas Públicas. Conga nos dirá que con Humala jamás se aprobará una ley del aborto, no hay más que leer entre líneas las declaraciones del presidente, quien afirmó que ante una criatura heredada como Conga, él no haría un aborto. Conga es un polvorín de hallazgos, y de los malos.

Para la mayoría de cajamarquinos, quienes albergarán el macroproyecto minero, Conga no va; para las 200 personas que iniciaron la marcha del agua, para organismos ecologistas internacionales y nacionales, para cualquier proyecto que se rija por un desarrollo sostenible y de respeto a los recursos naturales finitos, Conga no va. Para mí, Conga no va, y no debería ir, pero irá.

¿Cuál es la diferencia entre quienes quieren que Conga vaya y los que no? Pues que los primeros detentan el poder económico y se arrogan el poder político, y que los segundos somos solo ciudadanos incapaces de hacer vinculantes nuestras demandas, presas de un sistema institucional históricamente atrofiado.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |