Banner Tuvivienda
Jueves 23 de mayo 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Lunes 02 de julio 2012

El voto fácil

Por: Vianey Esquinca
El voto fácil
Foto: laprimeraplana.com.mx

¿Por quién votar? Por quien quiera, y eso incluye votar por el Chicharito.

Después de escuchar reiteradamente la campaña de promoción del voto del Instituto Federal Electoral, ya no habría mucho más que agregar sobre la importancia de ejercer el derecho al voto. Sin embargo, para aquellos que todavía no se convencen, hoy en la  Inmaculada  se ofrecen nuevos argumentos para no dejar de ir hoy a sufragar.

Votar es gratis, y gratis, hasta las puñaladas; no duele y es cada seis o tres años, así que no se corre el riesgo de que se haga rutina. Es la única toma de decisión que no pasa por asamblea familiar; no estará ninguna suegra detrás del elector señalándole que es un perdedor por haber votado por tal o cual candidato. Es muy poco probable que el papá le diga a su hija: “¿cómo crees que vas a ir vestida así a votar?, ¿quiénes son los otros votantes que estarán contigo en la casilla?”, o la mamá a su hijo: “pero te proteges a la hora de meter el voto a la urna, he oído que quedan muchas urnas embarazadas y no quiero que dejes tus estudios por una urna lagartona que quién sabe cuántos votos más recibió”.

Es un acto en el cual el marido no le regatea a la esposa tener tantas boletas electorales: “¿para qué quieres tantas, eh?, ¿qué vas hacer ahora con todas esas boletas? No era suficiente con una, debías de tenerlas todas, ¿verdad?”. Una vez que el elector entra a la mampara, entra a su zona de confort, a un oasis donde sólo están él y una boleta con los colorcitos de los partidos; la presión, las despensas, el tamal, todo quedó afuera. Así que si el votante no pudo ir a su clase de yoga, puede aprovechar la elección para relajarse.

Si todo esto no es suficiente, el elector puede ir por morbo, sólo para tener un cara-a-cara con el proceso que provocó que no le quisieran vender alcohol en ninguna tienda. A los primerizos habría que recomendarles que no lleguen a preguntar por el carrusel ni el ratón loco, no es la Feria de Chapultepec, esas son prácticas fraudulentas para cambiar el resultado de los votos.

Además, no deben llegar a preguntar: “¿dónde se reparten los tamales?” Esa también es una forma de comprar el voto y es ilegal. No se debe insistir en sacarse decenas de fotos dentro de la casilla para subirlas al facebook; respete el tiempo de los demás. El lápiz no es un recuerdito ni un  souvenir  de su primera vez, es un instrumento y es de uso común.

Habrá algunos que dirán que no es justo tenerse que mover hasta una casilla —máxime si fueron como los que no hicieron el cambio de domicilio y tienen que ir hasta Pedregal cuando viven en Satélite—. ¿Por qué se debe ir a las urnas? Porque no se ha desarrollado una App para smartphones, iPhones, tablets o iPads mediante los cuales se pueda emitir un voto vía internet. Ni el Instituto Federal Electoral ni los institutos estatales tuvieron tiempo de entrenar a las palomas mensajeras para llevar y recoger la boleta.

Todavía no hay ningún concurso de televisión mediante el cual se presente a los candidatos y el púbico pueda expulsarlos enviando un SMS o marcando a un 01800-candidato. No hay votos por catálogo ni programas de votante frecuente donde se registren las preferencias electorales del votante.

Aunque en algunos sitios todavía se da la práctica del servicio a domicilio que consisten en ir por el elector, llevarlo a la casilla y regresarlo, en general todavía no inventan la entrega en menos de 30 minutos del voto a domicilio.

¿Por quién votar? Por quien quiera, y eso incluye votar por el  Chicharito, en el entendido de que será declarado voto nulo y que no habrá una votación paralela para ver cuánta gente votó por el astro del fútbol. Hay algunas voces que están en contra del voto en blanco o que promueven el voto útil.

Eso depende de la persona y los encuentros cercanos del tercer tipo que haya tenido con los abanderados. Hay algunos candidatos, sobre todos los que buscaban una diputación, que no hicieron campaña, que no promovieron sus propuestas y que ni siquiera página de internet subieron para darlas a conocer. Son de ese tipo de candidatos rémora que se dejan llevar por la ventaja del candidato, o presidencial o a gobernador o a jefe de Gobierno del Distrito Federal. Votar es una forma de decir, protestar, expresar de alguna forma la voluntad del ciudadano y acudir a una casilla no provoca tirria.

Nota publicada en colorelectoral.excelsior.com.mx

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan