Banner Tuvivienda
Viernes 14 de junio 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Viernes 06 de julio 2012

Obama al fin

Por: Fernando Delgado
Obama al fin
Foto:washingtontimes.com

Los jóvenes que le gritaban a José Luis Rodríguez Zapatero en la noche de su primera victoria electoral, No nos falles, no es que fueran unos desconfiados que presintieran que su líder podría defraudarles, seguramente intuían que el poder hace prisioneros de sus propios laberintos a los gobernantes. Y me viene al recuerdo ese reclamo de los jóvenes españoles porque su grito, se pronuncie hoy o no con la vista puesta en Washington, es la petición a Barack Obama de una multitud de ciudadanos del mundo que han depositado su esperanza en el nuevo presidente de los Estados Unidos, seducidos por las voluntades de cambio con que los ha arrastrado, sí, pero sospechando de que el espíritu osado del contendiente a la Casa Blanca haya ido dando síntomas de repliegue.

Y es que aunque lo muy obvio sea que constituye un alivio que al frente de la primera potencia del mundo no continúe el más nefasto de sus presidentes, y el más ridículo también, los efectos de la política errada de Bush en todos los campos suponen un desastre de tal magnitud que su herencia dificulta notablemente el trabajo de Obama para salir de esta ruina. Todos somos conscientes de que el poder recibe desde sus cloacas los correctivos a la ilusión de los gobernantes, que tan peligrosa es para los solapados agentes de todas las corrupciones, pero en el caso de Obama, que se ha prometido osado para un cambio real en un mundo lleno de señales de ideas y actitudes periclitadas, más vale pensar que los indicios de retraimiento por su parte han sido más bien estrategias para abordar la catástrofe, según se iban revelando más datos de hasta qué punto lo es, que marcha atrás en el proyecto de entusiasmo que su sola presencia inspira. Los imbéciles consideran históricas muchas jornadas con enorme facilidad, pero la de hoy lo es, sin duda. Y no porque "el comenzar las cosas es tenerlas medio acabadas", de lo que estaba convencido Cervantes, y no creo que Obama, sino por otra razón en la que Obama y Cervantes estarían de acuerdo: "no hay camino que no se acabe, sino se le opone la pereza".

Y APARTE. La foto en la que Soraya Sáenz de Santamaría se muestra arrebatadamente seductora en un periódico no responde a otra cosa que al gusto de esta señora por dejarse retratar así y su derecho a hacerlo. La mayor parte de la sociedad española no se entretiene en juzgar estas cosas o al menos no las ve con severidad. El Partido Popular se entretuvo en tratar de convertir en escándalo unas fotos similares de las ministras de Zapatero e hizo el ridículo. Ahora, a Mariano Rajoy le han acercado un poco de su misma medicina y ha reconocido valientemente que se equivocaron. Pero lo que llamó más la atención de la foto de Sáenz de Santamaria no fue la foto misma, sino su aparición en grandes dimensiones en la primera página de un diario.

Pudo pensarse que se trataba de un simple arrebato de la banalidad al uso. Pero ahora, después de ver cómo al director del periódico le parece la foto una consecuencia de la pérdida de rumbo, no del Partido Popular, sino de su sector dirigente, que le es menos grato al director que la facción más dura del PP, comprende uno hasta qué punto la foto fue una trampa para que los demás caigamos en la tentación de entrar en el juego sucio de los intereses que se encierran en las diarias consignas de ese rotativo. Recomiendo a los profesores de deontología periodística este caso para su exposición en clase.

Nota publicada en diariodemallorca.es

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan