Banner Tuvivienda
Viernes 19 de julio 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Viernes 06 de julio 2012

Educación para la transformación humana

Por: Sathya Sai Baba.
Educación para la transformación humana
Foto: Referencial

“Pueden ser altamente educados, pero sin cultura, ¿cómo esperan ser respetados? Pueden ser muy inteligentes, pero sin moralidad, ¿cómo pueden obtener mérito en la sociedad? Pueden estar ocupando posiciones de autoridad, pero si sobrepasan sus  límites, ¿cómo podrá respetarlos la gente? Sin caridad y rectitud y sin seguir la senda de la verdad, ¿cómo esperan que la gente les honre?...” (Verso Telegú)

“¡Encarnaciones de Amor!"

Si indagan e investigan profundamente, descubrirán que el nivel del agua en la tierra se está volviendo más profundo día a día. Si observan el escenario político actual, no hallarán nada de moralidad e integridad. Los maestros de la actualidad no parecen poseer el tesoro inestimable del conocimiento. Los valores humanos se han extinguido totalmente en los seres humanos. Los antiguos maestros eran elogiados como reyes del sacrificio, la espiritualidad y la renuncia,  ¡pero qué pena! Los maestros modernos se han vuelto hombres de placeres y deseos.” “El hombre ha podido llevar a cabo tareas extraordinarias, pero aún no ha experimentado la bienaventuranza del Alma. El propósito del nacimiento humano es experimentar esta bienaventuranza… Pero hoy el hombre es incapaz de comprender la verdad de que ha nacido para realizar a Dios.

¡Encarnaciones de Amor!

Cuando reconozcan el valor de la vida humana, serán capaces de comprender los valores humanos. Los valores humanos nacen junto con el hombre, ni antes ni después. El hombre tiene que preguntarse: “¿Cuál es el propósito de la vida?” Cuando el hombre encuentre la respuesta a esta pregunta, podrá comprender todo lo demás en este mundo. El hombre está dotado de inteligencia y conocimiento, pero va en busca de la ignorancia que está lejos de él. En consecuencia, hay una necesidad de propagar los valores humanos en la actualidad.

El hombre se está dejando llevar por las influencias mundanas, olvida su naturaleza innata  de la VERDAD, RECTITUD, PAZ y AMOR, como cualidades. La verdadera naturaleza del hombre es alcanzar los cuatro objetivos de la vida, es decir, rectitud, riqueza, deseo y liberación. Hoy el hombre no tiene el deseo de recibir enseñanzas espirituales. No hay sentimientos divinos en su mente. En tal situación, ¿cómo puede no verse afectado por las influencias mundanas. Debe transformar las influencias mundanas  en  sentimientos puros. La verdad, la rectitud, la paz y el amor constituyen estos sentimientos. ¿Qué necesidad hay de buscarlos cuando son sus cualidades naturales innatas? Como ha olvidado sus cualidades naturales, se halla bajo la influencias mundanas, anhelando nombre, fama, riqueza y comodidades; está interesado en la riqueza, no en las cualidades buenas. ¿Es éste el propósito de la vida? Sin duda, el dinero es necesario; pero de los cuatro objetivos de la vida, el dinero viene sólo después de la rectitud. Esto significa que el dinero debe ser ganado de un modo recto. Sin embargo, hoy el hombre recurre a métodos incorrectos para amasar riquezas”.

"¡Encarnaciones de Amor!"

Satúrense de los valores humanos antes de enseñar a los demás. Lo que necesitan no es hacer rituales. En primer lugar deben comprender la verdad de que la bienaventuranza inmutable y eterna se halla adentro. Se la describe como sin atributos, más allá de la ilusión, antigua, la morada final, eterna, pura, inmaculada, inmortal y libre de ataduras.” “Quien no posee cualidades nobles no puede comprenderlas. Cada individuo, cada ser vivo, cada objeto de esta creación es una manifestación de la Divinidad. Los cinco elementos son las formas de lo Divino. Para comprender esta verdad, ustedes deben emprender el camino espiritual”.

Hablen menos y trabajen más.

“Hoy los estudiantes están adquiriendo diversos títulos. Se están convirtiendo en médicos e ingenieros, pero no hacen el trabajo que se espera de ellos. ¿De qué sirve su educación? ¿Acaso se los puede considerar educados?” “Uno debe practicar lo que dice. Ustedes pueden ser maestros, pero deben ser buenos estudiantes en primer lugar. Si un estudiante adopta un mal comportamiento, se arruina a sí mismo, pero si un maestro adopta un mal comportamiento estará arruinando la conducta de muchos estudiantes. Por lo tanto, los maestros deben ser muy cuidadosos. No es suficiente si meramente asisten aquí y permanecen en silencio. Deben ir afuera y propagar todo lo que han visto y experimentado aquí. Deben ser héroes en la práctica, no meramente al pronunciar discursos. Compartan la bienaventuranza que han experimentado aquí durante los últimos tres días. Hablen menos y trabajen más.” “La bienaventuranza no puede obtenerse de afuera, viene de adentro. Lo bueno y lo malo que ven en otros no es otra cosa que el reflejo de sus propios sentimientos internos. Cuando comprendan esta verdad, jamás hablarán mal de nadie. Todo lo que experimentan en este mundo no es más que el reflejo, la reacción y la resonancia de sus propios sentimientos, así que deben ser buenos con todos y llevarlos con ustedes en el espíritu de amor. Cuiden de no olvidar su naturaleza innata, que es el objetivo de la vida”.

“¿Cómo pueden obtener la gracia de Dios? He aquí un ejemplo. Ustedes trabajaron duro, ganaron dinero y lo depositaron en un banco por seguridad. No hay duda de que el dinero les pertenece, pero el Gerente del Banco no se los dará simplemente porque ustedes lo pidan. Hay ciertas reglas y regulaciones para extraer dinero del Banco. Pueden extraer el dinero sólo cuando firman el cheque y se lo entregan al Gerente del Banco. Del mismo modo, ustedes han depositado el ‘dinero’ de los actos meritorios con Dios, el Divino Gerente de Banco. Agréguenle la firma del amor al cheque del sacrificio y entréguenselo a Él. Sólo entonces Él les conferirá la riqueza de Su gracia.

La mente del hombre se ha contaminado debido a la educación moderna. Si la mente está contaminada, ¿cómo puede el hombre avanzar en la vida? Puede ser una persona altamente educada y ocupar posiciones de autoridad con nombre y fama. Pero todos sus logros resultarán inútiles si no conoce lo que se supone que debe conocer. ¿Qué se supone que debe conocer? El principio del Alma universal. Para llevar una vida bienaventurada en este mundo, es suficiente que sepan que son la encarnación del Alma universal, y que todos los demás también lo son. Ustedes están sufriendo aflicciones porque no son capaces de comprender esta Verdad sutil. Mañana les hablaré detalladamente sobre la Verdad de la vida humana, el objetivo de la vida humana y la senda hacia la bienaventuranza”.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan